entradas en '' categoría

Escalera hacia el futuro

thumbs_laitman_569_01Necesitamos imaginar el futuro que es nuestro próximo grado, el cual en relación a nosotros es otorgamiento perfecto acerca del cual sólo podemos pensar que no es la mitad, ni un cuarto, sino otorgamiento completo, la única forma en que el grado inferior imagina al superior, como el estándar de su estado final corregido. Después de todo, con el fin de elevarse al siguiente grado, éste realmente necesita alcanzar su final de la corrección.

Todas las cualidades, todos los obstáculos y decepciones que existen en la persona deben ser corregidos y completados a la perfección. Nada desaparece sin un rastro, sino que todo es corregido, añadiendo la forma de otorgamiento completo que la persona sólo puede imaginar. Ella debe ver que el mundo entero, todas las personas, están en otorgamiento y que la persona se incluye y absorbe allí, se disuelve allí.

Este es su próximo grado, y después de haber ascendido a este, ella descubre un deseo y profundidad adicionales allí, un rango de trabajo totalmente nuevo. Ella necesitará aplicar esfuerzos nuevamente para revelar todos los deseos de este grado, la profundidad y propiedades de sus vasijas y esforzarse nuevamente para corregir este grado completamente. Cuando ella alcanza esto, ésta será la finalización de las diez Sefirot del siguiente grado. Así, la persona se elevará de estado en estado, de grado en grado.

(111163 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/30/13, Escritos de Rabash)

Material Relacionado: 

Adhesión con el Creador, de los textos originales fundamentales

La realidad corporal es la mayor benevolencia del Creador

Despertando sin hacer ningún movimiento

 

Agradecidos por los pensamientos y deseos

thumbs_laitman_237Todos los deseos y pensamientos que surgen en el hombre sobre el trabajo espiritual, a favor o en contra, todos proceden solo del Creador. Nosotros siempre somos solo la consecuencia, mientras que Él siempre es la causa. Él siempre es la fuente, la raíz, el primero, y nosotros somos la consecuencia, los creados, los segundos.

Por lo tanto debemos entender que siempre sentimos nuestras reacciones a Su influencia y de acuerdo a esta comprensión, nosotros debemos responder. Es decir, si Él nos da pensamientos y deseos correctos, debemos estar agradecidos. Si hay pensamientos y deseos incorrectos, pero al mismo tiempo, Él nos recuerda que es El quien hace esto, entonces debemos pedir, y agradecer que nos lo haya recordado.

(111237)

Material Relacionado: 

Entendernos mutuamente y revelar al Creador

“Las estanterías de la creación”

¡Yo quiero!

 

Viendo la unicidad del Creador

thumbs_laitman_226El tema de la primera lección de la Convención en San Petersburgo es “No existe nadie más aparte de Él“. Este es el tema principal que siempre estudiamos.

En principio, nosotros estamos en una realidad especial llamada el “Creador” y tenemos que revelarlo a Él. El “Creador” (Boré) significa “ven y ve” (Bo Reh en hebreo). Si ya moramos en Él, en la Luz blanca superior, entonces sólo Él actúa y no existe nadie más que Él. Solamente Él nos “perfila”, nos forma; Él es el primero y Él es el último. Todos nuestros pensamientos y actos provienen de las acciones de esta Luz superior. No existe nada más que Él.

Nosotros observamos las formas inanimada, vegetativa y animada sobre las cuales el Creador actúa totalmente, obligándolas a hacer cualquiera de sus movimientos. Ellas no tienen ningún libre albedrío en absoluto, están completamente bajo Su influencia directa.

Por otro lado, nosotros mismos tenemos un cierto punto creado por Él, que existe aparentemente por fuera de Él. Este punto nos da la oportunidad de conocer al Creador, el único que nos afecta. De hecho, de esta manera no vamos a ningún lado más allá de Él, no distanciamos de Él ni violamos ninguna de Sus acciones. La realidad sigue siendo la misma: No existe nadie más aparte del Creador. Sin embargo, debido a este punto que parece estar por fuera de Él, yo puedo analizarme a mí mismo y a Él, puedo llevarme deliberada y conscientemente al único estado existente, en el cual no existe nadie más aparte de Él.

Yo alcanzo al Creador debido a este trabajo. Le atribuyo cada fragmento de realidad a Su unicidad y por lo tanto alcanzo todos Sus actos, todos los pasos directos y opuestos a Él, que Él emprende. Así, volviendo al estado de unidad y unicidad del Creador, yo me encuentro con todo el poder que Él me ha dado y me doy cuenta que en realidad no existe nadie más aparte de Él.

Por consiguiente, yo le provoco a placer Él, y este es el placer más grande que yo puedo darle a Él y esto significa a mí mismo. Después de todo, no existe nadie además de Él.

Entonces ahora nosotros, en contra de nuestro deseo, necesitamos comenzar a estar razonable y deliberadamente incluidos en el concepto: “No existe nadie más aparte de Él”.

(111373 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/3/13, Preparación de la Convención en San Petersburgo, Lección 1)

Material Relacionado: 

Los mandamientos son los peldaños de unidad

Entendernos mutuamente y revelar al Creador

Más allá del anhelo por la unidad

Un territorio en común donde habita el amor

thumbs_laitman_745_01Pregunta: El principio de creación de las buenas relaciones entre la pareja dice: “A través de la conexión y del amor cada uno se incluye en el otro, se enriquece, y adquiere cada vez más poderes. La condición para ello es que la persona se rebaja a sí misma en relación al otro y no se siente superior al otro. “¿Cómo nos realizamos este principio en las relaciones de pareja?

Respuesta: Entre la pareja se forma una unión como entre dos naturalezas que se integran entre sí. El ego de cada uno, dentro del cual vive la persona, es redondo. Él guarda sus fronteras y quiere recibir el llenado dentro de éstas; lo demás no le importa. También quiere recibir placer y ser llenado por su pareja. Si él es llenado gracias a lo cual beneficia a la pareja, entonces esto es lo que llamamos amor. Y si es llenado sólo tomando de la pareja y no da nada a cambio, esto es llamado odio. Pero en última instancia, sólo hay una meta, el llenado personal.

Y aquí comienza mi trabajo de acuerdo al plan original de que yo debo anularme a mí mismo. Cuanto más pueda yo vaciar de mi ego un lugar dentro de mí, que se abstenga de llenado, puedo insertar cada vez más los deseos del otro, es decir, de mi esposa, en vez de mis deseos. De esta forma, cada uno anula su ego para aceptar los deseos del otro.

En última instancia se crea un territorio compartido donde yo me he anulado a mí mismo para darle placer a mi esposa, y ella también hace lo mismo con respecto a mí, para darme placer. Así es como nos encontramos en un territorio común donde existen un acuerdo mutuo completo y la conexión entre nosotros. A través de mi concesión y de la concesión de ella, yo acepto sus deseos y pensamientos y ella acepta mis deseos y pensamientos. Esto al menos es en un grado particular y claramente no sería todo inmediato.

Este territorio común es llamado la zona de conexión entre nosotros, la unidad, donde sentimos un deseo común, una atracción y un entendimiento común. En este territorio existe un acuerdo, un pacto, y el amor entre nosotros. El amor dice que yo quiero llenar los deseos particulares de mi pareja y ella también quiere hacer lo mismo conmigo. Mientras tanto, esto no es amor absoluto y perfecto, sino que el amor sólo es parcial, pero somos conscientes de ello y lo protegemos y nos preocupados por su existencia.

Pregunta: ¿Por qué soy enriquecido, y adquiero poderes adicionales?

Respuesta: Gracias a mi relación con el otro, incluso en el más pequeño territorio común, entonces todo el resto de su territorio, incluidos sus deseos y habilidades, también pasan a mi dominio. Porque si existen entre nosotros el amor, el acuerdo, y la conexión en algún tipo de territorio común, ya no somos enemigos. Todavía no hemos alcanzado un acuerdo completo, aún no hemos trabajado en esto. Podría ser que estos asuntos todavía no se han despertado en nosotros y no se presentan ante nosotros como barreras que debemos cambiar y quitar. Pero después de haber alcanzado un acuerdo parcial, algún tipo de conexión, amor y apoyo, entonces ya es posible estar seguros de que el lado opuesto estará al lado y será socio de ustedes.

Yo concedo mis deseos y pensamientos y estoy dispuesto a aceptar los deseos, pensamientos y expectativas de la pareja; está habla de que estoy anulándome a mí mismo en lo que se refiere a ella. La naturaleza nos ayuda con esto; ésta nos conecta a través de las propiedades que tenemos en común, una casa, y las finanzas compartidas. Eso nos obliga a preocuparnos uno por el otro, porque no podemos existir separadamente. Y lo más importante es que compartimos al dar a luz a los niños hacia quienes sentimos un amor natural instintivo.

Y así, es lógico que se cree un reino común entre nosotros en el plano material terrenal. De tal manera que lo que se requiere de nosotros es llenar nuestro reino común en un estrato superior a través de las concesiones de nuestro ego, uno con respecto al otro, y en conexión adicional.

Especialmente en nuestro tiempo, nosotros hemos alcanzado un desarrollo tan egoísta que la casa, la propiedad común, y nuestros hijos compartidos ya no nos importan. Así que si no construimos un complemento espiritual, sin duda nos divorciaremos.

Está claro que ninguno de nosotros estaría de acuerdo en anularse a sí mismo hacia el otro a menos que intencionalmente lo hiciéramos por el bien de una meta más elevada. “La paz doméstica” nos da una gran cantidad de beneficios; protege los nervios, la salud, los años de vida y que trae serenidad. Debe haber una creencia muy fuerte en toda la sociedad, una necesidad de explicarles esto a las personas. Si cada uno estuviera aceptara ver el descubrimiento de un poder más elevado en la pareja, la semejanza a través de la cual se le presenta el Creador a la persona, entonces necesariamente la persona misma se haría más pequeña.

(110013 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 8/1/12)

Volviendo a Adán y Eva

thumbs_laitman_232_08Pregunta: ¿Cómo creamos nuestro punto de conexión dentro de la familia, a partir de lo que se está construido?

Respuesta: El punto de conexión se construye a partir de mi buen deseo y del buen deseo de mi esposa. Este es el punto de conexión en el que nos sentimos entre nosotros internamente. De repente yo comienzo a sentir lo que hay en la mente y corazón de mi esposa y ella siente lo que hay en mi mente y corazón. Empezamos a estar vinculado por los puntos más internos que se conectan a un punto.

¡Y por supuesto, cuando alcanzamos este punto de conexión, inmediatamente desaparece! En ese momento ocurren la evasión y el ocultamiento. Es como si yo estuviera tratando de capturar con la mira a un objetivo y este punto gira todo el tiempo para que yo no logre impactar en él. Pero precisamente debido a que estamos siguiéndolo todo el tiempo e insertando una mayor precisión, añadiendo variedad, deseos, pensamientos y esfuerzos mutuos, de esta manera progresamos.

De nosotros se requieren esfuerzo y trabajo constantes en la mente y corazón, pero a la vez nos sentimos emocionados. Aquí se descubre algo nuevo que compartimos, lo cual es llamado el “hombre”, la inclusión de Adán y Eva juntos, un hombre y una mujer. Descubrimos el fundamento espiritual interior de esta estructura llamada “hombre” (Adam).

Pregunta: ¿Cómo puedo estar seguro de que estoy viendo este proceso desde nuestro punto compartido y no desde mi punto de vista privado y egoísta?

Respuesta: Esta sensación no puede medirse. Sólo saben que por ahora se sienten uno al otro, ya que nunca antes se sintieron uno al otro. De pronto, se despierta en ustedes una sensación única como ésta de la que no quieren escapar. Les da una sensación de vitalidad y plenitud mil millones de veces mayor, que nunca antes sintieron. Entonces pueden tener éxito en la conexión con la imagen que se encuentra frente a ustedes, y de esta manera salir de sí mismos y empezar a sentir el mundo entero.

Pregunta: Entonces, ¿qué podemos hacer para que este punto de conexión nunca desaparezca?

Respuesta: Ustedes deben trabajar juntos en él todo el tiempo. Si ustedes agarran este punto, es necesario que traten de aferrarse a él a través del acoplamiento constante, con una sensación de conexión interna que no desaparece.

Acoplamiento interno no puede explicarse en palabras. Cuando sientan en sí mismos, sólo entonces, comprenderán. No se trata un acoplamiento bestial, corporal, más bien de una conexión en la que ustedes sienten que su propio mundo interior y el mundo interior de su pareja se han vuelto uno.

Pregunta: ¿Cómo sucede esto en realidad, sentiré los pensamientos de mi esposa, sus emociones?

Respuesta: Estos ya no serán sus pensamientos, más bien los de ambos, un pensamiento común. Se crea una nueva realidad a partir de la conexión de los dos en uno. Y dentro de esta conexión, ustedes sentirán un nivel superior. A esto le llamamos el Creador, dado que una vez llegamos a este mundo desde este nivel, nacimos, crecimos, y como por casualidad nos conocimos y nos casamos. Y ahora, gracias a este trabajo, volvemos de nuevo a esa fuente.

Pregunta: ¿Y qué hacemos si alcanzamos una gota de sensación como ésta por un segundo y luego desaparece?

Respuesta: Ustedes deben comenzar de nuevo el trabajo: otra vez describo para mí mismo lo que mi esposa quiere de mí, comparo esto con mi deseo egoísta, y entre estos dos extremos, construyo una línea media. En esa línea media nos conectamos y alcanzamos una nueva unidad.

Cuando tengamos experiencia haciendo este trabajo, entonces podremos desarrollar nuestras relaciones personales de una manera informada. Pero para empezar, la imagen puede describirse de manera más simple, no en su forma verdadera, donde cada uno trabaja con sus dos líneas egoístas y construye entre ellas una línea media, sino como dos líneas opuestas, la mía y la de mi pareja, mientras alcanzamos al mismo tiempo entre nosotros una línea media. Entonces, cada uno según el grado de su concesión, avanzará hacia el centro, donde los dos nos reunimos.

(110552 – Del Kab.TV “Una nueva vida # 46” del 8/1/12)

Lección diaria de Cabalá – 07.03.13

Escritos de Rabash “Shlavei HaSulam”, “La importancia de la plegaria de muchos”

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

El Libro del Zóhar, Introducción, “Dos puntos”,ítem 120, Lección 41

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Preparación para la Convención en San Petersburgo, “Del odio al amor por medio de la Luz que Reforma”, Lección 2

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

 

Lección diaria de Cabalá – 07.04.13

Preparación para la Lección

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

Escritos de Rabash “Shlavei HaSulam”, “La importancia de la plegaria de muchos”

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

El Libro del Zóhar, Introducción, “Dos Puntos”, ítem 120, Lección 41

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

Preparación para la Convención en San Petersburgo, “Del odio al amor por medio de la Luz que Reforma”,Lección 2

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Es como comenzar de nuevo cada vez

thumbs_arava-convention_931-01 (1)Israel es un punto en el corazón que anhela saber cuál es el sabor de la vida, descubrir el secreto de la vida, la fuente de la vida. Éste determina la conexión interna de la persona con la fuerza superior. La persona aún no puede imaginar esta conexión, pero ya existe. A causa de esto, ella es llamada Israel, Yashar El (directo al Creador), dado que tiene esta inclinación hacia el Creador. Pero esta fuerza no le pertenece; más bien, surge del punto en el corazón, que es la parte Divina de Arriba que está en ella. No tiene nada del superior excepto eso y nunca tendrá nada excepto lo que desarrolle de este punto.

Al ascender 125 niveles, nosotros descubrimos nuestras 613 vasijas. Esto es por parte de la persona. Por parte del Creador, se nos da un punto en el corazón y la Luz que Reforma. Podemos usar esos dos medios con el fin de corregir nuestras vasijas rotas.

Resulta que yo tengo una inclinación hacia la espiritualidad y tengo 613 deseos egoístas. También está la Luz que Reforma si quiero atraerla ¿Entonces qué me hace falta? Me hace falta un grupo con el cual yo lleno mis 613 deseos. Por eso soy traído hacia el grupo.

Entonces tengo un punto en el corazón, 613 deseos rotos, un grupo, y la Luz que Reforma, todo lo que necesito. Ahora sólo tengo que conectarlos correctamente. Si integro todos esos componentes correctamente, la Luz opera e influye en mis 613 deseos; mi punto en el corazón se refuerza por medio de ellos y la Luz puede revelarse en esos 613 deseos, lo cual es llamado la revelación del Creador al ser creado.

Así finalizamos un estado y todo sucede otra vez desde el principio. El punto en el corazón también se renueva, dado que se ha vuelto más fuerte mediante los 613 deseos corregidos en el nivel previo. Éste comienza a iluminar y a arder más fuerte puesto que contra este están los 613 nuevos deseos egoístas que son más crueles que los previos. En contraste con ellos, existe una Luz que Reforma más fuerte, si yo quiero usarla. Además tengo un grupo en contraste con ellos, el cual, de acuerdo al nuevo ego, se presenta ante mí como peor de lo que era antes. Entonces, una vez más yo trabajo con el fin de conectar todos esos componentes correctamente. En general esto es todo lo que tengo que hacer: establecer las relaciones correctas entre esos cuatro componentes.

(111214 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/30/13, Escritos de Rabash)

Material Relacionado: 

Israel es la chispa que ilumina al mundo

Elévate por encima de todas las diferencias

El cálculo en el corazón corregido

 

Esperando el final de la corrección en cualquier momento

thumbs_laitman_572_01Pregunta: ¿Cómo puedo adquirir las deficiencias adicionales que necesitamos en nuestra preparación para la convención?

Respuesta: No debemos pedir deficiencias sino su corrección y que se completen aquellas que ya tenemos. Preguntas cómo debes prepararte y agrandar tu vasija, pero lo que tenemos es suficiente y no necesitamos deficiencias adicionales. Sólo necesitamos conectar de manera integral lo que tenemos ahora.

No necesitamos nada excepto eso, y es lo único en lo que debemos pensar. Entonces vendrán diferentes pensamientos, decepciones, confusiones, rechazos, y otras interrupciones que nos ayudarán a hacernos más fuertes y a completar la conexión general en un todo en el primer nivel.

Sólo tenemos que conectarnos, unir Israel, la Torá, y el Creador; eso es todo. Las deficiencias que ya tenemos son suficientes y no necesitamos nada más. No necesitamos buscar nuevos problemas y confusiones o desagrado, déjale este trabajo a la Luz. Nuestro trabajo es anhelar unir todo en un concepto.

Entonces de pronto encontraremos nuevas interrupciones, lo cual es una señal de qué nos hacía falta para completar el Aviut (grosor) para el primer nivel. Entonces trabajaremos con ellas también, ya que reconocemos y estamos agradecidos por la ayuda que hemos recibido. Esto es llamado “estar agradecido por el mal, así como por el bien”: agradecer y bendecir tanto la Luz como las nuevas deficiencias.

Pregunta: ¿Cómo debemos prepararnos para eso?

Respuesta: Yo quiero unir todo en mí en una dirección, me preparo para eso y no me siento y espero hasta el principio de la convención. La preparación correcta quiere que esto suceda ahora y no dejarlo para mañana. Espero que el Mesías venga en cualquier momento y nos lleve al fin de la corrección. Esto es llamado preparación.

(111233 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/30/13, Escritos de Rabash)

Material Relacionado: 

 

Las letras de la Torá nacen de descenso

 

Las mismas palabras, pero sin cáscaras

 

La Convención: preparación para la unidad universal

 

El progreso que lleva a la regresión

thumbs_laitman_220 (1)Hoy en día el Creador hace intencionadamente que el mundo entero se sienta suspendido en el aire. La persona no sabe qué esperar ni qué sucederá después. De repente, hay inundaciones en Europa, huracanes en América, incendios y asesinatos en masa. Todo el mundo está conmocionado: “la primavera árabe”, “la primavera turca,” las revueltas en Siria, Líbano, Libia y Egipto. Todo está sucediendo cuando la tecnología moderna y las oportunidades que tenemos, podrían haber resuelto todos los problemas corporales, y convertido la tierra en Cielo.

Todos saben eso, los políticos, los científicos y sociólogos. Hemos llegado a tal nivel de progreso, que podríamos proveer fácilmente a toda la población mundial con lo necesario para suplir todas las necesidades básicas, como alimentos y ropa. No hay problema, excepto el hombre mismo: El hombre es el único que debe ser corregido.

Después de todo, por el momento, podemos prometernos prosperidad corporal en todas las áreas y podemos resolver todos nuestros problemas, pero al mismo tiempo la mitad de la población mundial se muere de hambre y la otra mitad está sufriendo de depresión y perdiendo el deseo de vivir, como en Europa, donde no hay problemas de alimentación, pero hay otros problemas.

Lo único que puede salvarnos es cambiar la naturaleza humana. Todos nosotros debemos entender esto y hacer de este nuestra meta principal. No hay otra manera. No tendremos éxito en nada si no cambiamos nuestra naturaleza. Esto tiene que quedarnos claro a todos y sobre todo a quienes se involucren en la sabiduría de la Cabalá.

Podemos abandonar todos los otros intentos por corregir la situación, puesto que no importa qué logros tengamos en cuanto al suministro de alimentos y de ropa, en la industria pesada y ligera, en la alta tecnología, estos no mejorarán en absoluto nuestro estado. Tecnológicamente podemos hacer maravillas, pero no podemos usarlas para beneficio de la humanidad.

Podemos inventar remedios para ciertas enfermedades. Incluso ahora ya hay remedios para enfermedades como el cáncer, de riñón y de corazón que son mucho mejores que los que se utilizan hoy en día, pero su fabricación no es rentable y no llegan al mercado. Es mucho más rentable fabricar equipos más costosos y crear mayor confusión con el fin de mantener más ocupados a los médicos y a los profesionales médicos. Toda una industria gira en torno a esto; el sistema de salud es una planta de la salud.

Así que no podemos arreglar nada antes de corregir la naturaleza humana. Nosotros debemos enfocarnos sólo en eso y luego tendremos éxito. De lo contrario, no funcionará.

Mi impresora, que es prácticamente nueva, se dañó hace un tiempo. Me las arreglé para imprimir sólo 50 páginas y ya dejó de trabajar. Los fabricantes hacen productos intencionalmente para que se dañen inmediatamente y tengamos que comprar otros nuevos. Nuestra naturaleza nos obliga intencionalmente a hacer todo de la manera opuesta. Parece que la tecnología avanza, pero la conclusión es que estamos retrocediendo en todas las áreas. Todo está pensado para que podamos comprender el mal que hay en nosotros.

No es de extrañar que nadie se sienta seguro, ni sienta que tiene un entorno bueno y agradable para nuestros hijos. Con el tiempo, será imposible predecir lo que ocurrirá de un momento a otro, y ustedes se convertirán en pequeños conejos asustados, escondidos bajo una hoja. Esta será nuestra vida: Por la mañana pensarán cómo sobrevivir hasta la tarde y por la noche esperarán la mañana.

Desafortunadamente, es imposible avanzar sin temor. Después de todo, yo soy un egoísta, por lo que la única manera de ser impresionado es por medio del temor. Hay un sinfín de tipos de temor: temor bueno o malo, temor de este mundo y del próximo mundo, temor de no alcanzar al Creador, de no ser capaz de percibirlo a Él, de no ser capaz de otorgarle a Él. Pero en cualquier caso, el temor es el estímulo más eficiente. El temor puede dar lugar a lo deseable, dado que se deriva del deseo. Yo quiero lograr una cierta meta y me temo no ser capaz de lograrla, es decir que el miedo se deriva del temor y esto ya es un motivo real, llamado “temor”.

(109781 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/11/13, Escritos de Rabash, “Igrot”, Carta 16)