No habrá obstáculos a lo largo de nuestro camino

Dr. Michael LaitmanRabash, “Hazte un Rav y cómprate un amigo-2”: Después haberse unido con un grupo de personas que desean alcanzar el grado de amor del Creador, y de desear tomar de ellas la fuerza para trabajar con el fin de otorgar y ser movido por sus palabras acerca de la necesidad de obtener el amor del Creador, él debe considerar a cada amigo en el grupo como más grande que él mismo. Está escrito en el libro Matan Torá (La Entrega de la Torá, p. 143), que uno no se impresiona por la sociedad o toma su apreciación por algo, a menos que considere que la sociedad es más grande que él mismo. Esta es la razón por la cual cada uno debe sentir que es el más pequeño de todos ellos, ya que aquel que es grande no puede recibir de uno que es más pequeño que él, mucho menos ser impresionado por sus palabras. Más bien, es sólo el más pequeño quien se impresiona a través de la apreciación por aquel que es más grande.

Esta es la mayor ley y regla para abrir el mundo espiritual. Si seguimos todas las instrucciones que el Rabash nos da, entonces no habrá obstáculos a lo largo de nuestro camino. Nosotros tenemos que estar listos para dar estos pasos, puesto que el mundo lo necesita. El Creador no sólo nos da una oportunidad de establecer el grupo espiritual por nosotros mismos y darle alegría a Él, sino que Él también nos da una misión mucho mayor.

Él nos da a entender que la única manera de darle alegría, es corrigiendo Su mundo. Por consiguiente, Él lleva a este mundo al borde del colapso para que nosotros podamos preparar al mundo para la revelación del Creador y en consecuencia darle alegría a Él.

Entonces cuando nosotros trabajamos para comenzar a estar más unidos, debemos recordar que eventualmente tenemos que atraer al mundo entero hacia adentro del grupo y por lo tanto provocar la completa revelación del Creador a los seres creados. Como Baal HaSulam dice, estos son los “días del Mesías”, el final de la corrección.

Así que nosotros tenemos que mantener las leyes de las conexiones, auto anulación y auto concesión, muy seriamente para apoyarnos y fortalecernos mutuamente uno al otro con el fin de alcanzar el espíritu de vida y la confianza, y llenarnos de esperanza por el hecho que cada uno está impresionado por los demás. Para hacer eso, cada uno tiene que ver a los otros como grandes y estar impresionado por ellos, dándoles el poder para trabajar en nuestra conexión y unidad.

Tenemos que pedir de Arriba la fuerza para conectarnos y hacer un pacto entre nosotros, una garantía mutua, un apoyo mutuo, y la impresión y el estar mutuamente incorporados unos en otros, hasta que finalmente alcancemos el poder colectivo, la pequeña fuerza espiritual con la que transformaremos al gran mundo. Entonces, veremos que cuando tengamos un poder espiritual colectivo, aún el más pequeño, el mundo se extenderá prácticamente ante nosotros; estará listo para recibir de nosotros, dado que la Luz será vertida a través de nosotros hacia el mundo entero. Tendremos éxito donde quiera que nosotros vayamos.

(108330 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 26 de Mayo del 2013)
Material Relacionado:

Los roles que se presentan en nuestro camino
No por sabiduría, no por la fuerza, sólo con paciencia
Del egoísmo al amor sólo hay una estación hacia arriba

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: