Elevación por encima de las diferencias entre los sexos

Dr. Michael LaitmanPregunta: No hace mucho probaron científicamente la existencia de la inteligencia grupal. Varias de las principales universidades en América organizaron un experimento en el cual dividieron a las personas en pequeños grupos. Se estableció que uno de los factores esenciales que influyeron en los resultados fue la cantidad de mujeres en el grupo ¿Tal vez podría usted responder a esto?

Respuesta: No sabía de esos experimentos, por lo tanto no puedo responder ante ellos. Personalmente no tengo datos acerca de este asunto.

Puedo decir sólo una cosa: Dado que nuestra sociedad está compuesta en su mayoría por mujeres, ciertamente necesitamos incluirlas en las discusiones. Los grupos podrían ser divididos en grupos de  hombres, mujeres, y grupos mixtos.

La idea es que es deseable dividir los grupos de diez personas de acuerdo al sexo. A pesar de todo eso, las diferencias entre los sexos influyen en el curso de nuestro pensamiento de forma demasiado significativa; por lo tanto, es necesario hacer esto para que los hombres no desvíen su atención de las discusiones porque se sienten obligados a representar un papel en particular con respecto a las mujeres o las mujeres con respecto a los hombres.

Necesitamos acomodarlos a este tipo de condición, donde no presten atención al carácter sexual del otro, sino que sólo vean amigos frente a ellos, con el fin de formar un nuevo nivel de relaciones mutuas que no dependan de las relaciones sexuales. Con la palabra “sexos” me refiero tanto a las características físicas como a las mentales, todo aquello que está conectado con los términos “hombre” y “mujer”. Esto no es sólo externo, sino una imagen completa: una forma de pensamiento, un enfoque, todo. Somos muy diferentes unos de otros.

Por lo tanto, primero es necesario organizar talleres separados para hombres y mujeres y sólo después de esto, dependiendo del grado en que se eleven por encima de sí mismos y se conecten con la importancia de la meta, será posible tener grupos mixtos. Esto sucederá sólo tras discutir muchas veces cuestiones acerca de educación, conocimiento, relaciones dentro de la sociedad, la relación de las personas y la naturaleza, o incluso mejor, lo que les resulte incómodo.

Si una mujer está frente a mí, inmediatamente yo me muevo a otro nivel de comunicación; trato de no lastimarla, de relacionarme con ella de forma respetuosa,  de escuchar, en algún tipo de discusión en el transcurso… este es un sistema completo. Aquí se incluyen niveles de comunicación completamente diferentes, los cuales no son de acuerdo al intelecto, ni de acuerdo a la naturaleza esencial. Somos diferentes y aparece entre nosotros un adaptador de comunicación especial. Necesitamos elevarnos por encima de esta diferencia para que no exista de esta forma, de manera que yo observe a la persona con la que estoy conversando como “unisex”. Esto significa que nos volvemos iguales en todo a pesar de nuestras diferencias físicas.

Algunas veces es lo opuesto: Supongan cuando estamos discutiendo asuntos como una familia, necesitamos “resaltar” los problemas. Entonces ya no somos iguales al construir algo más alto, clarificamos de qué manera aún permanecemos como desiguales en el nivel de nuestra unidad integral: hombres-mujeres, esposo-esposa ¡Después de todo no nos elevamos completamente sin un cuerpo! Nos elevamos dentro de nuestra naturaleza y esto nos dará un rango completo de problemas. Aclaramos las diferencias entre hombres, mujeres, y niños en un formato diferente al de la “mesa redonda” y gradualmente los llevamos a donde ellos se eleven por encima de sus diferencias y comiencen a trabajar en aras de la próxima meta, de la unidad integral.

(108253 – Del Kab.TV “La sabiduría de la multitud” del 14 de Mayo del 2013)
Material Relacionado:

Entendernos mutuamente y revelar al Creador
La influencia del grupo de mujeres en el grupo de hombres
Un sitio digno para la mujer

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: