Un camino inevitable

thumbs_laitman_214Baal HaSulam, “El amor del Creador y el amor de los seres creados”: La fase inmediata, luego de “ama a tu amigo como a ti mismo“, es la adhesión.

El mandamiento del amor de otros nos lleva al nivel del amor del Creador. Este es un camino seguro con todas las oportunidades, estados, y medios que necesitamos. Es imposible escapar de éste, mediante diferentes excusas como decir que no sabíamos o que no podíamos actuar, dado que cada uno ha recibido lo que necesita.

La corrección de “ama a tu amigo como a ti mismo” incluye todas las otras correcciones y es la más odiosa, porque es opuesta a nuestra naturaleza; aun así no tenemos opción salvo entender que esta es nuestra única base. Mientras no descubramos la necesidad de esta corrección, no podemos tomar el camino que lleva hacia la meta.

Pregunta: ¿Cómo podemos darle contento al superior al tratar bien a otros?

Respuesta: En esencia, es lo mismo. Imaginen que todos los seres creados, todas las personas, son “hijos del Creador”. Esto es lo que dicen las fuentes. Entonces si hacen el bien al hijo, ciertamente de dan contento al padre.

Una vez el Creador le dijo a Jonás el profeta que Él no podía abandonar así no más la gran ciudad de Nínive con 250,000 habitantes a pesar de sus pecados. El mensaje es claro: “Si los tratas con amor y los salvas, me darás contento a Mí”.

El Creador no tiene ninguna vasija (Kli) para recibir contento de nosotros, entonces significa que es toda la realidad la que se extiende entre nosotros, entre cada uno de nosotros y el Creador. Y en esta realidad las otras personas están primero.

Entonces la diseminación del método de corrección y el preocuparnos por el mundo entero, son las acciones más preciosas que se nos ha permitido realizar y nosotros tenemos que enfocarnos en ellas. Por supuesto primero tenemos que corregirnos a nosotros mismos, con el fin de saber cómo relacionarnos con el mundo.

El cálculo es como sigue: “Yo lo hago todo con el fin de darle contento al Creador. Expreso este deseo al preocuparme por el mundo o más precisamente, al preocuparme por las personas. Los niveles inanimado, vegetativo, y animado de la naturaleza también aportarán su corrección. Con el fin de cuidar de las personas, yo tengo que corregirme y entonces tengo que comenzar por corregirme a mí mismo”. 

(109010 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/02/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado: 

Hay cosas que ustedes mismos tienen que hacer

La dialéctica del desarrollo y el problema de la responsabilidad

Una máquina de movimiento perpetuo que funciona con la energía de la Luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: