Mientras recogemos los granos de admiración

Dr. Michael LaitmanTodo, excepto los momentos en que empiezo a ver la meta a través del grupo, la adhesión con el Creador, la dirección exacta que me da la imagen precisa de la meta que está ante mí, todo se considera idolatría. Esta es una aclaración muy concreta: ¿Para quién estoy haciendo esto, para mí mismo o para el beneficio del Creador?, es decir ¿quién está disfrutando del hecho de que ahora existo?

No hay otros medios de mantenerme en la dirección correcta. La persona se las arregla para esforzarse por un momento y dirigirse hacia la meta a través del grupo, y al siguiente momento ya necesita más apoyo del grupo. Así, esto crece constantemente. Si ella no recibe este apoyo, no se mantendrá en la dirección correcta. Es decir que no añade a su medida para que se llene y después se revele su primer nivel espiritual. Esta es una condición muy clara, leyes y fuerzas muy simples: La Luz se opone a la vasija y al Masaj (pantalla), el cual debe ser construido ahora entre ellos.

Con el fin de permanecer en el camino, yo tengo que conectar constantemente “Israel, la Torá y el Creador”, 23½ horas al día. Entonces puedo pasar la media hora que sobra en la autocrítica de los factores internos que me ayudan a permanecer en el camino, lo cual es el grupo. No hay nada más sino esto, y mi avance depende totalmente del entorno.

Entonces yo dedico 23½ horas al día en la búsqueda de un entorno más fuerte, para justificar a los amigos y juzgarlos en la balanza del mérito, buscando y recolectando cada grano y brote de admiración. Yo mismo me permito ser crítico sólo media hora al día para encontrar qué está mal, por qué, y cómo corregirlo.

Pero trabajo con la sociedad durante todas las 24 horas, al conectar Israel, la Torá y el Creador. Esto se debe a que la Torá es la Luz que Reforma, la cual opera sólo a través del entorno. Esto es lo único en lo que debemos involucrarnos. Incluso ustedes pueden revisar si están moviéndose en la dirección correcta o no, por el número de horas al día que pasan en esto. Si no saben cómo examinar la dirección por sí mismos, entonces al menos deberían impresionar a los otros, esto es llamado ¡servirles a los demás!

Ustedes, por supuesto, pueden ofrecerle un sándwich al amigo. Lo principal que él necesita de ustedes, la razón por la cual él está en nuestra sociedad, es un buen ejemplo que lo evoque; yo tengo que proveerle tales ejemplos.

Si sólo me preocupo por esto, entonces indudablemente eso me mantendrá en el camino correcto, aunque no lo vea. Imaginemos a un principiante que no entiende nada todavía y se le pide que haga sólo una cosa: impresionar a los demás con el hecho de que estamos en el camino correcto. Entonces seguramente él avanzará con todos los demás en el mismo vagón, aunque los demás hayan estudiado durante veinte años y él acabe de llegar. Es así como funciona.

(109932De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de junio del 2013, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

El poder para oponernos a la opinión del mundo entero
Necesitamos un nuevo comienzo
La unificación con el grupo nos conduce al creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta