Limpiando la tubería para la Luz Circundante

Dr. Michael LaitmanEl tiempo asignado para la corrección es de 6.000 años, pero esto se refiere al calendario corporal. Es decir que en 6000 años tenemos que completar la corrección, o podemos terminarla mucho antes, por medio de nuestra correcta preparación. Esto es llamado “Yo lo aceleraré” (acelerar los tiempo), en lugar de “a su debido tiempo” (durante el proceso natural de evolución) por el camino de los sufrimientos.

Así que, si queremos alcanzar nuevos estados, nosotros tenemos que atraer la Luz que Reforma y comprobar por medio de qué acciones corporales atraemos la Luz que nos preparará adecuadamente. Mientras tanto nuestras acciones son corporales, lo cual significa a fin de recibir. Pero aunque nuestra intención sea egoísta, a fin de recibir, nosotros podemos atraer la Luz de corrección y por esto es llamada la Luz Circundante.

Si nuestra preparación es correcta, la Luz influye en nosotros y nos despierta de acuerdo a nuestros esfuerzos. Nuestros esfuerzos están en actuar ante los amigos y mostrarles cuán importante es la meta para nosotros, y cómo cada uno de nosotros está listo, anhela, y arde por ella. Incluso si la persona no siente tanto entusiasmo, ella tiene que actuar de esa manera y mostrar por fuera un entusiasmo mucho mayor del que realmente siente.

La persona que no hace esto, realmente peca y por lo tanto se destruye a sí misma. Ella es arrojada y la Luz Circundante no se ocupa de ella. La Luz Circundante ilumina y opera de acuerdo a la conexión entre las personas. La persona que no estimula a los demás tanto como puede, de acuerdo a las condiciones que ha recibido desde Arriba, aleja de sí misma la Luz Circundante.

La Luz Circundante está en constante movimiento y calcula automáticamente las cosas: En qué medida puedo utilizar los medios que se me dieron, consecuentemente yo atraigo o alejo la Luz. Si me abro a los demás y trato de estimularlos, yo me convierto en una especie de tubo a través del cual puede influir en ellos la Luz Circundante.

Así, nosotros comenzamos con acciones simples, totalmente mecánicas, que no tienen nada que ver con la espiritualidad. Pero gracias a ellas, la Luz Circundante comienza a iluminar con mayor fuerza a través de mí, y por lo tanto me despertará mí mismo y a los demás. Así es como funciona esto. En consecuencia nosotros nos preparamos al tratar de conectarnos, entonces, en este sentido somos recompensados ​​con una iluminación mayor y más potente y además con una mayor revelación.

Esto significa que todo depende de la preparación de nuestras vasijas y que debemos empezar a partir de acciones corporales que están lejos de la espiritualidad, las cuales cada uno puede hacer, incluso la persona más joven que aún no se ha desarrollado. No hace ninguna diferencia si ella realmente no entiende qué está pasando y le resulta difícil concentrarse en la intención, dado que se le tiene en cuenta su único poder que depende de su esfuerzo.

¡Los niños que corren por todas partes y hacen grandes esfuerzos crecen rápido! Entonces, la persona comienza a sentir pereza y tiene diversas cuentas egoístas. Deja de correr y prefiere descansar, y así ella deja de desarrollarse. Cuando nosotros alcanzamos el estado en el que no necesitamos desarrollarnos físicamente, sino espiritualmente, comenzamos a bajar el ritmo de nuestros cambios hasta que paramos por completo el desarrollo y estamos así inclinados a morir.(110940)
De la charla sobre los preparativos para el Congreso, de la lección diaria de Cabalá del 6/26/13

Material relacionado:
6 mil años o cómo acelerar el tiempo
El rescate está en la conexión
Atrapa el buen destino por la cola

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta