Acerca del desarrollo por encima de la razón

Dr. Michael LaitmanYa vemos en la experiencia cotidiana de esta vida que el ser humano no cambia. Todas las cualidades con las que nace permanecen de por vida, sólo se ajustan ligeramente, dependiendo de su entendimiento de cuáles son más útiles que otras. En esencia, cómo nació así vivirá y morirá.

Nada puede cambiarnos, y la sociedad tampoco establece la meta de cambiar al ser humano, porque sabe que no tenemos los medios. El cambio es posible sólo si la persona tiene propiedades especiales que pueden experimentar cambios, y esas propiedades no son de este mundo.

Esas son propiedades espirituales de las cuales yo tengo sólo pequeños genes de información. Además de eso, se me dieron los medios para la realización de esos genes: el entorno a través del cual puedo atraer la Luz hacia mis genes espirituales, los cuales desarrollaré y realizaré correctamente.

Así, yo obtendré propiedades espirituales en adición a mi cuerpo físico y a sus órganos sensoriales a través de los cuales me siento a mí mismo, al entorno, y al mundo entero, siento que estoy vivo y que existo. De esa manera, a partir de mis genes espirituales, debido a la Luz que Reforma, puedo dar a luz a mi cuerpo espiritual y hacerlo crecer para sentir mi entorno espiritual y mi vida espiritual en este.

Esta es otra realidad, es una realidad superior adicional a este mundo en el que existo ahora, que no toma en cuenta mi deseo. Todo este desarrollo procede sólo mediante fe por encima de la razón, porque mi opinión siempre estará basada en mi interés egoísta, y mi egoísmo nunca estará de acuerdo con el desarrollo espiritual.

Esto es posible sólo si me elevo por encima de la razón, entendiendo que no hay opción y que la sociedad debe obligarme a través de estudios e instrucciones del maestro. Finalmente comienzo a escuchar su consejo, la Luz Circundante gradualmente me da la habilidad de escuchar. Es por eso que ya estoy dispuesto a agachar mi cabeza, a doblegar mi ego, mis impulsos corporales, y a comenzar a trabajar en contra de ellos.

Entonces tendré que justificar para mí mismo: ¿Por qué estoy haciendo esto? Las simples palabras bonitas no ayudarán con esto. Yo debo desarrollar mi deseo que atrae hacia sí mismo la Luz. Es por eso que dependo completamente del entorno que puede darme un deseo adicional. Tanto como pueda agachar mi cabeza y hacerme pequeño con respecto al entorno, interpretar a un niño que escucha devotamente a los adultos, restringir y doblegar mi orgullo, hasta ese grado seré capaz de obtener valores elevados de ellos. Para su realización, yo necesitaré la Luz que Reforma, y por lo tanto seré capaz de avanzar.

Todo ese trabajo que funciona en contra de mi propio deseo natural egoísta, es llamado acciones por encima de la razón. Por el momento, esas son acciones corporales en el grupo, y después comenzaré a actuar de esta manera espiritualmente.
(109007)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/2/13, Escritos de Rabash

Material Relacionado:
El éxito material no es garantía de éxito espiritual
Una escuela para personas únicas
Creyendo “por encima de la razón” que el otorgamiento está por encima de la recepción

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: