Estudiando y enseñándoles a los demás

Dr.MichaellaitmanEn la primera mitad del siglo 20, Baal HaSulam escribió acerca de la unidad del mundo y de la crisis que tendría que atravesar la humanidad. En ese entonces hubo momentos serios. Dos guerras mundiales cayeron sobre el mundo. En general, la imagen era obvia y es por eso que Baal HaSulam señaló que a partir de 1995, la sabiduría de la Cabalá sería requerida por las masas, que las personas la estudiarían de manera seria y en grandes cantidades.

Naturalmente, este es un proceso largo. No fue exactamente en un año que la ” sonó campana” y todos se precipitaron sobre la Cabalá como hacia las puertas abiertas de una tienda. Pero aun así esto está sucediendo.

Anticipándose a los acontecimientos futuros, Baal HaSulam escribió sus obras acerca del futuro desarrollo de la humanidad. De ellas, la principal es una colección muy interesante, especialmente un cuaderno llamado “La última generación”.

Después yo heredé de Rabash un archivo que sobrevivió de Baal HaSulam, el cual no fue robado ni se perdió. Encontré los fragmentos de este archivo en el sótano, en una forma tal que quizás no todo podía ser restaurado, pero algunas partes sí. Con base en ellos, hemos creado el libro La Última Generación.

En este libro, Baal HaSulam describe el principio básico de la vida de la sociedad futura. Consta de bocetos y registros individuales agrupados de una u otra manera. Se hizo un trabajo de investigación extenso para recogerlos. Por supuesto, no le añadimos nada a lo que estaba escrito allí, pero al final nosotros sacamos nuestras propias conclusiones.

En general, a partir de este libro y otras obras de Baal HaSulam, tales como “La Garantía Mutua” y así sucesivamente, entendemos que existe en las personas una necesidad de cambiar su mundo cuando ellas se decepcionan en sus propias fuerzas, de su capacidad de hacer algo con él. Cuando muchos son superados por la falta de comprensión, entonces viene el tiempo de explicarles todo a ellos.

Nosotros nos encontramos en este estado. Cada año el mundo está más desesperanzado, impotente, sin propósito, y así sucesivamente.

En consecuencia, hay varias razones por las que debemos salir hacia el mundo, en primer lugar, nos señalan como los cabalistas, porque esta es la voluntad del Creador y nosotros no podemos inventar nuestras propias metas, intenciones y excusas. Si así se ha establecido, se hace.

Por naturaleza, yo estaría feliz de sentarme tranquilamente en mi oficina, explorar diversos trabajos y escribir los míos. Este es mi carácter. Sin embargo, la vida me obliga y no puedo hacer lo que quisiera.

Cuando escribí mis tres primeros libros en 1983, Rabash empezó a tratarme diferente. Él realmente vio que yo no sólo estudiaba con diligencia y estaba constantemente con él como alumno y ayudante, sino que hice esfuerzos en difusión. Esta fue una buena señal para él. No era fácil en aquellos años. Yo reedité esos libros en 1990 en ruso en Novosibirsk. Estos se vendieron. El cuarto libro fue Alcanzando de los Mundos Superiores y luego otros libros.

La difusión es el momento más importante para el Creador. Él no considera a la persona que sólo piensa en sí misma. Él la ignora; además la desprecia.

Por el contrario, la persona que invierte fuerza en la difusión, recibe ayuda especial desde Arriba. Después de todo, ella abre el camino a los demás a través de sí misma, similar a Bina que trabaja para corregir los Partzufim inferiores. Es por eso que ella recibe lo todo para todos, la Luz, el conocimiento y la fuerza pasan a través de ella.

Por lo tanto, la difusión es nuestra actividad principal. Si estamos hablando de amor y otorgamiento, ¿qué tipo de realización del principio de amor por el otro como a uno mismo puede haber, sino a través de la difusión y la enseñanza de la sabiduría de la Cabalá?

Esto es necesario, sin duda. Sin embargo, esto es sólo para un pequeño grupo de personas que tienen el punto en el corazón, el embrión de la vasija espiritual independiente (Kli) y una parte independiente del alma. Ustedes verán el sistema de todo nuestro deseo creado. Cada órgano contiene estas partículas. Ellos son pocos. En esencia, tú y yo, así como todas las anteriores generaciones de cabalistas.

Sin embargo, es una parte muy pequeña. Del mismo modo, cada punto del cuerpo tiene un pequeño pedazo del cerebro que recibe y procesa información. Cada órgano tiene partículas que proporcionan comunicación con el centro de control y el centro mismo está en la cabeza. Es “guisante” muy pequeño, prácticamente un microprocesador, que se ocupa de todo lo que sucede en el cuerpo, así como de todo tipo de conexiones conocidas y aún desconocidas para nosotros. Sus representantes, repartidos por todo el cuerpo, son lo más importante para cualquier órgano, ya que lo activan.

Así, nosotros somos estas partes, y por eso no debemos esperar que haya muchos como nosotros. De tal manera que, como está escrito en la Torá: “Tú eras la más pequeña de entre todas las naciones”. Es importante recordar que la Torá no se refiere a los judíos. La Torá se refiere a Israel y como ya sabemos, “Israel” significa “directo al Creador” (Yashar El). Estas personas son pocas.

Entonces, la Academia Internacional de Cabalá y el Centro de Educación se desarrollarán aún más, pero ustedes no deben esperar que una gran cantidad de personas empiecen a hacer fila en las puertas. Sin embargo, en cualquier caso, nosotros tenemos que desarrollar este sistema y apoyarlo. Es conveniente enseñarle a todo aquel que quiera estudiar. Esto es evidente.

Nosotros no revisamos a las personas para ver si tienen un punto en el corazón. Ustedes quiere, estudien, no lo desean, no estudien. La persona asiste a un par de lecciones. No le gustaron y se fue. No importa, algo le queda. Las puertas están abiertas para todos.

Sin embargo, sólo nosotros podemos llevar a cabo la difusión más importante, aquellos que tienen el punto en el corazón. Estamos dispersos por todo el mundo como en los órganos del cuerpo humano. Somos las “partículas del cerebro” en sus diversas partes. Se nos dio la tarea de manejar la corrección de la humanidad y debemos hacerlo, debemos construir una nueva sociedad. Somos pioneros, la primera generación que estudia con el fin de enseñarles la Cabalá y la educación integral a los demás. El mundo necesita de ambas cosas.

Esto es lo que tenemos que hacer, y no dejar de lado nuestra tarea de estudiar con el fin de conocer y compartir nuestros conocimientos con los demás en la forma en que ellos lo quieran. Como está escrito: “Enseña al niño de acuerdo a su manera”, es decir, de acuerdo a lo que él desea. Si no quiere estudiar el sistema del mundo superior, entonces no se lo enseñen. Sin embargo, si él quiere mejorar su estado, su vida cotidiana terrenal, esto es bueno. En este sentido, es necesario enseñarle.
(110305)
De la Convención en Krasnoyarsk del 6/14/13, Lección 4

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: