Rodeen al mundo con un abrazo

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué nos ha dado exactamente esta convención, a qué nivel se nos elevó?

Respuesta: En esta convención yo traté de mostrarles a ustedes el camino directo desde la persona hacia el grupo y del grupo al Creador, quien se descubre en el interior de éste. Les sugiero que escuchen la charla de esta mañana (Lección Nº 5 de la Convención) un par de veces más. Dentro de esta media hora yo traté de transmitirles de manera clara, concisa y emocional cómo transfiere la persona su “yo” desde dentro de sí misma al grupo y comienza a ser feliz con la felicidad de éste, se mezcla con él, entrar en él. Ella abandona su ego y transfiere su “yo” al grupo.

Cuando ella se conecta con otros amigos esta manera, el Creador se descubre entre ellos. Y entonces cada uno de ellos y todos juntos ya son felices, no debido a lo que sucede en el grupo, sino por su descubrimiento del Creador; ellos están contentos con esa felicidad, con esa alegría que sienten de que Él es esta característica de otorgamiento.

Esta es toda la realización de la meta de la creación: darle placer a la criatura, es decir, a nosotros, específicamente a través de este estado, de este descubrimiento, de esta experiencia, de este intensa sensación de felicidad de que van saliendo de sí mismos hacia el grupo y del grupo hacia el Creador. Depende de nosotros que intensifiquemos esta transición. Me gustaría mucho que cada uno, todos nosotros y todos juntos practiquemos esto en el tiempo que falta para la convención en San Petersburgo.

Este es el asunto más importante y, en principio, el único. Todas las variaciones particulares del método de la Cabalá se derivan de esto. En la convención de San Petersburgo hablaremos ya de la realización verdadera.

Debemos mantener una conexión constante entre los grupos en un área y entre las áreas, para que de la conexión individual se derive una conexión cada vez más mutua. Es necesario que nos conectemos de acuerdo a este tipo de método. Específicamente, es muy importante que nos conectemos y no compitamos. Lástima que hubo amigos que podrían haber llegado a la convención y, a pesar de todo, decidieron que no era para ellos y que podían quedarse en casa. Han perdido mucho. El Creador hizo esto con ellos por Su cuenta y nosotros sólo podemos lamentarlo por ellos.

Es necesario seguir adelante y sólo hacer lo posible para salir de mí mismo hacia el grupo. La convención en Krasnoyarsk está ayudándonos mucho con esto, más que cualquier otra convención. Además de esto, nosotros hemos estado llevando a cabo un excelente y muy útil trabajo, que causa una intensa sensación de celos en todo nuestro “mundo cabalístico”; es muy malo que ellos no estén con nosotros. Esto me hace muy feliz.

Ellos realmente tienen algo que lamentar, y yo creo que es una lástima que no estuvieran aquí a pesar de que participaron en todas las actividades virtuales. No quiero apagar en modo alguno la sensación de dolor que esto les dejó.

Pero, por otro lado, si nos conectamos con ellos, entonces esta sensación de envidia hacia nosotros los conectará con nosotros y recibiremos de ellos este inmenso deseo que se les encendió. Y ellos recibirán de nosotros el llenado que descubrimos y al que aspirábamos aquí. Así que gracias a este enriquecimiento mutuo, todos nos elevamos. Por lo tanto, estamos invitando a todos a que conecten al mundo con un gran abrazo.

(110199 – De la Convención en Krasnoyarsk del 16 de Junio del 2013 Lección 6)
Material Relacionado:

Convención de krasnoyarsk: un torrente fresco de conexión
Convención en krasnoyarsk: un salto posible
El amor que penetra a través de las barricadas del odio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta