entradas en '' categoría

Un punto oculto en las nubes de los deseos humanos

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Éxodo, Jetró, 19:20-19:24: Y descendió el Señor sobre el Monte Sinaí, a la cumbre de la montaña; y el Señor llamó a Moisés a la cumbre del monte; y Moisés subió.

Y el Señor le dijo a Moisés: “Baja y adviértele al pueblo, para que no se abran paso para contemplar al Señor, y muchos de ellos perezcan. También los sacerdotes que se acerquen al Señor, que se santifiquen, para que el Señor no haga estragos en ellos “Y Moisés le dijo al Señor: “El pueblo no subirá al Monte Sinaí; pues tú ya nos advertiste  diciendo: Establece límites para el monte, y santifícalo “Y el Señor le dijo: “¡Anda, desciende¡ y subirán tú, y Aarón contigo, pero que los sacerdotes y el pueblo no traspasen los límites para ascender hacia el Señor, para que Él no cause estragos contra ellos”.

Las palabras del Creador que prohíben que personas se acerquen a Él, significan que todas las acciones y todos los deseos egoístas no deben entrar en contacto con Él, puesto que nosotros todavía no podemos trabajar en aras del otorgamiento. Moisés dice que el pueblo ya ha oído hablar de este mandamiento. En otras palabras, nosotros pensamos que a pesar de que hemos recibido suficientes avisos, aún no podemos usar nuestros deseos egoístas, dado que a pesar del hecho de que no son controlados por el evidente poder del Faraón, todavía no han sido corregidos. Estos aún son deseos egoístas terrenales, comunes, que se oponen al “punto en el corazón” que está separado de ellos.

Moisés es un punto en nosotros que está conectado con el Creador y que posee Su naturaleza. Sin embargo, está mezcla en gran medida con otros deseos y es por eso que es invisible. Aún no brilla; más bien nos preocupa al detonar pensamientos borrosos acerca del significado de la vida.

Otros pensamientos y deseos nuestros continúan entrelazándose con este mundo y este reino material. Así, aunque nos parece que no queremos esta inútil existencia nuestra, una vez que comenzamos a implementar nuestros deseos materiales, éste “rueda” inmediatamente hacia atrás. Los deseos que están orientados hacia este mundo se despiertan en nosotros y nos olvidamos de las “cosas sublimes”.

Por lo tanto, nosotros tenemos que dividir estrictamente el punto en el corazón (la propiedad de Moisés y Aarón) del resto de nuestros deseos egoístas. Si no fuera por el punto llamado “Moisés” (deseos que descienden desde un nivel superior, desde el atributo de otorgamiento), simplemente seríamos como animales.

Este punto nos viene de un plano totalmente diferente y personifica la cualidad del Creador en nosotros. Debido a ello cometemos muchos errores. Nos parece que ya nos hemos vuelto justos y que hemos subido a la cima. De hecho, tan pronto como empezamos a hacer algo terrenal, nuestros pensamientos “vuelan” inmediatamente en la dirección opuesta y experimentamos caídas profundas. Esto sucede debido al punto en el corazón. Sin embargo, no debemos avergonzarnos, indignarnos o sorprendernos, puesto que se trata solo de la naturaleza humana. Tenemos que considerar esto como un mecanismo que actúa de manera impredecible, sin ninguna idea de lo que sucederá en el momento siguiente.

Este estado de cosas se prolonga hasta que alcancemos la corrección final antes de que ocurra la caída inescrutable máxima. Las cosas que vivimos hasta hoy son sólo fluctuaciones muy insignificantes, hacia atrás y hacia adelante, más (+) y menos (-). Maravillosos descubrimientos nos esperan más adelante.

(109454)
Del Kab.TV “los misterios del Libro Eterno” del 2/25/13

 

Convención en Krasnoyarsk día dos – 06.15.13

Convención en Krasnoyarsk, “No existe nadie más aparte de Él”, día dos, Lección 3

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Convención en Krasnoyarsk, “No existe nadie más aparte de Él”, día dos, Taller 3

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Convención en Krasnoyarsk, “Una nueva vida”, día dos, Lección 4

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

La crisis ha borrado una década de crecimiento en el mercado laboral

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de Euronews): “La Organización Internacional del Trabajo ha pintado un panorama sombrío del futuro laboral en Europa en su Informe Mundial de Trabajo anual”.

“Éste advirtió que las economías avanzadas van a sufrir una década perdida en el crecimiento del empleo y el potencial malestar social en los países de la Unión Europea es mayor que en cualquier otro lugar”.

“Lo que sucede depende de lo que los gobiernos hacen, según el autor del informe Raymond Torres: “Por supuesto, si no se hace nada, se corre el riesgo de una recesión prolongada en el mercado laboral en Europa, con una gran cantidad de personas desplazadas hacia el desempleo a largo plazo o incluso al abandono del mercado de trabajo, lo cual significa que ya no participan”.

“El organismo de Naciones Unidas considera que la tasa de ocupación real puede no recuperarse hasta el año 2018 en la UE y otros países desarrollados, teniendo en cuenta el crecimiento de la población en edad de trabajar. “

Mi comentario: “¡Líderes” todavía se consideran competentes para hablar acerca del futuro, a pesar de que no pueden hacer nada, ni siquiera entender el presente! Todo será mucho peor, y será imposible corregir algo, un desempleado no debe ser considerado “discapacitado”, sino alguien que necesita aprender acerca de un nuevo mundo.

¡La renuencia a reconocer que es necesario cambiar al ser humano mediante la educación integral, llevará al mundo a una explosión! Las tendencias de la “primavera árabe” ya son visibles en muchos países del mundo. La confrontación con estados y naciones dará lugar a una explosión global.

(109792)

Material relacionado:
¿Quién está destruyendo la economía global?
Como colapsara la economía mundial en el siglo 21
¿Dónde está la solución al problema del desempleo?

Si no saben cómo, no lo toquen

thumbs_laitman_527_01Baal HaSulam, “Paz en el mundo”: Por lo tanto, nosotros tenemos que entender y ser muy cuidadosos al emitir un fallo con respecto a cualquier tema de la creación, diciendo que es redundante y superfluo, dado que sería una calumnia acerca de su Operador.

La humanidad está empezando a darse cuenta después haber sufrido a causa de las teorías “inteligentes” que era necesaria la erradicación de los “extra” en aras del bienestar de todos. Una vez, había una opinión de que nuestro cuerpo tiene partes “innecesarias”. Hasta ahora, nosotros hemos practicado regulación social por medio de criterios artificiales, inventados. En educación, cultura, economía, política, comercio, en todas las áreas, recurrir a medidas no naturales y a formas de gobierno. La consecuencia de esto son las distorsiones que elevan el nivel de nuestro sufrimiento hasta alcanzar la crisis mundial.

De hecho, de la naturaleza debemos aprender el correcto desarrollo. Es perfecto inicialmente y nosotros son su consecuencia. Nuestros pensamientos y sensaciones también surgen de lo que nos ha dado. Así que sólo tenemos que imitarla, tomar su ejemplo.

De hecho, muchas de las últimas tecnologías están basadas en el conocimiento de los sistemas naturales y mecanismos en el intento de reproducirlos artificialmente.

Nosotros debemos hacer lo mismo en la sociedad, en nuestras relaciones sociales, económicas, comerciales y demás. Si hubiéramos copiado en nosotros mismos la naturaleza, nos habríamos tenido que librarnos de todos los problemas.

Es de conocimiento común que el Creador no se completó la creación cuando Él la creó. Y podemos ver en todos los rincones de la realidad, en lo general y en lo particular, que estos son regidos por las leyes del desarrollo gradual, desde ausencia hasta la finalización del crecimiento. Por esta razón, cuando la fruta tiene un sabor amargo al principio de su desarrollo, no se considera que haya un defecto en la fruta, dado que todos sabemos la razón: el fruto aún no ha completado su desarrollo.

Y así es en cada elemento de la realidad: Cuando algún elemento nos parece malo y perjudicial, se trata solo de un testimonio propio con respecto a ese elemento, el cual se encuentra todavía en la fase de transición, en el proceso de su desarrollo. Por lo tanto, no podemos decidir que sea malo ni es prudente que nos emitamos un juicio acerca de él.

Podemos decir que el mundo está evolucionando y nosotros estamos descubriendo cosas más complejas en él o podemos decir que nosotros mismos estamos desarrollándonos y es por eso que vemos el mundo de manera más avanzada y compleja.

Si estamos hablando del mundo exterior o de nuestro mundo interior, no tiene importancia. La conclusión final puede ser simple: “No toquen la Naturaleza. No la revuelvan con sus “sucias” manos y estúpida su mente que es capaz de ver solo lo que está a un milímetro de su nariz. Es mejor que se cuiden. Ustedes tienen el mundo. Así que traten de vivir en paz con él, y si no, éste no será bueno para ustedes”.

Con nuestra mente corrupta, nuestras “sucias”, es decir, egoístas manos, nosotros interferimos en los asuntos de la Tierra, la riqueza y los recursos, los cuales son limitados. Estos nos han sido dados sólo para avanzar de manera equilibrada de acuerdo a la naturaleza, no negativamente contra este sistema universal que lo abarca todo.

Si nos nosotros realizamos nuestra actitud negativa, la naturaleza empieza inmediatamente a defenderse de forma automática y encontramos las consecuencias de nuestro creciente error como respuesta. Esto causa gran sufrimiento, crisis y amenaza nuestra existencia: el peligro de aniquilación.

Todo esto debido a que no entendemos: La naturaleza es perfecta, y nosotros sólo tenemos que aprender a unirnos a este sistema de forma plena y equilibrada.

Pregunta: ¿Esto significa que tenemos que adoptar el vegetarianismo, el naturalismo, el ecologismo, y otros métodos de este tipo?

Respuesta: Si estos hubieran surgido de profundos estudios minuciosos de la naturaleza, yo estaría de acuerdo con ellos, sin siquiera familiarizarme con ellos por completo. El punto está enteramente en el enfoque exploratorio racional.

El principio es simple: Al ser humano no se le prohíbe hacer algo que no perturbe el equilibrio natural. Por supuesto, podemos comer carne y pescado, cortar árboles, plantar, y disfrutar de la vida. Sin embargo, siempre debemos saber dónde está el límite a partir del cual hay acciones dirigidas en contra del equilibrio, y cuan adecuadamente encajamos en el sistema de la naturaleza.

¿Cómo puedo yo comprobar esto? Sólo a través de mi egoísmo. Cuando lo uso, allí, comienza el daño. Después de todo, la naturaleza es un sistema analógico, que es totalmente altruista y está basado en otorgamiento mutuo. Todas sus partes, de forma similar a los órganos de nuestro cuerpo, sólo se preocupan por el bienestar de la totalidad. De esta manera debemos ver la naturaleza con el fin de revisarnos a nosotros mismos. ¿Actuamos de manera similar? ¿Buscamos la perfección o no?

Esto es lo que significa actuar artificialmente, pero, de manera natural, estar en constante amor y otorgamiento, que es la ley de la naturaleza en vez del egoísmo que tiende al provecho propio. Así, a nivel nuestro, podemos llevar a cabo la ley de la naturaleza, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, la ley por la cual vive cada una de las partes.

Un depredador, al devorar la presa, no lo hace para disfrutar de los sufrimientos de los demás. Él solo caza para obtener comida y nada más. Cuanto más profundamente entendamos la naturaleza, más nos convencemos de esto.

En consecuencia, tenemos que entender qué y cuánto debemos recibir de la naturaleza. No hay ningún problema si la usamos sólo para vivir en equilibrio, es decir, si todas nuestras acciones son para el bien de los demás, en beneficio de la naturaleza inanimada, vegetativa y animada.

¿Cómo se consigue esto? En primer lugar, tenemos que corregir nuestra propia naturaleza. Después de todo, lo que los niveles más bajos hacen por instinto, nosotros debemos realizarlo en la forma llamada “por encima de la razón”, por encima del egoísmo, y para ello nosotros estudiamos el método de educación integral.

Pregunta: En la naturaleza, el fuerte se come al débil, y esto no perturba la armonía. Sin embargo, provoca un efecto devastador entre las personas.

Respuesta: El egoísmo no corregido actúa en nosotros. Sin embargo, de hecho, esta ley debe llevarse a cabo de manera diferente entre las personas, la fuerte le ayuda al débil en la corrección. El lobo que se come a la oveja trae corrección, por ejemplo, al ayudarle a la población a deshacerse de los animales débiles. Por lo tanto, nosotros tenemos que ayudarnos unos a otros de acuerdo al mismo principio de armonía y equilibrio, sólo que no comiéndonoslo, sino equilibrando el amor hacia todos en el nivel humano, el compromiso por el bien de los demás.

Pregunta: ¿Cómo podemos medir nuestra fuerza o debilidad en este contexto?

Respuesta: A través del servicio a los demás. O les sirvo a ellos o los uso.

(109666 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/9/13, Escritos de Baal HaSulam)

“No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano”

Dr. Michael LaitmanLa Biblia, Éxodo, 20, 7: No tomarás el nombre del SEÑOR tu Dios en vano: porque el SEÑOR no dará por inocente al que tomare su nombre en vano.

“No tomarás el nombre del SEÑOR tu Dios en vano…” es una acción realizada por la persona. “Porque el SEÑOR no dará por inocente al que tomare su nombre en vano”, es la respuesta de la fuerza superior a la acción de la persona.

“No tomarás el nombre del SEÑOR tu Dios en vano…” significa que ustedes no pueden atraer la fuerza del Creador para realizar ciertas acciones egoístas, dado que el Creador es la fuerza absoluta de otorgamiento, el atributo de otorgamiento. No pueden pedirla, exigirla, o utilizarla para fines egoístas de ninguna manera. Esto no llevará a nada, puesto que tales acciones los alejan del Creador, y este es el castigo.

¡Si el Creador es el absoluto perfecto, es imposible influir en Él de manera alguna! Pueden usarlo a Él solo con el fin de corregirse o de alejarse ustedes mismo de la corrección. Con esto en realidad están relacionados todos los mandamientos. Los primeros Diez Mandamientos son los principales, dado que la persona está hecha de diez atributos principales.

El primer atributo, “no existe nadie además de Él”, pertenece a la Sefira de Keter (cabeza), que aparentemente es ideológica y está separada de todo lo demás. Ustedes no lo ven, lo oyen, lo conocen o lo siente a Él. ¡No pueden utilizarlo a Él de ninguna manera!

El segundo atributo es no atraerlo a Él con propósitos egoístas, y éste pertenece al atributo de Jojma. Aquí hay una especie de delegación de autoridad, una especie de revelación del Creador que la persona puede utilizar. Pero tengan cuidado, puesto que si utilizan esta Luz sin la preparación adecuada, pueden recibirla dentro de ustedes y esto puede llevar a una ruptura. ¡Esto los alejará del Creador! La Luz de Jojma los arrojará hacia atrás.

Sin embargo, si utilizan la Luz de Jojma correctamente, es decir para la corrección de sus deseos y no lo hacen en vano, ésta lo aclarará y analizará todo correctamente: Ustedes sabrán quienes son y serán capaces de continuar trabajando correctamente.

Así que ustedes deben prestarle atención a la dirección en que están operando. El Creador no perdona nuestros errores, y una acción equivocada conduce a un resultado no deseado.

(109716)
Del Kab.TV “los secretos del Libro Eterno” de 2/25/13

Material relacionado:
El atributo de otorgamiento es como un imán que sostiene nuestro ego
Keter-Jojma-Bina-ZA-Maljut
Una situación especial

“Acuérdate del día de Sabbath”

Dr. Michael LaitmanLa Biblia, Éxodo, 20, 8-11: Acuérdate del día de Sabbath, santifícalo, porque el séptimo día es Sabbath para Señor tu Dios: en él no harás ningún trabajo; ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas: Porque en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto el Señor bendijo el día Sabbath y lo santificó.

La persona que quiere avanzar hacia la espiritualidad debe cumplir esta condición, puesto que la Torá no habla de días corporales sino espirituales. El punto es que nosotros mismos tenemos que corregirnos con el fin de asemejarnos más a la forma espiritual especial llamada Zeir Anpin. Ésta se compone de seis partes, y a su réplica la llamamos los seis días de la semana.

No se trata de trabajar en una fábrica o en una oficina; esto no se considera trabajo. Pronto no trabajaremos físicamente en absoluto y nuestro trabajo será en realidad el alcance de los niveles espirituales.

Esto significa que el primer día de trabajo yo me pareceré a la primera Sefira, Jesed. En el segundo día me pareceré a la segunda Sefira, y así sucesivamente. Estos no son días corporales, ni las 24 horas del día, tampoco la rotación de la Tierra alrededor de su eje.

Al trabajar sobre mí, corrijo mi deseo general: lo clasifico de acuerdo a las siete partes y lo corrijo en consecuencia, para que tome la forma de Jesed, Guevura, Tifferet, Netzaj, Hod y Yesod. Yo no corrijo la séptima parte de mi deseo.

Todos mis deseos que se corrigen durante los seis días se acumulan y me llenan en el séptimo nivel llamado Maljut. Este nivel no pertenece a mis seis días de trabajo de corrección, es una especie de regalo de lo Alto, una adición a los seis días.

Debemos decir que la división en siete días no existe en nuestro mundo en absoluto, desde el punto de vista astrológico. Existen los meses, el año, la rotación de la Luna, la rotación de la Tierra, la rotación del Sol, pero no existe tal cosa como una semana. Una rotación completa de la Tierra alrededor de su eje es un “día”. Un “mes” es la rotación de la Luna alrededor de la Tierra, y un “año” es la rotación de la Tierra alrededor del Sol, etc.

Además, existen festividades llamadas “nuevo mes”, ” año nuevo”, y así sucesivamente. La festividad del nuevo mes, es decir, el inicio del mes, es clara, dado que hay Luna nueva, cuando la Tierra ya no la oculta por completo, sino que esta se revela gradualmente. La Luna parece crecer poco a poco y es un signo astronómico. Ustedes miran hacia el cielo, la ven, y pueden medirlo todo de acuerdo a ella. Si viven en Jerusalén, miden en relación a Jerusalén, etc., dependiendo de la longitud de ustedes.

Pero la semana es sólo un concepto espiritual. Nadie acostumbraba cumplirlo, nadie lo celebraba. Este en realidad se originó en el grupo de Abraham, cuyos miembros comenzaron a dirigirse a sí mismos de esa manera hacia las fuerzas espirituales.

Este no le pertenece sólo a Jerusalén. Se celebra en cualquier longitud donde ustedes se encuentren. Si yo celebro Sabbath en Jerusalén ahora, mi amigo en México no lo celebra, y para él sigue siendo un día de trabajo. Eso es, este signo no existe en nuestro mundo.

¿Qué indica esto? Si la persona realiza un trabajo espiritual y corrige las seis partes dentro de ella, las seis Sefirot de su alma, Jesed, Guevura, Tifferet, Netzaj, Hod y Yesod, alcanza un estado en el que todos se conectan, puesto que Yesod es la parte que conecta. Todo esto entra en el séptimo día de la semana, Maljut.

Este estado espiritual no tiene nada que ver con los días de la semana del calendario. Puede durar un minuto o diez minutos, esto no hace ninguna diferencia porque el tiempo no importa. En ese día, es decir en ese estado espiritual, la persona no tiene que hacer nada, dado que tiene que recibir el resultado de la así llamada semana de trabajo, de las seis etapas de corrección, dentro de ella. Como resultado de este trabajo en el que se alternan las seis partes de la corrección con la séptima parte y su conexión, la persona alcanza el final de la corrección, cuando toda su alma está totalmente corregida.

(109708)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 2/25/13

Material relacionado:
El día de la fusión con el Creador
El Sabbath eterno
El calendario espiritual

¿A quién corregimos?

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam “Paz en el mundo”: Todo se evalúa no por su aparición en un momento dado, sino de acuerdo a su grado de desarrollo. Todo lo que existe en la realidad, el bien y el mal, e incluso lo más dañino del mundo, tiene derecho a existir y no debe ser erradicado del mundo, ni destruido. Sólo debemos componerlo y reformarlo porque cualquier observación del trabajo de la creación es suficiente para enseñarnos acerca de la grandeza y la perfección de su operador y Creador.

De aquí pueden sacarse conclusiones claras y de largo alcance. Todo lo que sucede en el mundo en cada momento proviene de la fuente única, del Creador. Yo corrijo sólo mi propia percepción, mi propia visión. Además, la corrijo solo en una sola dirección: lograr plenamente el otorgamiento. Así descubro el mundo, el cual está menos distorsionado por mi naturaleza, que es más completo; yo veo que esta es su forma verdadera, inmutable.

Pregunta: Si nosotros corregimos sólo nuestra percepción del mundo, ¿por qué tenemos que hacer difusión entre las personas?

Respuesta: Yo quiero acercarlos más a la meta a través de la difusión. De hecho, ellas son parte de mi alma. Todo el mundo es parte de mi alma, y ​​yo trabajo con ellas doblemente: por un lado, les llevo la Luz, y por otro lado, creo las condiciones para que ellas se acerquen a mí. Lo más importante es que gracias a estas dos acciones, de manera directa y “a través de la puerta trasera”, al alternarlas, nosotros nos unimos, y finalmente yo devuelvo todas las partes de mi alma.

Así es como tengo de ver el mundo, incluyendo naturaleza inanimada, vegetativa y animada. Toda la realidad es la esencia de mi alma, un deseo unificado. Esta se me revela ahora porque, por definición, yo no puedo sentir nada además de esta. El deseo es mi “material sensible”, y yo sólo tengo que revelar correctamente su realidad. Yo trabajo en eso, en la corrección de mi propia percepción.

¿Cómo? De acuerdo al principio de “ama a tu prójimo como a ti mismo”. ¿Por qué? Lo hago porque ahora una parte de mi ego, la parte que distorsiona la imagen del mundo, me parece remota, con frecuencia desagradable, opuesta, y yo tengo que corregir mi percepción.

Por lo tanto, al final, yo sólo me corrijo a mí mismo. Es por eso que Baal HaSulam escribe que incluso las cosas malas no deben ser destruidas, sino corregidas. Ahora son malas, odiosas ante mis ojos, y cuando corrijo mi visión, mi actitud, estas se volverán buenas y útiles para mí.

Es imposible corregir algo en el mundo, aparte de uno mismo. Nosotros ya vemos que esto sólo trae daño. Y por lo tanto, es necesario entender que todas las correcciones, todos los cambios positivos, se realizan precisamente en nuestra actitud.

Aunque y vea ante mí a la persona más malvada, tengo que corregirme yo mismo para que ella deje de hacer daño. Ustedes pueden destruir a alguien si ella quiere detener mi acción de corrección, es decir, a matarme. Así, ella no me deja otra opción, y en este caso también habrá una corrección. Sin embargo, mientras que tenga una solución diferente, yo debo actuar, trabajar en la corrección para que el mal sea eliminado del mundo.

Pregunta: Aun así, ¿por qué les hablamos a las personas acerca de la metodología integral como si quisiéramos convencerlas de algo?

Respuesta: Porque de esta manera nos aseguramos nuestra propia corrección. ¿A quién le explico el método? Yo se lo explico a las partes de mi alma. Sin embargo, yo no las corrijo, sólo les doy una herramienta para que ellas mismas se corrijan. Y para mí, esto es auto corrección.

Debemos imaginar un sistema en el que mis partes estén por fuera de mí, y es por eso que de esta manera puedo corregirlas. Yo no las destruyo o las reprimo, sino que les paso el método de corrección por medio de explicaciones amables. Me preocupo por ver en qué medida son capaces de utilizarlo, y según la medida de su incapacidad, yo puedo crear las condiciones para que ellas se acerquen a mí. Sin embargo, yo no las jalo por la fuerza, ni exijo obediencia. Después de todo, nosotros estamos separados por la inclinación al mal y yo tengo que corregirla. En otras palabras, me acerco y ellas se acercan a mí, a pesar del rechazo mutuo. Y de esta manera, yo las devuelvo a la fuente.

Tenemos que pensar en esta imagen. Una motivación malvada penetró el deseo unificado, lo rompió en pedazos y esparció estos pedazos en diferentes direcciones. Ahora, cuando en vez de pertenecer a un todo, experimentamos oposición, odio; tenemos que entender cómo transformar esta separación en unidad, en la nueva fuente de nuestra unidad, tenemos que entender por qué empezamos la corrección de esta manera, preservando la singularidad de cada uno. Yo tengo que proteger el deseo egoísta. Este es como el “Ángel de la Muerte” que se convertirá en el “Ángel Puro”. Sin él, toda la creación es inútil.

 (109564)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá 6/9/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado:
Responsables unos de otros
Responsables por la humanidad
No abandones lo que has comenzado, no solo eres responsable de ti mismo 

 

 

Elije qué prefieres ser: Un pecador o un justo

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, Shamati No. 99, “Malvado o justo no dirás”: … si uno no tiene ningún deseo y anhelo por la espiritualidad, si se encuentra entre personas que tienen un deseo de espiritualidad, si él quiere a estas personas, también él tendrá la fuerza de ellos para prevalecer y sus deseos y aspiraciones; aunque por su propia cualidad, no tiene esos deseos y ansias y el poder para sobreponerse. Pero de acuerdo a la gracia y a la importancia que les atribuye a estas personas, él recibirá nuevos poderes.

Esto significa que nosotros somos capaces de controlar nuestras vidas y de avanzar hacia la meta. En primer lugar, uno debe aclarar si la meta es realmente digna como para sacrificar la vida por ella. Esta vida no se repetirá. Entonces, es imposible intentar decepcionarse de la meta y empezar a vivir de nuevo. Esto no sucederá.

Por lo tanto, uno tiene que revisar atentamente si vale la pena invertir la vida de uno en ello y luego unirse a un grupo de personas que se ejercitan en esto, que comparten y aprecian las mismas aspiraciones. Esto nos permitirá obtener esta aspiración que proviene de ellos, es decir, considerar nuestra meta como algo grande y tener la energía para alcanzarla.

Después de elegir la meta, uno debe seleccionar el entorno capaz de potenciarlo para alcanzarla. Después de eso, uno comienza a trabajar en la construcción de un entorno agradable para sí mismo. Cuanta más inspiración obtenga de los alrededores (del progreso de sus amigos y de la importancia de sus actividades) cuanto más logre rebajarse y subordinarse uno mismo ante influencia los amigos, más energía e inspiración adquiere para alcanzar la meta y lograrla por todos los medios.

En consecuencia, después elegir la meta y el entorno correspondiente, todo nuestro trabajo posterior está sólo en cómo obtener tanto impacto y estímulo del entorno como sea posible. Sin esto, no tendremos ningún tipo de energía, seremos “arrojados” hacia arriba y hacia abajo. Perder inútilmente mucho tiempo balanceándonos hacia arriba y hacia abajo y en los estados nebulosos. Esto es llamado “ni de día, ni de noche”. Por lo tanto, ni siquiera notaremos cómo terminarán nuestras vidas.

De tal manera que, lo más importante es aferrarnos a nuestros amigos, adherirnos a ellos, obtener un “lugar cálido” al lado de ellos y nutrirnos con la importancia de la meta. Así es como nos explican las relaciones de la persona con la sociedad, y los deberes de uno con respecto a los demás. Es necesario mejorar la sociedad no por medio de ampliándola en cantidad, sino cualitativamente. En todo lo demás, hay que fingir y demostrarles a nuestros amigos cuán preciosa es para nosotros nuestra meta y cuán importante nuestro entorno. Debemos darles ejemplo a los demás de cómo rebajarnos a nosotros mismos frente al grupo y, con respecto a nuestra meta. Rabash describió todas las condiciones anteriores como las leyes esenciales que deben utilizarse para crear un grupo, con el fin de potencia a cada amigo con la energía suficiente para alcanzar la meta.

Todo depende del “atractivo” que tenga el grupo ante los ojos de uno. En esto es en lo que uno tiene que trabajar. Por eso está escrito: “Sería mejor si yo fuera olvidado, pero mi Torá se atesorara, puesto que Su Luz Reforma”. La Luz funciona dentro de la conexión entre las personas. Así que, por favor dejen en paz al Creador, ya que Él Se revelará en cuanto logremos establecer una conexión correcta entre nosotros.

Yo les recomiendo a todos hablar con sus familias acerca de este tema en la noche. Una breve conversación, y la lectura de una pequeña porción es más que suficiente, pero es muy importante para todos, para las mujeres en sus círculos y para los niños.

(109561)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 6/9/13

Arrojen todo el poder hacia el tema principal

Dr. Michael LaitmanLa primera vez que hubo un verdaderamente distanciamiento egoísta entre las personas, el deseo de separación, fue en la antigua Babilonia. El egoísmo creció, y esta fue la razón por la cual las personas comenzaron a distanciarse de los demás. Como ellos mismos lo expresaban, ya no entendían a los otros. Fue entonces que apareció la sabiduría de la Cabalá.

Esta le fue revelada a uno de los sacerdotes de la antigua Babilonia, Abraham, quien descubrió nuestra dependencia del egoísmo y entendió que este egoísmo empezó a desarrollarse a propósito. Fue entonces cuando apareció bruscamente, haciendo que todos los pueblos de la antigua Mesopotamia se dispersaran por todo el mundo.

Entonces, la sabiduría de la Cabalá fue revelada, la cual decía básicamente que las personas deben unirse a pesar del egoísmo. Esto es muy difícil y está por encima de las capacidades humanas, pero nosotros tenemos que entender que este es el desafío de la naturaleza, y que debemos actuar de esta manera. “Si nos unimos y mantenemos la misma unidad que teníamos antes del estallido del egoísmo”, les hablaba Abraham, “entonces, todo el tiempo, nos elevaremos por encima del egoísmo. A medida que crece, nosotros mantendremos la unidad y nos elevaremos cada vez más alto”.

Así, en las fuentes primarias se nos dice que en el pasado todas las personas eran como una familia. Todos hablan la misma lengua, todos se entendían entre sí, y todos eran cercanos unos a otros. Vivian una vida sencilla y comían la misma comida. Incluso si alguien era más rico y el otro pobre, esto no se reflejaba mucho en su forma de vida. Todos comían pescado seco (abundaba en Mesopotamia), pan, cebolla, ajo, y algunos productos lácteos. Eso es todo, en general. Eso era todo lo que ellos tenían, pero todos lo tenían. Es decir, las personas no tenían que preocuparse mucho por cómo alimentarse. La tierra era fértil, todo era bueno, y todos vivían de la misma forma hasta el estallido del egoísmo.

Por eso la sabiduría de la Cabalá, revelada por Abraham, está basada en el hecho de que las personas tienen que vivir prácticamente de la misma manera, satisfaciendo sus necesidades naturales en la forma que el cuerpo lo demanda, es decir, de manera normal, racional, y todo lo demás, todas las demás fuerzas, ellas deben aplicarlas para ascender por encima de su egoísmo.

Abraham habló del egoísmo que empezaba a elevarse y a crecer rápidamente. Éste atrajo a alguien hacia los negocios y a otro hacia algo diferente. Todos querían ser más que los demás, mejores que los otros, más fuertes, más importantes, y así sucesivamente. “Nosotros, por el contrario, permanecemos al mismo nivel”, les decía Abraham, “o, muy posiblemente, nos elevamos, pero al mismo tiempo para mejorar nuestra vida, pero de manera equitativa para ser una comunidad, como una familia”. Las personas en la familia cuidan de todos por igual, para que todos tengan lo necesario con respecto a sus necesidades, y, con respecto a todo lo demás, las fuerzas se aplicarán sólo para elevarnos por encima del egoísmo. Esta actitud hacia nuestro desarrollo es la base de la Cabalá.

Sin embargo, la mayoría no escucharon a Abraham y siguieron el camino egoísta de desarrollo, con excepción del grupo de personas que él había reunido. Este se regía por las leyes del otorgamiento. Las personas siempre se proveían unas a otras las cosas necesarias, y al mismo tiempo, todos ascendían según sus capacidades, y todas las otras fuerzas se invertían en interconectarse con los demás. Si las personas actúan de esta manera, entonces la fuerza superior de la naturaleza (podemos llamarlo Creador) comienza a revelarse en las relaciones entre ellos, entonces ellas sienten el próximo nivel de existencia, no el inanimado, vegetativo, y animado de la naturaleza que sentimos hoy, se preocupan constantemente por el bienestar del cuerpo, por los placeres, satisfacción y comodidad de ellos, pero en el siguiente nivel.

Este nivel es llamado “humano” o “Adam”, de la palabra “similar” (Domeh), similar al Creador, a la fuerza superior, a la fuerza de otorgamiento y amor, que en realidad está dentro de la naturaleza que lo maneja, lo dirige, y lo desarrolla. Esto es lo que se descubrió en ese entonces y lo que estuvo escondido durante miles de años y lo que está empezando a manifestarse de nuevo hoy.

Los últimos cabalistas de nuestro tiempo son Baal HaSulam, Rabash, ustedes y yo. Además, nosotros no sólo estamos revelando esto como ellos lo hicieron. Estamos empezando a realizarlo, y, por supuesto, la realización no la llevamos a cabo a partir del nivel de la antigua Babilonia, en el que las personas eran como una familia en el mismo nivel. En ese entonces, tal vez todo era sencillo, pero, obviamente, la historia posterior tenía que ser diferente.

La humanidad necesita desarrollar su egoísmo y desarrollarlo bien hasta darse cuenta de que éste es realmente lo que está arruinándonos. En vez de todos los bienes que éste nos prometió, nosotros nos encontramos perdidos, defectuosos, y no hemos logrado nada. Tratamos de vivir mejor y al final nos gastamos en esto todos esos años, todas aquellas oportunidades que tenemos en este estado, en nuestras vidas.

Así que hoy, nosotros comenzamos con un nivel completamente diferente, un nivel final de desarrollo del mundo egoísta, completo. En realidad, el egoísmo crecerá mucho más, pero en el siguiente nivel, las personas ya empiezan a involucrarse en la unidad y a pasar a la siguiente etapa de desarrollo.

(109849)
De la charla previa a la Convención en Krasnoyarsk del 6/12/13

Material relacionado:
Mirando juntos la misma ventana

Los deseos privados de la persona

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Es la corrección se realiza desde lo más complicado hasta lo más fácil?

Respuesta: No, ésta se cumple al integrarse con todos los deseos en cada nivel espiritual. Ustedes no pueden corregir unas partes más y otras partes menos, para que el trabajo se realice tanto con el “siervo” como con el “ganado”, ¡con todos los deseos y en cualquier condición! Jesed, Guevura, Tifferet, Netzaj y Hod tienen que corresponderse unas con otras y tiene que ser una unidad.

Una entra en la otra y por lo tanto finaliza una semana. La próxima semana es la siguiente unidad. Ustedes reciben un nuevo “paquete”, el cual tienen que corregir, una nueva revelación de sus atributos.

 (109771)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 2/25/13

Material relacionado:
El sábado es el resultado de las correcciones
Sabbath eterno
En el camino hacia la corrección definitiva del mundo