¡Lo primero y lo más importante!

Dr. Michael LaitmanDebemos saber que todo depende sólo de nuestra preparación. Todos los estados ya han sido preparados con antelación y están registrados para cada día durante los 6.000 años. El calendario de 6000 años es llamado “la prensa de la evolución”, la cual nos presiona y nos empuja hacia adelante, obligándonos así a realizar todas las acciones que fueron preparadas para que ocurrieran “a su debido tiempo”.

Pero todo nuestro trabajo es movernos de la trayectoria natural de nuestra evolución (“a su debido tiempo“) a la trayectoria de la Luz, de acelerar el tiempo (“Yo lo aceleré”). Con ello nosotros no seguimos el calendario avanzando de un día a otro automáticamente, sino avanzando sólo en función de nuestra preparación.

“Yo lo aceleraré” se aclara sólo por medio de nuestra preparación y no en el estado mismo. Podemos decir hasta qué grado estamos en el estado de “Yo lo aceleraré”, es decir en qué medida estamos trabajando en la espiritualidad, de acuerdo a los esfuerzos que hacemos para alcanzar un nuevo estado.

El trabajo espiritual se realiza de acuerdo a la acción que viene de lo Alto. Es muy importante enfatizar que todo se mide por medio de la preparación que precede a la acción: qué hicimos, cuánto hicimos, qué esfuerzos hicimos, cómo escalamos la montaña del Rey, y qué hicimos por Él, por el grupo, por los amigos. ¡Todo esto es lo primero y lo más importante!

Gracias a nuestra preparación, nosotros alcanzamos el estado deseable, el cual realmente no entendimos. Simplemente decidimos que queríamos alcanzarlo y ni siquiera nos importó que no pudiéramos imaginarlo. Esto se debe a que ustedes no se puede saber qué es un cierto estado antes de alcanzarlo.

Por lo tanto, la preparación es muy importante y nosotros tenemos que hacer todo lo que podamos. Y lo que tienen que hacer se volverá claro en medio del proceso: qué esfuerzo tienen que hacer y cómo llenar la medida de ustedes. Un momento antes ni siquiera sabemos qué está a punto de suceder.

Sólo al final, cuando completamos todo el trabajo que tenemos que hacer, llega una acción especial llamada “Rav pealim mekabtziel”, la cual es como el final de la corrección, pero con respecto a las vasijas actuales que nosotros hemos preparado. Esta acción conecta todas nuestras pequeñas acciones en una cuenta grande (como se nos dice: “muchas monedas son sumadas a una gran cuenta”) entonces se revela el próximo nivel. Este es un pequeño nivel personal de nuestra corrección, pero es el mismo proceso que en la corrección final general.

Material relacionado:
La preparación es la época más importante
Lo principal es acelerar el tiempo
Una inundación que me ayuda a salir de mi mismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta