¿Puede la guerra salvar al mundo?

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de Banki.ru All-RSS.com): “La crisis económica no ha terminado aún, por el contrario, se profundiza. Como las recetas tradicionales para luchar contra la crisis no funcionan, el economista americano Paul Farell ofrece una manera no convencional para salir de la recesión. Él cree que lo que puede salvar al mundo de la crisis, es una nueva gran guerra. Afortunadamente esta propuesta tiene muchos oponentes entre los economistas”.

“Sin embargo, esta teoría tiene muchos opositores”.

“Trazar paralelos entre la gran depresión y la actual crisis está muy de moda. Sin embargo, aquellos que lo hacen, olvidan que algunos de los países no están en recesión, y algunos, por el contrario, están prácticamente arruinados”, recalca Evgeny Nadorshin, economista en jefe de AFK Sistema”.

“En su opinión, el conflicto militar no será capaz de sacar al mundo del estado de declive económico”.

“Las pequeñas guerras como las de Irak y Afganistán no tienen mucho efecto en la economía. Una guerra a gran escala nos llevará a tan terribles consecuencias, que la economía mundial en su totalidad de todas maneras no crecerá”, dice Nadorshin”.

“El efecto de la guerra es que crea una gran demanda de producción”.

“Ahora en el mundo no hay demanda, ya que los gobiernos de muchos países no tienen posibilidades de crearla. Los estados desarrollados llegaron a la crisis del 2008 con enormes deudas acumuladas, explica Nadorshin”.

“Sin embargo, se puede crear una demanda por métodos pacíficos. Como ejemplo de estos métodos el experto cita las tecnologías ecológicas”.

“El efecto económico en la introducción de esas tecnologías será tal, que ninguna guerra podrá comparársele, dice Nadorshin”.

“Una confirmación indirecta de sus palabras es el hecho de que simultáneamente con el crecimiento del PBI, la campaña Iraní causó que se triplicara la deuda nacional de los EE.UU.”.

Mi comentario: La guerra global, nuclear, es posible si la humanidad no tiene suficiente sufrimiento “pacífico” como para entender la necesidad de una reestructuración radical a través de la “Educación y Formación Integral“. La sensación de sufrimiento de nuestro egoísmo mortal debe ser tal, que realmente queramos escapar de él completa y permanentemente. No es difícil imaginar cuán insoportable tendrá que ser este sufrimiento para que todos deseemos huir de su fuente de origen: del egoísmo.

Pero esta decisión puede alcanzarse a través de un “lavado de cerebro”, es decir, estudiando la inevitabilidad del cambio de nuestra naturaleza egoísta, el daño que causa el egoísmo, la creación de una opinión pública poderosa, y demás. En este caso la transición es suave, rápida y fácil, sin destrucción y desastres. Pero ¿tenemos el suficiente sentido común como para probar la educación integral?

(106737)
Material Relacionado:

¿Será necesaria una guerra mundial para acabar con la crisis?
La crisis puede provocar la guerra
Las posibilidades de nuestro desarrollo: guerra o una transición pacífica

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta