La vida y la muerte ante los ojos de un cabalista

Dr. Michael LaitmanPregunta: Usted y yo somos de la misma edad. Hoy en día vemos distintos defectos en la generación joven los cuales eran tabú en nuestros tiempos, ¿Cómo podemos encontrar el poder para amar a estas personas? Supongamos que una persona detrás de un volante atropella a un niño ante los ojos de su madre, ¿puede ella amar después al asesino?

Respuesta: No se trata de amar al asesino. Tú estás dando un ejemplo extremo, pero trataré de explicar. La madre tiene que elevarse al nivel en el que ella ve lo que realmente sucede: que nada en este mundo es hecho por las personas, sino que todo se cumple por medio del sistema de cooperación entre todas las personas y la única fuerza superior que nos dirige hacia la meta.

¿Qué significa “su hijo”? El niño que fue asesinado es su hijo a nivel corporal, pero en el siguiente nivel, en el nivel humano, éste es parte de un sistema que aparece y desaparece. Cuando yo descubro todo el sistema, ya no veo ningún defecto en él; veo que todo está manejado sólo por una fuerza única.

Pero en este caso, yo no estoy en el mismo nivel en que está la madre, donde vemos, Dios no lo permita, cómo su hijo es asesinado. Yo siento todo esto de forma distinta. Yo ya no soy más la madre, y él no es el niño, nosotros estamos todos conectados mutuamente y ya entiendo que tanto la vida como la muerte se perciben de forma totalmente diferente. Este es un cambio de estados sin fin. ¿Cuál es la diferencia entre sentirnos a nosotros mismo en nuestro cuerpo y sentirnos por fuera del cuerpo? Existen distintos niveles de percepción. Nosotros aprendemos todo esto de la percepción de la realidad.

Entonces no hay respuesta a tu pregunta así como la haces. Es imposible explicarle a la madre, quien está en el nivel corporal de su desarrollo, lo que le ha sucedido a su hijo. Pero la persona que alcanza la espiritualidad ciertamente percibe todo de forma distinta.

Yo también vi esto con mi maestro. Muchos meses después de que fui a estudiar con él, la madre de uno de sus estudiantes falleció. De acuerdo a la costumbre judía los familiares del difunto se sientan Shiva en la casa y lloran. Yo llegué a expresar mis condolencias y ¿qué creen que vi allí? Ellos tenían una pequeña charla como si nada hubiera ocurrido. Yo me sentí impactado. Esto realmente me afectó en ese tiempo.

Quiere decir que empecé a darme cuenta que esas personas ven la vida y la muerte de una forma totalmente distinta; para ellas no es una tragedia, no se trata de la pérdida de la vida. Cuando ustedes empiezan a sentir toda la red de fuerzas, ven que nada desaparece, y que nadie se va a ningún lado, sino simplemente desaparece de la percepción de ustedes y no más que eso. Pero esto es difícil de explicar en el momento. Tenemos que avanzar hacia la revelación y entonces la persona descubrirá por sí misma la respuesta a todas sus preguntas.
(109887)
De la 1° preparación para la Convención en Krasnoyarsk del 6/13/13

Material Relacionado:
Sobre la muerte y la eternidad
Cuando cae la cortina
Una vasija para el alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta