entradas en '' categoría

¡Si los enemigos me rodean, mi corazón no temerá!

Dr.Michaellaitman¡Si los enemigos me rodean, mi corazón no temerá!

¡Si ellos levantan una guerra contra mí, yo confío en el Creador!

(De una canción de Shabbat)

Lo más importante es ver que esta guerra es entre las dos partes del universo. Por un lado está todo el ego humano, el egoísmo en mí. Por el otro lado, hay un grupo, una sociedad, a través del cual recibo ayuda del Creador.

Si la fuerza del mal se despierta en mí: ésta me quita la fuerza, me confunde e induce al error, mi punto en el corazón siente que la guerra se inflama con mi mal. Entonces, corro rápidamente a pedirle ayuda al grupo, y al Creador que está oculto dentro de él, la fuerza de otorgamiento, y así me armo contra el mal, y me levanto en guerra contra de mi egoísmo.

Shamati, Artículo 42: “El logro del Reino de los Cielos debe implicar una entrega incondicional.

No obstante, cuando uno dice que está dispuesto a asumir la Labor bajo la condición de que ésta posea la cualidad de “blanco”; o sea, que el día brille para él, pero no lo acepta si el trabajo se le manifiesta como “negro”, resulta que esta persona no tendrá un lugar en el Palacio del Rey. Esto se debe a que (sólo) aquellos que desean trabajar para poder otorgar son admitidos dentro del Palacio del Rey; y cuando uno trabaja para poder otorgar, no le importa lo que sienta durante su tarea.

Más bien, incluso en un estado en que uno distingue algo de negro, no queda impresionado por esto, sino que sólo desea que el Creador le proporcione la fuerza para poder superar todos los obstáculos. Significa que uno no le pide al Creador que le proporcione la noción de “blanco”, sino que le dé la fuerza para trascender todos los velos”.

Dr.Michaellaitman.jpg

En primer lugar, es despertado mi propio mal, “ayuda en mi contra” (1). Entonces no tengo otra opción que recurrir al grupo dentro del cual se oculta la fuerza de la Luz, la fuerza del Creador (2). Debido a esto, corrijo mi mal (3) y transformo mi negra oscuridad en Luz blanca.

Todo depende de la persona. En realidad, no hay ni blanco ni negro, la persona convierte el negro en blanco y el blanco en negro.(113287)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 7/28/13
 

Cuídense de los mercaderes de la verdad

Dr.MichaellaitmanBaal HaSulam, “Paz en el mundo”: Todos esos atributos: misericordia, caridad y paz surgieron y nacieron de la debilidad de la verdad. Esto es lo que causó que la sociedad se dividiera en sectas. … En palabras más simples, nosotros podemos dividir las dos sectas en “constructores” y “destructores”. Los constructores son aquellos que quieren construir, en beneficio de la colectividad, para lo cual ellos a menudo están dispuestos a darles de sus propios bienes a los demás.

Pero para aquellos que son naturalmente propensos a la destrucción y al despilfarro era más cómodo aferrarse al atributo de la verdad, es decir, “Lo mío es mío y lo tuyo es tuyo”, para su propio beneficio, y nunca renunciarían a nada propio por los demás, ni tendrían en cuenta que ponen en peligro el bienestar de la colectividad, por lo que por naturaleza son destructores.

Nosotros no somos capaces de “vivir en la verdad”, es decir, de guiarnos por la categoría de verdad. En cuanto a los destructores, ellos solo hablan de ello, utilizando su nombre y apariencia a su favor.

De hecho, la verdad es que todos somos iguales en términos relativos. Pero para esto, es necesario estimar correctamente la naturaleza y esfuerzos de todos, con el fin ser capaces de compararlos en cada estado concreto. Nosotros somos incapaces de hacer dicho análisis.

Sólo en la corrección final, cuando todos estemos interconectados y nos proveamos unos a otros en un sistema analógico integral unificado, seremos capaces de actuar todos hacia los demás, de acuerdo a la categoría de verdad. Y hasta entonces, incluso un momento antes de la unidad, no existe la verdad, porque en todo momento yo no puedo contribuir y proveerle a cada uno tanto como sea necesario, de acuerdo a sus obras, a su preparación y a sus necesidades.

La verdad es una imagen totalmente completa. Por lo tanto, se nos dan las categorías preliminares para formarla: misericordia, justicia y paz. Nosotros comenzamos desde una simple impureza egoísta, desde el principio “lo tuyo es mío y lo mío es mío”. Luego pasamos al atributo de Sodoma, “lo mío es mío, lo tuyo es tuyo”. Aquí ya hay cierto progreso.

Pero en la espiritualidad, la impureza se convierte en todo lo contrario: “lo mío es tuyo, y lo tuyo es tuyo”.

Además, hay otra opción: “lo tuyo es mío, y lo mío es tuyo”.

¿Cómo utilizamos misericordia, justicia y paz para corregir y, finalmente alcanzar el “destino final” de la verdad? Y en general, ¿de qué manera son menores los atributos preliminares que esa categoría única  y constante de la verdad?

La verdad es llamada un estado infalible de un sistema de corrección en el que todos estamos interconectados y cumplimos los deseos de los demás. En otras palabras, mi deseo funciona para todos, según mi medida de capacidad y responsabilidad para proveer para todo el sistema. Del mismo modo, todos los demás funcionan de la misma forma, al estar en el estado de corrección final, de la misma manera que los órganos de un cuerpo sano. Esto es lo que significa verdad: cada parte siente como suyo el deseo de cualquier otra parte y del deseo colectivo de todos. Nadie tiene ningún problema con “regalarse a sí mismo” y darles a ellos todo lo que necesitan.

Tal enfoque sería una carga para mí, porque se opone a mi deseo. Yo tendría que tener en mente siete mil millones de intereses y cálculos por cada una de las personas que hay en la Tierra. ¿Es esto posible?

Por otra parte, si estoy en un sistema junto con todos, y ellos se convierten en mi deseo, entonces todo se vuelve fácil y simple, porque ahora nos cuidamos unos a otros, de manera natural, de la misma forma que yo no pienso en mi cuerpo cuando está saludable y funciona correctamente. Con una interconexión universal, todos llenan a todos, según el atributo de verdad. Por lo tanto, éste se revela sólo como resultado de la corrección.

Aun así, ¿cómo funcionamos todos en las etapas preliminares? Por ejemplo, ¿cuáles son las medidas de conexión entre nosotros llamadas “justicia”, “misericordia” y “paz”? ¿Qué tipo de relación es esta? ¿Cuál es su poder? ¿En qué condiciones funciona?

Estamos hablando del sistema defectuoso, que aún no está completo, que es “cojo” en la medida en que no podemos estar limitados por una de las categorías preliminares y ser obligados a utilizar las tres. ¿Cuáles son las desventajas de estos métodos de control social? Cada una tiene algo que corregir; sin embargo, todas necesitan apoyo, ayuda de las otras dos. Y de nuevo, cuando las tres están en armonía con las demás, ¿qué es lo que les falta para alcanzar la verdad?

Comentario: Es posible que necesitemos un incentivo, un motivo para avanzar hacia la verdad.

Respuesta: En principio, sí. Por ejemplo, la justicia que está revelándose me trae un poco de alegría, y al mismo tiempo un deseo, una necesidad. Esta necesidad está dirigida hacia la misericordia y la paz que necesito. Cuando yo me incluyo, entonces tengo necesidad de la verdad. Pero hasta entonces, no puedo imaginar qué es un sistema perfecto.

Comentario: A menudo tendemos a tomar la “verdad” de los mentirosos…

Respuesta: En efecto, cuando comienzan los disturbios en un país, desde las barricadas habla algún “campeón de la verdad”, prometiendo cumplir con las aspiraciones de las personas y cuidar de todas sus necesidades. Sus palabras mienten, pero no porque en su corazón no vaya a cumplir con sus promesas. Simplemente, estas promesas muestran inicialmente una falta de conocimiento de la naturaleza de las cosas, una falta de comprensión del hecho de que nadie puede sentir los deseos de los demás. Por lo tanto, en función de su amarga experiencia, las personas ya saben que son engañadas con promesas poco realistas.

Es realmente imposible en nuestro mundo, de acuerdo a la verdad, evaluarlos a todos y darles lo que necesitan. Ni los individuos ni las organizaciones son capaces de hacer eso, y si las personas demandan algo así, entonces ellas no entienden lo que quieren. En cuanto a aquellos que prometen, esta gente es muy ambiciosa. Aquel que quiere el poder suele ser un gran egoísta, capaz de utilizar en su favor el buen nombre de la verdad.

Es por eso que nosotros tenemos que construir la conexión en la sociedad humana, de acuerdo a las categorías de justicia, misericordia y paz. Sólo entonces podremos abordar el atributo de verdad. No tiene sentido apelar ahora a él. Inicialmente, al aspirar a la corrección, nosotros entendemos por medio del corazón y la mente que ésta no estará completa en el proceso. Debemos darnos cuenta de esto, porque nuestra sensación afecta al sistema general.

Sin embargo, este conocimiento es importante hoy en día, cuando el mundo entero ha entrado en el proceso de corrección. Es necesario explicarles a las personas que el ideal de verdad no puede lograrse de una sola vez, sino que sólo puede lograrse cuando estemos unidos, interconectados de forma natural. Sólo entonces todos proveerán para los demás sin dudarlo, sin ningún tipo de cálculos especiales. Si neutralizamos completamente nuestro deseo egoísta y nos conectamos por medio del amor absoluto, entonces fluye todo lo necesario entre nosotros, de uno a otro, sin ningún tipo de restricciones. Yo estoy abierto a los demás y no los critico en absoluto. Que tomen lo que quieran. Entonces, se realiza la categoría de verdad.

Pero hasta entonces todos deben estar preparados para ciertas limitaciones, para ciertos sacrificios. Esto es normal y muy posible. Aquí, necesitamos las categorías preliminares que nos permiten corregirnos a nosotros mismos. Nosotros no seremos capaces de entender y realizar el atributo de verdad. En esencia, estas categorías son mucho más complejas, complicadas y sofisticadas que la verdad, porque están destinadas a ayudarnos sólo en las primeras etapas de la corrección.
(112722)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/22/13, Escritos de Baal HaSulam

¿Dónde comienza el verdadero yo?

Dr.MichaellaitmanMis pensamientos y mis deseos realmente no son míos. ¿Dónde comienza el verdadero yo? Es en el grupo que les permite desarrollar y cultivar seriamente su deseo de una manera práctica y enfocada. Aquí yo tengo las herramientas, los medios que me permiten procesar y cambiar la materia de mi deseo. Al trabajar en el deseo con la ayuda de mis amigos, yo cumplo mi única elección libre.

Sin embargo, si yo no quiero eso, habrá nuevos problemas y aflicciones, y con el tiempo lo querré.

Pregunta: ¿Significa que voy a sufrir hasta que me rinda?

Respuesta: Que yo me rinda no es el problema. El punto es que empiezo a comprender que debo cambiar mi deseo para que sea como el del Creador y que vale la pena hacerlo. Yo soy atraído por los mismos valores y por la meta correcta, y empiezo a disfrutar de ella.

Entonces, hay una nueva fase: “Es una lástima que lo haga tratando de evitar el sufrimiento y de disfrutar del placer del Creador. Quiero otorgar totalmente, amar al máximo, aunque no sienta ninguna respuesta por parte del Creador”.

Este es el camino espiritual por el que puedo cambiar los valores egoístas y descubrir una y otra vez, los límites de mi libertad, mi verdadero nivel. Como está escrito, “Ustedes son llamados Adam [humano], y no a las naciones del mundo”. “Ustedes” se refiere a aquellos que aspiran a alcanzar al Creador, es decir a hacer que la voluntad de ellos sea como la Suya. Entonces, son llamados Israel, lo cual significa Yashar El (directo al Creador).

Sin embargo, si yo no quiero que asemejarme a Él, permanezco en el nivel animal en el que todos los cambios, incluidos el progreso científico y tecnológico, todos, se derivan de Él, y no pueden ser cambiados. En este caso, yo no soy independiente. La persona se vuelve independiente cuando ella se vuelve similar al Creador.
(112563)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/19/13, Escritos de Baal HaSulam

“Más enrolamientos en el ejército españoles en tiempos de crisis”

Dr.MichaellaitmanEn las noticias (de Expatica): “Las fuerzas españolas tienen una gran cantidad de reclutas. La crisis económica y como consecuencia el desempleo en muchos de los países europeos, fuerzan a la juventud a tomar armas y a enrolarse en el ejército”.

“Durante los años previos a la crisis, el Ministerio de Fuerzas Armadas tuvo dificultades para encontrar voluntarios para el ejército. Ahora para cada una de las 1,5 mil vacantes hay casi 30 postulantes. Queremos mencionar que más del 27% de la población del país en edad laboral y más del 50% de la juventud en este momento no tiene trabajo”.

Mi comentario: Por supuesto que estos jóvenes entrarían con gusto en el sistema de educación integral, convirtiéndose después en maestros e instructores para los demás. ¿Pero qué pasa con los otros millones desempleados y los que pierden calidad de vida…?(113002)

Construyendo un “firmamento celestial” por encima de nosotros

Dr.MichaellaitmanCada nivel resume e incorpora todo lo que tiene lugar dentro de este. Constantemente estamos aprendiendo de nosotros mismos acerca de los estados y características a través de las cuales pasamos, que gradualmente se acumulan, y después de esto, como un patrón de medida, llegamos a una etapa donde cero se convierte en uno, y después de eso, una vez más llegamos a una etapa donde uno se convierte en dos, etc. Así ocurre también con nosotros.

Sin embargo, cuando el número uno o dos aparecen en mí, aparenta ser una suma negativa de todos los descubrimientos negativos previos, por encima de los cuales puedo elevarme, y ahora me elevo por encima de todos ellos juntos, y se crea para mí el primer nivel positivo.

Por lo tanto, debemos entender que el Creador nunca se nos revela de una buena manera. Él nos fuerza a cambiar, y entonces lo sentimos a Él, es decir, sentiremos por nosotros nuestros propios estados corregidos como características del Creador.

Por lo tanto, no necesitamos buscar en ningún otro lugar, sino sólo dentro de nosotros, aclarando dónde están las características que operan en contra de nuestra conexión, las cuales fueron creadas como resultado de la ruptura del alma colectiva. Nosotros las descubrimos y nos elevamos todo el tiempo por encima de ellas. Es decir, el amor cubre todos los errores y crímenes no intencionales, y avanzamos de acuerdo a este principio.

Ahora, cuando nos encontramos en una buena atmósfera como esta, careciendo de preocupación mutua, primero y antes que nada, debemos construir un “firmamento celestial” por encima de nosotros, un entorno tal, un domo tal, que nos mantenga a todos en consciencia constante de que necesitamos descubrir dentro de nosotros las oposición a la conexión y remontarnos sobre esta todo el tiempo.

Si esto no aparece en nosotros, es una señal de que no anhelamos la conexión, pero cuando la anhelamos verdaderamente, de  inmediato sentimos la oposición. Esto se debe a que en la espiritualidad no hay paradas. En seguida se nos añaden todo tipo de obstáculos como etapas de avance.

Muchos de los textos fuente nos hablan de cómo los cabalistas sintieron un odio mutuo. En El Libro del Zóhar se nos dice que los estudiantes de Rabí Shimon sintieron tal odio mutuo que estaban dispuestos a reducir al otro a cenizas, un fuego de odio ardía entre ellos.

Aparentemente, no tenían nada acerca de lo cual tener disputas. Todos ellos eran pobres y vivían en una pequeña cueva ¿Por qué sintieron odio? Porque querían acercarse unos a otros para corregir su naturaleza y descubrir con esto la característica de otorgamiento y amor, el Creador.

Por lo tanto, el gran poder del entorno, el grupo, es un recordatorio constante de que si el grupo trabaja correctamente, entonces todas las oposiciones que aparecen entre nosotros son sólo medios para el ascenso espiritual.

A partir de bloques como esos, de las características corregidas, se construye el alma. Las características de rechazo son las partes rotas del templo del alma. Al conectarlas, nosotros reconstruimos este Kli, vasija, nuestra alma colectiva.

Podemos hacer un esfuerzo por conectarnos y eventualmente descubrir el mal en cada uno de nosotros: no queremos conectarnos. Junto con esto, necesitamos sentir la presión del grupo para no huir de la hostilidad y odio que aparecen en nosotros con respecto a algunos amigos o a todos ellos. Bajo la presión del grupo, nosotros comenzamos a anhelar la conexión en oposición a la fuerza de separación. Por lo tanto, la presión del grupo debe ser fuerte.

A través del anhelo por la conexión, comenzamos a entender que, aquí no sólo requerimos de la presión del grupo, sino también de un poder superior, la Luz Circundante (Ohr Makif), y entonces aparecen tres componentes obligatorios: nosotros, el grupo, y la Luz Circundante: a través de ellos, se resuelve este problema y nos conectamos.

La próxima vez, será lo mismo. Es decir, las condiciones para la conexión se transforman en un comienzo. Entonces, tras conectarnos, más necesitamos buscar una vez una razón incluso más grande para conectarnos, y de nuevo obtenemos rechazo y un descenso por encima del cual nos elevamos nuevamente, y vamos hacia adelante. Todos nosotros estamos pasando por un proceso como este.
(112514)
De la Convención en St. Petersburgo “día uno” del 7/12/13, Lección 2

Cuando se terminan sus altibajos

Dr.MichaellaitmanSe nos dice, “Que cada día sea nuevo para ustedes”, es decir cada vez, en cada momento, el cual aparentemente no difiere de los previos. Durante un descenso, nosotros no sentimos ninguna renovación. Nos parece que hemos pasado por todos esos estados y hemos acumulado experiencia.

Los descensos son seguidos por ascensos, los cuales además parecen no ser diferentes unos de los otros. Nos elevamos y caemos, pero por el momento no sentimos la diferencia entre los pasos que se repiten. Nos queda sólo el hecho de creer que los cambios tienen lugar y cada vez se abren para nosotros nuevos estados y nuevos deseos en los cuales no sentimos cualidades especiales, sólo vacío.

Y esto es realmente deprimente, parece que una vez más se trata de un descenso que nos hace infelices y carentes de inspiración ¡Y eso no es bueno porque no bendecimos “tanto por el bien como por el mal”!

Entonces viene un ascenso y aparecen algunas nuevas sensaciones, pero ya son remplazadas por un descenso una vez más. Es difícil que nosotros veamos esos interminables ascensos y descensos como un proceso gradual natural, que nos lleva al final de la corrección.

Nuestra actitud seguirá siendo equivocada hasta que alcancemos la propiedad de otorgamiento. Ahora, esta actitud es egoísta y no vemos ningún beneficio en los descensos e incluso en los ascensos porque después de ellos caeremos una vez más y perderemos lo que hemos logrado. Los ascensos serán remplazados por descensos y no hay un final a la vista.

La persona se acostumbra gradualmente a esto, así como a todos los otros placeres de este mundo y ve que no hay nada especial en ello. Bueno, ella tuvo un disfrute por algún tiempo, una tarde, unas cuantas horas, o incluso una semana o dos, ¡pero después se terminó de todas formas! Es por esto que no le entusiasma regresar a este estado, porque se vuelve alguien experimentada, “lista”, y observa esto de forma más pragmática.

Pero esto se debe a que no ha recibido la propiedad de otorgamiento. Cualquier placer que sintió en el deseo de disfrutar, inevitablemente se desvanece. Y así la persona se acostumbra a ellos, gradualmente se desilusiona, envejece y muere porque no queda nada que le traiga placer.

El trabajo espiritual es bastante opuesto; éste se eleva por encima de descensos y ascensos. Nosotros adquirimos la propiedad de otorgamiento, y si por medio de los ascensos y descensos somos capaces justo ahora de darle placer al Creador, entonces cada ascenso y descenso se vuelve muy valioso para nosotros. Estamos felices de estar en ellos, y no importa cuál sea el estado si por medio de este podemos deleitar al Creador.

Entonces, lo principal es adquirir la propiedad de otorgamiento por encima de todos los ascensos y descensos ¡Estos no terminarán hasta que los realicemos por completo! Esto significará que hemos completado nuestra corrección. Es decir, los ascensos y descensos no son importantes en sí mismos, lo importante es cómo alcanzar la propiedad de otorgamiento por encima de ellos.
(113188)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 7/25/13

Material relacionado:
Cayendo hacia arriba
Una aceleración en vez de un largo ascenso
La propiedad del Creador es infinita 

¿Lucha eterna?

Dr.MichaellaitmanBaal HaSulam, “Paz en el mundo“: Si por encima de las dificultades prácticas, que personas indefensas perturben nuestro camino, ya no son suficientes, nosotros tenemos además una confusa y gran batalla de predisposiciones psicológicas, es decir  los atributos de ellos mismos dentro de todos y de cada uno de nosotros individualmente, los cuales son únicos y contradictorios para unos y otros…..

Por consiguiente, ustedes ven cómo chocan y pelean nuestros atributos unos con otros y no sólo entre las sectas sino dentro de cada persona, los cuatro atributos la dominan, todos de una vez o uno a la vez y pelean dentro de ella hasta que es imposible para el sentido común organizarlos y llevarlos al común acuerdo pleno.

A pesar de todos los esfuerzos, la lucha reinará en la Tierra. Nosotros nunca lograremos la paz y el equilibrio. Ustedes no pueden distinguir qué propiedades dominan en el mundo global. Todos están incluidos en todos los demás y como resultado, no tenemos esperanza de perfección y armonía.

A través del tiempo, nosotros entenderemos, sentiremos y “saborearemos” las categorías de paz, misericordia, justicia y verdad. Entonces, seremos capaces de llevar a cabo la investigación científica y de reconocer cuáles categorías y cómo están acentuadas en los países y sociedades con diferentes mentalidades, con diferentes enfoques de vida y de religión, con diferentes historias, incluyendo la historia de las relaciones entre las comunidades y las internacionales. Después de todo, debido al predominio de algunas propiedades por encima de las demás, hoy en día naciones y civilizaciones tienen relaciones incorrectas. En consecuencia, nosotros no tenemos posibilidad de establecer una buena vida, ya sea en las sociedades individuales o entre ellas.

Con sólo mirar dentro de la esencia de las cosas por medio de estudios exhaustivos, nosotros comprenderemos el proceso de desarrollo y entenderemos cómo combinar las cuatro categorías principales de modo que, sobre la base de la interacción éstas, ellas ayudarán a llevar al ser humano, a la sociedad y al mundo entero a la comprensión del mal, es decir, a entender la causa de todas las fallas. Y sólo entonces el mundo tendrá la oportunidad de ser sanado.
(113208)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/28/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
La alternativa al sufrimiento
Ya no somos bárbaros, pero aun no somos altruistas
Actuar conforme al principio de la verdad

Aprendiendo a sobreponernos al orgullo

Dr.MichaellaitmanPregunta: ¿Cómo podemos trabajar con el orgullo que se reveló después de la convención?

Respuesta: Después de la convención hubo de hecho una revelación del orgullo especialmente en Europa. Cada parte del mundo tiene sus problemas típicos y Europa y Rusia son diferentes en ese sentido.

¿Qué es el orgullo? ¿En relación a quién o a qué? La persona tiene que aclarar esto por sí misma:

  • Yo siento orgullo porque lo entiendo y lo conozco todo, por haber alcanzado algo, y ahora soy grande y lo tengo todo. Esto sucederá y desaparecerá por sí mismo en un par de días.
  • Yo siento orgullo porque estoy muchos niveles por encima de todos los demás, y ellos son infelices, luchando con sus pequeñas crisis; mientras estoy por encima de ellos, yo lo entiendo todo y realmente no me preocupo de nada, puesto que los miro desde arriba. Esto es incorrecto.

Si hablamos acerca de la conexión y del hecho que tenemos que corregir la ruptura entre nosotros, entonces eventualmente tenemos que preocuparnos por todos como si se tratara de nuestros propios hijos. No creo que ustedes se relacionarían de esta manera con las personas, si sintieran que son sus hijos, pero exactamente así es cómo debemos relacionarnos con ellos.

En realidad, no veo razón para estar orgulloso. ¿Qué es lo tan especial en ustedes? ¿Qué han alcanzado por sí mismos? Nada.

Estuvieron en un grupo, fueron traídos, empujados, y se realizaron en ustedes diferentes acciones. Participaban pasivamente sin entender la esencia del porqué y el hacia dónde los conduciría esto. Ni  siquiera anhelaban ni sabían a qué se parecía el estado presente. Esto significa que sus acciones no estaban enfocadas y así resulta que fueron afortunados. Entonces ¿De qué están orgullosos?

Puedo decirles por experiencia propia, que cuanto más asciende la persona, cuanto más avanza y más cercana está del Creador, más baja y humilde se siente. Esto se debe a que ella ve la acción de la Luz infinita que arregla todo en cualquier momento dado que construye y lo revive todo.

Sigan trabajando y la sensación de orgullo pasará. Lo principal es que esto no los desvíe del camino espiritual. Si hay muchas desviaciones y ustedes se comportan como niños obstinados,  yo estoy acostumbrado a eso. Por lo tanto, nada puede hacerse sino ascender por sobre esto gradualmente. Aprenderemos cómo.
(113122)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/21/13, “Fe por encima de la razón”

Material relacionado:
Orgullo humillante y gran auto anulación
¿Es el orgullo una forma de egoísmo?
Tu protección desde arriba

Lección diaria de Cabalá – 07.30.13

Shamati # 148 “El escrutinio de amargo y dulce, verdadero y falso”
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

La crisis nos llevará de regreso a la teoría de Marx

Dr. Michael LaitmanNuestro estado depende de cómo lo evaluemos, de acuerdo a qué valoremos. La persona recibe una escala de valores del entorno. Nosotros empezamos a desarrollarnos debido al entorno cuando descendimos de los árboles. Todo l desarrollo humano ocurre debido a que la sociedad promueve que es necesario ser grande, fuerte y próspero. Así empezó el progreso de la humanidad.

El desarrollo es posible sólo gracias a la comunidad. Si la sociedad no hubiera instalado en nosotros nuevos valores en exceso a los requeridos para la simple existencia del cuerpo, hubiéramos permanecido como animales. No somos diferentes de ellos excepto por el elemento de competencia, en el que estamos involucrados entre nosotros mismos, un desarrollo debido al entorno.

El entorno está evolucionando y nosotros estamos desarrollándonos junto con este. Este desarrollo no es característico de los animales, sólo de los humanos. Un tipo especial de animal que puede crecer debido al entorno, es llamado ser humano en este mundo. Y el tipo de ser humano que es capaz de desarrollarse por medio del propósito del desarrollo de su entorno, es llamado un cabalista. Existen dos etapas que surgen por encima del nivel animal: una persona ordinaria y un cabalista.

Los cabalistas desarrollan especialmente su entorno para evolucionar debido a este, como si se jalaran entre ellos hacia arriba del cabello. Las personas comunes no hacen esto. La sociedad se desarrolla y los jala en distintas direcciones en el mismo plano de este mundo, pero no hacia nuevos valores cualitativos.

Por lo tanto, la humanidad evoluciona naturalmente hasta que llega a una crisis. El desarrollo basado en la competencia conduce a la situación en que una parte de la humanidad está increíblemente enriquecida y la otra completamente empobrecida. Esta situación llega a ser crítica, puesto que no queda ninguna capa intermedia. Ya hemos pasado la etapa en la que la sociedad esperaba alcanzar la prosperidad universal, la realización del sueño americano que les prometía a todos abundancia por su trabajo.

Pero esto es imposible; el egoísmo humano no permitirá que el rico sacrifique ni siquiera un poco. Esto los forzará a guardar el 100% de su riqueza. En el mejor de los casos, ellos arrancarán de sí mismos para los pobres el 0.1% sólo para que los pobres puedan sobrevivir de alguna manera y servirles a los ricos, pero no más.

Entonces, regresamos a la teoría de Marx, dado que nuestro ego nos separa hacia polos antagónicos entre los cuales es inevitable la guerra. El intento de construir una sociedad de bienestar pro industrial desarrollada ha fallado, debido a que en este caso alguien tiene que sacrificar su beneficio; el rico debería compartir con el pobre. Y ¿Por qué de pronto ellos debería estar de acuerdo con esto si es posible exprimir todo de los pobres y dejarles sólo un mínimo para que no mueran de hambre?

Nuestro egoísmo nos priva de la razón; ustedes miran al mundo y se asombran con lo que ocurre en él: Los ricos están matándose a sí mismos con sus acciones, arriesgando sus propias vidas. Pero no pueden detenerse.

El ego está creciendo y forzándolos a actuar de esta manera.

(112780De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de julio del 2013, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Acerca de la cabalá, marx y la gran mentira
Un ego que ha mutado y se mata a sí mismo
La era de acciones conscientes