Una escuela para personas únicas

Dr.Michael LaitmanRabash, “La necesidad del amor de amigos”: Por lo tanto, uno debe aferrarse a la sociedad…Existe un poder especial en la adhesión de los amigos. Dado que los puntos de vista y pensamientos pasan de uno al otro, a través de la adhesión entre ellos, cada uno se mezcla con el poder del otro, y mediante eso cada persona en el grupo tiene el poder del grupo entero.

En la vida corporal la persona es inconscientemente atraída hacia la sociedad, dado que su inclinación al mal la empuja a buscar un mayor éxito y ganancia, y el mayor éxito para ella es establecerse a sí misma ante los ojos de los demás. Por lo tanto, la persona constantemente examina lo que aquellos a su alrededor consideran bueno o malo y qué es importante para ellos. En correspondencia, ella establece los parámetros y determina su actitud hacia todo lo que sucede. Ella ni siquiera está consciente de eso, pero sus opiniones están basadas totalmente en lo que aprecia la sociedad, y sin esto la persona permanecería como un animal.

El método de la Cabalá también eleva a la persona del nivel animado al humano, pero de una manera diferente. La persona tiene que esforzarse en contra de su voluntad, con el fin de adherirse a la sociedad correcta; ella tiene que saber qué es exactamente lo que quiere comprar de ella. Esto sólo es posible al adquirir los valores de la sociedad si uno se somete ante ella. Además, la persona también necesita elevarse por encima de los amigos con el fin de otorgarles la grandeza de la meta y elevar sus espíritus.

De esas dos maneras de tratar a otros, desde abajo y desde arriba, la persona adquiere los poderes de los cuales carece. Los poderes que vienen a ella no son egoístas, su ego no se incrementa como en este mundo,  donde gracias a la influencia de la sociedad la persona recibe una fuerza egoísta que es diez veces mayor que su única fuerza egoísta. Aquí ella concede y se anula, al querer establecer buenas relaciones y comunicar alegría y la grandeza de la meta para que todos, incluyéndola a ella misma, se sometan con respecto a esta y la acepten mediante “fe por encima de la razón”, sin importa nada más. Mediante eso ella no sólo recibe una fuerza mayor de la que tenía antes, sino una fuerza totalmente diferente, la fuerza de otorgamiento.

Gracias a estos esfuerzos ella recibe la fuerza de otorgamiento de la Luz superior. Si existe un grupo de diez (Minian), entonces a través de éste, uno recibe la fuerza de otorgamiento de la fuente de otorgamiento que hay arriba. Así, la persona adquiere una fuerza que es diez veces mayor, e incluso está corregida, con la cual ella puede avanzar.

Esta es la primera fase del camino espiritual, y la persona debe examinarse constantemente para ver si ella realmente se somete ante el grupo. Tal vez sea el ego el que hablan desde el interior, confundiéndola así de diferentes maneras. Ella debe tratar de ser más lista que esta astuta serpiente que evita que esté incorporada en el grupo.

Este primer nivel es el más difícil, y los sabios dicen que “mil entran en un cuarto pero sólo uno sale hacia la Luz”. Tenemos que tomar en cuenta que nuestra “escuela” es para individuos únicos. El examen es sólo en un grupo de diez. Si no miran al mundo entero, a ustedes mismos, y a los amigos a través del grupo de diez, siempre están equivocados.

La persona puede ser parte de un grupo, de algún comité, de algún departamento, pero si ella no trabaja en un grupo de diez, no puede ver nada sino su ego.
(108710)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 5/30/13

Material Relacionado:
El rango de frecuencia de la Luz Superior
Ama a tu prójimo como a ti mismo
Mantengan su nariz hacia abajo, eleven al grupo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: