Alza tu voz ante el Faraón

thumbs_Laitman_115_06En su tiempo, Baal HaSulam escribió artículos explicando la esencia de la confrontación entre dos ideologías: capitalismo y socialismo. Además viajó a Polonia donde tuvo lugar la actividad vigorosa del movimiento de los trabajadores. Por esto, las autoridades querían encarcelarlo en Palestina y casi fue arrestado en Europa en calidad de comunista. En respuesta recibió difamaciones y rumores negativos acerca de él. Fue forzado a mudarse de Jerusalén a Tel Aviv. Sin embargo, no había alternativa. Tenía que aplicar toda su fuerza en publicar sus obras.

En general, los tiempos no han cambiado desde entonces. Por el contrario, en ese entonces había más personas listas que entendían la presentación y las descripciones de Baal HaSulam. Hoy, nosotros estamos presenciando el declive de las generaciones, una estupidez y codicia cada vez mayores. Eso representa la base hoy en día.

Debemos entender que la situación en la que estamos ahora es la misma que en ese entonces. Pensamos que es mucho mejor, pero seamos investigadores serios, y, si es posible, objetivos. La naturaleza humana no ha cambiado, las personas se han vuelto más obstinadas, más primitivas, y tienen una mente más estrecha. Las computadoras, los dispositivos, y los medios nos engañan. El flujo de noticias acerca del fin del mundo al que estamos familiarizados, los desastres naturales, y el potencial destructivo de la crisis global no están produciendo un impacto en ellos.

Nuestra tarea es alcanzarlos a ellos, decirles la verdad acerca del estado actual de las cosas, pero mientras tratamos de hacer eso, las personas simplemente son incapaces de entender lo que está sucediendo. Yo no los culpo por nada, y si mis palabras suenan negativas, por supuesto que no es su culpa. Ellos no pueden oír nuestro mensaje.

Nosotros no podemos hacerlo sin la “carga en el corazón”, con lo que realmente está sucediendo aquí. Por otra parte, debemos continuar nuestro trabajo a pesar de ellos, justo como Moisés trabajó ante el Faraón.

¿Quién es en realidad el Faraón? Son los “judíos gloriosos” en quienes la inclinación malvada está creciendo constantemente, que se vuelven más rebeldes y escupen el rostro de Moisés, afirmando que no quieren ir con él. No les importa nada: Gracias a Dios todo está bien, el mundo está lleno de deleites.

Ese es el Faraón que no deja salir al pueblo de Israel del cautiverio, el representante de la inclinación malvada que está en medio de Israel, y nosotros debemos trabajar en contra de él al máximo de nuestro poder.

La Torá nos da un ejemplo, demostrando que esto es posible. Entonces, debemos tratar de actuar en correspondencia. Si nosotros tenemos o no éxito no es nuestro asunto. Si funciona, entonces tampoco es nuestro asunto. Sólo tenemos un trabajo que debemos hacer.

Ante nosotros, existe una sociedad que sólo desea disfrutar de la vida. Nosotros debemos entender que el Faraón se manifiesta en las personas de esta manera. Dios nos ayuda a revelarlo a él, a tener las fuerzas que se oponen a él de forma exitosa. Y ellos no tienen la culpa. No es un accidente que al hablar del exilio Egipcio, la Torá hable principalmente de Moisés, no del pueblo de Israel. Moisés, Aarón, y el Creador ante el Faraón. Esta es la historia de lo que está sucediendo. Lo principal aquí es trabajar en contra del egoísmo general.

Pregunta: ¿Qué queremos? ¿Añadir espíritu a las masas o encontrar inclusiones del espíritu entre las masas?

Respuesta: Las masas no tienen espíritu, sólo indiferencia. Nosotros estamos buscando dentro de ellos sólo la habilidad para que entiendan el trasfondo de la historia y los problemas que se manifiestan hoy, para que ellos entiendan la tendencia de desarrollo y sacudirlos un poco antes de que vengan los problemas. Esto será aceleración.

(110537 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/19/13, Escritos de Baal HaSulam)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta