Siguiendo el sabio consejo de Jetró

Dr. Michael LaitmanLa preparación para el trabajo espiritual en general, se compone de varias etapas que son descritas como las fábulas. El trabajo espiritual en grupos de diez, se describe en la Torá en la sección acerca de Jetró. Jetró era el sumo sacerdote de Madián, y suegro de Moisés, el padre de su esposa Séfora. Moisés vivió en casa de Jetró cuando escapó de Faraón, y en realidad es de acuerdo a sus instrucciones que se formó la estructura de la nación de Israel.

Es una maravilla ver el por qué un sacerdote de Madián, uno de los sabios de las naciones del mundo, trajo este conocimiento a la nación de Israel y supo cómo formar cada uno de sus campos para que ellos pudieran comprender mejor las leyes y comportarse correctamente de acuerdo a los designios del Señor. ¿Qué significan estos conceptos sutiles que tienen que ver con las correcciones internas de la nación, los cuales tienen que ver con un sacerdote de Madián que les dice cómo organizar la nación?

¡Jetró aconseja a Moisés después de que él ya ha recibido la Torá! Esto puede parecer muy extraño, pero el método para organizar a la nación proviene de la sabiduría de las naciones del mundo, como está escrito: “Si una persona te dice que hay sabiduría entre las naciones del mundo, créele”. Además, Jetró no es un extraño. Él realmente conecta el deseo de recibir a la Torá, al deseo de otorgar.

Nosotros avanzamos siguiendo los pasos que dicta la Torá, y ésta determina la forma en que debemos dividirnos en grupos de diez, y luego en grupos de cientos, miles, y así  avanzamos en nuestro trabajo espiritual. Esta es una división natural de acuerdo a la nación que debe existir en un grupo. Una simple corona salió de Babilonia, y Abraham, Isaac y Jacob comenzaron a organizarla en una nación.

Ellos no vagan de un lugar a otro en sus viajes. El grupo salió del ego en general, de Babilonia. Esta se desprendió de los babilonios y se estableció en un lugar rodeado de Babilonia por todos los lados. En este lugar, ellos atravesaron todas las etapas llamadas Abraham, Isaac y Jacob. Entonces, alcanzaron la etapa en la que comenzaron a sentir que el ego está separándolos, el exilio, la distancia, a pesar de su fuerte deseo de conectarse, como lo aprendieron de sus antepasados. Después que este grupo recibió el método de conexión de sus antepasados, ellos ya conocieron las fases de ascenso para la revelación del Creador. Ellos entendieron que todo se revela sólo en la conexión entre ellos, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, desde donde se llega al amor del Creador.

Sin embargo, cuando comenzaron realmente a trabajar en la conexión entre ellos, siguiendo el consejo de los tres niveles superiores de Abraham, Isaac y Jacob, empezaron a sentir cuán difícil que es cumplir con esto. Ellos entendieron lo agotador que es este trabajo y lo impotentes que los deja. Atraviesan 400 años de exilio y pierden totalmente la esperanza.

Tratamos de llenarnos a nosotros mismos por medio de diferentes acciones externas sólo para encontrar nuevas fuerzas. Sin embargo, todas estas innovaciones son siempre externas, incluso si aprendemos otra cosa nueva y organizamos otra convención. Todo esto está bien y es correcto, pero no nos conduce a un avance significativo. Todavía estamos construyendo “Pitón y Ramsés”, es decir que ¡hacemos esfuerzos para descubrir que no hay esperanza!

Entonces, comienza un tipo de trabajo más intensivo, eficiente y enfocado en los grupos de diez, y vemos que si queremos ser incorporados en el trabajo espiritual, primero debemos separarnos en grupos de diez.

Hay una etapa en la que debemos dividirnos. El trabajo en grupos de diez ya avanza de acuerdo a las normas que se derivan de los consejos de los cabalistas y especialmente de Rabash, quien formuló los principios de trabajo en un grupo basado en el método de Baal HaSulam. Nosotros tenemos todo lo necesario para este trabajo, pero debemos aprender la estructura especial del grupo de diez, cómo construirlo y cómo cumplir con el método de conexión que es el método para la revelación del Creador.

(108201 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de Mayo del 2013, Charla acerca de la decenas)
Material Relacionado:

El método para evocar el amor
La “escuela” de jetró
El consejo de jetró

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta