La letra “Nun”, una belleza impotente

Dr. Michael LaitmanLa pregunta es ¿por qué no se creó el mundo por medio de la letra Nun, que es tan buena y bella? La letra “Nun” significa 50, es decir “50 puertas de Bina“, una corrección completa, la ruptura de la esclavitud en Egipto, la recepción de la Torá. Todo esto depende de la letra “Nun”. Se corresponde con la Sefira de Yesod de pequeñez con la cual tenemos que trabajar hasta el final de la corrección.

Los Zivuguim (acoplamientos) se hacen en Yesod, es decir en fe por encima de la razón, de abajo hacia arriba, hasta el final de la corrección. Aparentemente, esta letra es perfecta y exige con justicia que el mundo sea creado por medio de ella, prometiendo llevarlo hasta el final de la corrección.

¡Todo es cierto, con una excepción, esta letra no tiene poder! Si no fuera por la letra “Sámej” que puede contar constantemente en pequeñez, la Nun no sería capaz de hacer nada. Así que es imposible llevar a cabo las correcciones solamente por medio de este atributo. La letra “Sámej” debe participar en todas las acciones con el fin de proporcionar este apoyo, la Luz de Jassadim, y luego, gracias a ella, el atributo de Nun puede operar en la Sefira de Yesod y no caer en Maljut. En general, todas las letras son necesarias, y es imposible llevar al mundo a la corrección deseable por medio de ese atributo, aunque la letra “Nun” en realidad tiene todo lo que necesita, a excepción de su propio poder.

Si descienden desde Tifferet a Yesod, ustedes ya están en peligro, puesto que empiezan a trabajar con Maljut. Este tipo de trabajo es posible sólo de abajo hacia arriba, y de esta manera ustedes deben cuidarse de no caer y de no empezar a recibir en la dirección contraria: de arriba hacia abajo.

¿Quién está ayudándoles a resistir esta tentación? Debe haber alguien por encima que los sostenga por medio de una cuerda, para que ustedes se aferren a ella y no caigan. Es como si a mí me bajaran dentro de un pozo lleno de serpientes y me sostuvieran un poco por encima de ellas, pero muy cerca.

Resulta que ustedes están muy cerca de Maljut, y puede elevarse y transmitir sus temores y ansiedades hacia arriba con el fin de santificarlos. Pero dependen totalmente de la cuerda por medio de la cual están suspendidos; dependen totalmente del superior, de la letra “Sámej” que los sostiene.

(108840 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 27 de Mayo del 2013, El Zóhar)
Material Relacionado:

Los “físicos” y los “hombres de letras” de la espiritualidad
Las letras de la Torá nacen de descenso
Sabiendo qué y a quién pedirle

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta