entradas en '' categoría

Un proceso por oleadas

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo evalúa usted el estado del grupo mundial? ¿Qué nos falta y qué tenemos que hacer con el fin de desarrollar un ataque conjunto enfocado?

Respuesta: En mi opinión, ustedes mismos ya sintieron que cuando aprenden seria y constantemente dentro del grupo, tratando de reunir fuerzas para relacionarse con las personas, con los amigos y aprenden correctamente, de forma general para todo el mundo, y de repente sienten algún tipo de confusión, un caos inexplicable, todo se escapa de sus cabezas y no nada se conecta. Ustedes no saben dónde se encuentran, algo pasa que no está claro.

Pasan varios días, tal vez una o dos semanas, dependiendo de la parte del camino en la que  se encuentre la persona (en principio esto incluso podría tomar hasta dos meses y tal vez aún más) y después, estos estados se comprimen. Se acortan cada vez más, pero a pesar de todo, se siente un enredo en la cabeza.

Entonces, de repente, todo se despeja, se aclara, y se organiza. Ustedes aprenden en un nuevo nivel, con una mayor comprensión y sensación, y de nuevo todo progresa bien y suavemente.

Existe un proceso acumulativo de sus intenciones, acciones, aprendizaje, y de repente otra vez entran en un torbellino interno inexplicable, no pueden concentrarse mental y emocionalmente. Ustedes están completamente perdidos, y de repente después de varios días o tal vez de un número de horas o semanas, todo se aclara. Este es el proceso.

Baal HaSulam escribe que cuando él estaba en un estado como este, no se aplicaba a los libros, él no trataba de leer y de aprender mucho. Él necesitaba proporcionarse todo internamente, reorganizarlo y digerirlo todo dentro de sí mismo para que la Luz lo llevara a otro nivel y le transmitiera a él determinados elementos para poder comenzar a entenderlo, a verlo y a sentirlo todo de manera diferente.

Yo personalmente, creo que una ruptura de este tipo es imprescindible, y dicho sea de paso, esto es muy generalizado en la vida cotidiana. Recuerdo que cuando yo estudiaba, teníamos un profesor que era un conferencista que nos dijo que fuéramos al cine por la tarde y que volviéramos donde él por la mañana para el examen. Y tenía razón. Esto realmente ayuda, ya que hace posible que ustedes puedan organizarse y no sólo absorber lo que está escrito en los libros.

(112091)
De la Convención en St. Petersburgo del 7/11/13, “Lección de preparación”

Material relacionado:
La única cosa que es constante es el enfoque
Gritando por el vacio
Las mismas palabras pero sin cascaras

Las densas Klipot que cubre los espacios

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cuál es la brújula que hará posible que yo establezco dónde se encuentra el “yo” y donde no? ¿Dónde está esta cosa extraña cosa que me cubre como densas Klipot (piel) que nosotros debemos pelar?

Respuesta: Esta brújula es el grupo. Cuando ustedes discuten esto juntos, alcanzan la verdadera forma que existe en todos, hombre o mujer. Un joven que se enamora simboliza una carencia personal de conexión con otro. Sin embargo, mientras tanto, este otro está comprehendido por él en el nivel animado como un interés en el sexo opuesto.

Sin embargo, cuando pelan todas las Klipot artificiales y las mueven todas hacia el lado izquierdo, sólo les queda el deseo que descubren en el lado derecho, entonces, con la ayuda de los dos Kelim, ustedes se convierte en examinadores expertos que comienzan a examinar y a aclarar. Ya pueden verlo todo de manera seria, comprender qué desean alcanzar. Ahora buscan una conexión recíproca verdadera, con el fin de llenar ese espacio que se descubrió dentro de ustedes.

Adicionalmente, este no es ese mismo espacio que existía entonces en el pequeño nivel animado. Más bien, ahora, este es un espacio en el nivel del Adam (hombre). Ustedes entienden y sienten esto. Al pelarlo, exponen el espacio interno, y entonces realmente entienden qué están buscando realmente. Esto comienza a aclararse. Ya no volverán a ser ese niño o niña. Más bien, se transforman en un hombre o una mujer que comprenden qué quieren.

Ustedes están buscando una verdadera conexión interna, una relación recíproca, el deseo de llenar a los demás, en el que cada uno piensa en el otro y se encuentra dentro de su propio espacio. Quieren ser consciente del espacio y llenarlo. Saben qué hacer con el fin de penetrar en éste y llenarlo, y uno abre su corazón ante el otro y ambos actúan recíprocamente.

Ustedes entienden qué deben hacer y juntos juegan con las dos líneas. Todo el mal que pelaron de ustedes se transforma en mal compartido, e incluso el bien se transforma en vuelve compartido, entonces ustedes se transforman en una persona con características buenas y malas. Juntos, se convierten en un hombre y una mujer conectados en un solo sistema.

(111933)
De una charla sobre formación integral del 6/20/13

Material relacionado:
Un juego cada vez más cercano a la verdad
Creciendo en el grupo
Creando una familia espiritual

Niveles de conexión

Dr. Michael laitmanBaal HaSulam, artículo “Fruto del sabio”: El Zóhar compara esto con dos personas que estaban en un barco, cuando una de ellas comenzó a perforar por debajo de sí mismo. Su amigo le increpó: “¿Por qué estás taladrando?” Y el tonto le respondió: “¿Qué pasa contigo?, estoy haciéndolo debajo de mí, no de ti” Verdaderamente, una persona puede arruinarlo todo.

En el mundo físico, en un caso como éste, todos nos ahogaremos, y ¿qué ocurriría en la espiritualidad?

Y este es el secreto de la oración de muchos, está prohibido que el individuo abandone al colectivo. Y está prohibido que él pida sólo para sí mismo, sobre sí mismo, incluso si se trata de darle satisfacción a su Hacedor, en vez de ello, él debe pedir sólo para todo el colectivo.

En primer lugar, es necesario alcanzar el amor por los demás. Y a partir de este estado se alcanzará el amor del Creador. Es decir, en primer lugar debemos conectarnos y sólo entonces podemos pasar a la siguiente etapa. No puede haber una acción espiritual si no proviene de la conexión.

La espiritualidad no existe por sí misma, por el contrario, la construimos desde nuestros Kelim, vasijas, nosotros formamos una imagen del mundo espiritual sobre un fondo de Luz blanca. Ciertamente no se nos permite representar exactamente lo que viene a nosotros, estamos limitados por la imagen que ya existe potencialmente dentro de la Luz.

Nosotros mismos tenemos que adaptarnos gradualmente a la Luz, acercándola por medio de los 125 niveles que construimos. Somos específicamente nosotros lo que construimos estos estados dentro de nuestros Kelim. Y por lo tanto, no tenemos nada que construir sin conexión. Y alguien que no está dirigido hacia esta meta no se dirige hacia una acción espiritual. Cualquier otra acción además de esta, nos lleva a “otro camino”, al camino de “Beitó”, al camino del sufrimiento, al largo y difícil camino que está diseñado para devolvernos al reconocimiento de la necesidad de la conexión.

(111925)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/05/13, Escritos de Rabash

Material relacionado:
¿Qué nos impide comenzar a vivir?
¿Disputas o conexión?
Cuida de nuestro barco común

 

Otorgar a fin de recibir

Dr. Michael laitmanLa Torá, “Shemot (Éxodo) “, “Parashat Mishpatim (Leyes)”, 21:16: Aquel que secuestra a un hombre, ya sea que lo venda o que aún lo retenga, será castigado con la muerte.

A nivel espiritual, “secuestrar a alguien” simboliza que a través de su ego, secuestran al Adam (humano) que hay en ustedes, subyugándolo y vendiéndolo a su siguiente nivel egoísta. Asimismo siguen intentando sacar provecho de este Adam que hay en ustedes, es decir, tratan de incluirlo dentro de su ego en una forma tal que gane del nivel anterior del Adam en ustedes.

Esta es una actividad en la que fallamos muchas veces, llamándola “otorgar para recibir”, en la cual la persona está dispuesta a actuar bien, de la forma adecuada, con el objetivo de beneficiarse de manera egoísta. En este caso no hay nada que hacer.

Y esto es llamado, “y él lo vende”, en el que ustedes lo convierten en siervo y se benefician de él. Por lo tanto todo lo que aparentemente se ve como “actos de bondad” en nuestro nivel físico, se realiza sólo en aras del beneficio personal. Aquel que está más dispuesto que los demás a vender al Adam en sí mismo, es el más elevado de todos. Vemos un buen ejemplo de esto en la política, en la que lo más importante es ser emocionalmente distante; todo debe construirse sobre una decisión clara.

(111818)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/11/13

Material relacionado:
Un contraste que revela la verdadera imagen del mundo
En la prisión del egoísmo de uno mismo
Un retiro temporal para dar un salto hacia adelante una vez mas

 

La diferencia entre el descenso espiritual y el no espiritual

Dr. Michael LaitmanLo más importante no es movernos de este punto: “Hoy nos hemos reunido aquí”. Hoy es el momento en el que tenemos que trabajar en no perder lo que hemos conseguido antes, sino sólo expandirlo. Esta es exactamente la situación que ha surgido ahora, después de la convención. Tenemos que cuidar de continuar y agregar nuestros logros, en vez de esperar el momento de ser arrojados hacia abajo una vez más, y quién sabe cuándo seamos capaces de elevarnos de nuevo.

Nuestro grupo mundo de Bnei Baruj debe mantenerse al menos en el mismo nivel. Queremos preservar lo que hemos logrado, y si ustedes no son capaces de mantenerse a la misma altura, entonces no están en los deseos de otorgamiento, incluso en el más mínimo grado.

Nosotros debemos permanecer por todos los medios en el estado alcanzado y no caer. ¡El descenso debe estar en el hecho de darnos cuenta de que no es necesario añadir al ascenso previo; esto no es suficiente para nosotros! Tenemos que elevarnos a un nuevo ascenso. Y si descendemos, nunca ascenderemos al palacio del Rey.

Es necesario distinguir cada ascenso que está en mayor otorgamiento, al cual se le añade gota a gota: cada vez un poco más de otorgamiento, conexión y sensación de unidad. Y después de alcanzar esta adición en otorgamiento, obtenemos un descenso basado en la sensación de la oportunidad de elevarnos aún más alto. Es decir, nos mismos despertamos al amanecer y así avanzamos.

Todos los descensos que recibimos hasta la fecha nos arrojaron del nivel alcanzado, haciendo que nos cayéramos. Estos fueron descensos incorrectos, no eran espirituales. El descenso espiritual debe producirse en relación a los valores anteriores. Si en el pasado de alguna manera nos imaginamos el otorgamiento, ahora vemos que el otorgamiento es mucho más. Por lo tanto, el estado que hemos logrado nos parece como un descenso.

Por supuesto, esto es posible sólo con el apoyo del grupo. Digamos, yo gané $ 1.000 y estoy muy contento. De repente veo que alguien ganó $ 2.000, entonces ya no me siento en ascenso, sino en descenso. Del mismo modo, nosotros tenemos que tratar lo que hemos logrado: ¡Cada uno debe ver que en su entorno es posible alcanzar más, incluso un mayor otorgamiento! No debería haber ningún descenso; siempre hay una oportunidad de agregar.

(112390)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/17/13, Escritos de Rabash

¡Redoblemos ahora nuestros esfuerzos!

Dr. Michael LaitmanPregunta: Hemos experimentado una gran alegría de la unidad que se alcanzó entre los amigos durante la convención en St. Petersburgo y de las convenciones de espejo. Ahora, la idea de perderla, es aterrador. ¿Cómo podemos aferrarnos a esta unidad?

Respuesta: El miedo a perder la sensación de unidad alcanzada es una muy buena cosa, incluso si se trata de un temor egoísta. Éste protege a la persona.

No existe un estado fijo en la espiritualidad y hay cambios constantes, al igual que en un cuerpo vivo donde se llevan a cabo procesos continuos. Así que la pregunta es cómo podemos avanzar. Con el fin de preservar el estado anterior, nosotros tenemos que avanzar constantemente, lo cual significa hacer esfuerzos adicionales constantemente. Esto es esencial, incluso con el fin de preservar el estado anterior. Si queremos superar el estado anterior, debemos añadir un esfuerzo doblemente cuadrado.

(112360)
De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/16/13, El Zóhar

¡Hay vida sobre la superficie de la tierra!

Dr. Michael LaitmanPregunta: Todo lo que usted dice después de la convención ya se percibe de una manera totalmente diferente, como un nuevo alcance. Pero, por otro lado, existe el temor de perderlo, ya que se requiere de un gran poder para aferrarnos a lo que hemos alcanzado y esto sólo viene como resultado de nuestra unidad. ¿Cómo podemos incrementar el apoyo mutuo entre nosotros?

Respuesta: Nosotros hemos atravesado últimamente muchos estados, muchos cambios, y hemos vivido situaciones difíciles. A pesar de que se olvidan fácilmente gracias al apoyo de la sociedad, la esencia de estos cambios es muy significativa. Además, hemos hecho grandes preparaciones para la convención. Fue simplemente un favor de lo alto hubiéramos realizado la convención en Krasnoyarsk antes de la convención de St. Petersburgo y yo quería que todos envidiaran a los que habían asistido a ella.

En realidad sucedió. Todos querían alcanzar el mismo estado de unidad y debido a que ellos sintieron lástima por aquellos que no lo sintieron, se tomó muy en serio la preparación. Es por eso que alcanzamos lo que alcanzamos. No creo que las convenciones espejo fueran diferentes, a juzgar por lo que vi en la pantalla y en la convención misma.

Esta fue la primera vez que vi a las personas terminar felices la convención como si no estuvieran a punto de decir adiós. Ellas no tuvieron que abrazarlos a todos y llorar como solían hacer en el pasado. Nadie vino a quejarse ante mí de que era difícil volver a casa. Yo me fui y nadie lo notó siquiera. Esta es una muy buena señal.

Las personas sintieron que sus vidas están en el grupo, en la conexión general, mientras que yo sólo vengo y los despierto desde afuera. Les explico cómo construirlo y organizarlo, pero la vida misma se llena dentro del grupo. No soy yo quien hace la convención, en realidad la hacen ustedes por sí mismos. Ustedes se han vuelto muy independientes, y esto es muy importante, y por eso han experimentado estas nuevas sensaciones y han avanzado a un nuevo estado.

(112357)
De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/16/13, El Zóhar

La clave para la unidad

Dr. Michael LaitmanSe nos dice que somos una sombra del Creador, el reflejo de esta fuerza, del atributo de otorgamiento y amor. Es decir, sobre la base de esos deseos, de las deficiencias que se revelan en nosotros, podemos adivinar a partir de la manifestación de nuestras propiedades egoístas, cómo invertirlas, cambiarlas, convertirlas en lo opuesto.

Naturalmente, no somos capaces de hacer esto por nosotros mismos, pero nuestras intenciones, nuestros esfuerzos atraen la Luz Circundante, y esta nos lleva hacia adelante. En este caso, por un lado cada uno de nosotros es un maestro, y por otro, es un estudiante con respecto a sus amigos. Recordemos a rabí Yossi, quien dijo que no podía dejar a sus alumnos porque no sería nada sin ellos. Todo lo que él reveló, lo reveló debido a que trabajaba con ellos. Y así somos todos lo demás.

Es por eso que nosotros no relacionamos de esta forma: Por un lado, les mostramos a los demás cómo deben trabajar, inspirarse, anhelar el otorgamiento y amor, es decir, cada uno es un maestro con respecto al otro. Por otra parte, cada uno es un estudiante con respecto al otro, porque se rebaja ante los otros y por lo tanto puede recibir inspiración, intención, y la sensación de todos los demás. Al existir en esta interacción, nosotros llegamos a la igualdad, a la línea de igualdad.

No existe la igualdad en la naturaleza; nosotros somos totalmente diferentes y tenemos diferentes conjuntos de propiedades. No existe una sola persona que sea como cualquiera de los varios miles de millones de personas. Y cuando nosotros, sin prestarle ninguna atención a nuestras inclinaciones naturales y propiedades, empezamos a actuar de esta manera: una vez inclinando la cabeza ante los hombres, y otra vez, por el contrario, mostrando cómo trabajar entre nosotros, entonces nos volvemos iguales entre sí. Esta es la clave de la unidad, del movimiento hacia ella.

De esta manera creamos la condición en la que se revela al Creador: la gran fuerza unificada de la naturaleza que conecta junta toda la naturaleza. Esta es una fuerza global, integral, que comenzó a expandirse desde el punto del Big Bang y que construyó nuestra materia en la capa más baja del universo, y a la cual nosotros debemos traer de vuelta hacia la unidad. Y esta es la misión del ser humano.

En principio, la persona es difiere de la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada sólo por su capacidad para evaluar la falta de unidad en la naturaleza, la cual comienza a manifestarse ahora y es la fuente de nuestra crisis mundial universal.

Una crisis significa no ruptura, sino el nacimiento de algo nuevo. Esta es su propiedad, y éste es su verdadero significado.
(112284)
De la Convención en St. Petersburgo 7/12/13, Lección 1

Al cambiarnos a nosotros mismos estamos cambiando el mundo

Dr. Michael LaitmanNuestro rol es entender que hay una y sólo una naturaleza global, y que somos nosotros quienes debemos conectarla a través de la integración mutua, a través de nuestras intenciones. Por lo tanto el concepto de “No existe nadie más aparte de Él” se deriva de la unidad de la naturaleza; no existe nada además del sistema que lo incluye todo dentro de él.

Y nos parece como algo separado porque nosotros también estamos separados, y por lo tanto no vemos el mundo como es, sino que lo vemos acuerdo a la condición en la que cada persona lo siente dentro de sí misma única y exclusivamente de forma individual. La razón por la cual el mundo nos parece como algo separado, mutuamente distante, puede hallarse en la falta de conexiones mutuas con los demás; esto se descubre cada vez más con cada día que pasa, debido al hecho de que nuestro ego está en constante crecimiento. Además, su aceleración está creciendo de manera aguda e hiperbólica; vemos como cada año, cada mes, cada semana, e incluso cada día, todos en el mundo están cambiando muy rápidamente. Y este cambio está ocurriendo específicamente debido a que los mismos cambios están sucediendo dentro de nosotros. El mundo se siente solamente de forma individual. Por lo tanto, el método por medio del cual se siente el mundo de manera correcta también se deriva de este; así, si nosotros cambiamos nuestras características, entonces cambiamos la manera en la que se siente el mundo.

Actualmente ya los filósofos, psicólogos y físicos han realizado muchos trabajos en esta materia. Los científicos están comenzando a acercarse gradualmente a la conciencia de que el mundo depende de nuestras sensaciones subjetivas, sin embargo, ellos son todos idénticos. Mientras todos sienten el mundo de manera diferente, todos ellos lo sienten de la misma manera, a través de nuestras características egoístas. Si nosotros las corregimos de tal manera que las características se vuelvan opuestas, entonces, ciertamente, podremos sentir el mundo de otra forma: como integral y mutuamente unido. De aquí se deriva una de las suposiciones de aplicación de este método: “No piensen en la corrección del mundo…” Con estas palabras nos referimos a la humanidad. Nosotros no corregimos al mundo, sino que nos corregimos a nosotros mismos. Entonces empezamos a sentir de manera completamente diferente no sólo al mundo, sino también a nosotros mismos dentro de él. En última instancia, nuestro movimiento a partir del estado actual, el cual es llamado “nuestro mundo”, hacia el estado futuro, que es llamado el “mundo del infinito”, es en su totalidad una corrección interna de la forma en la que sentimos al mundo, y no más que esto.

(112281)
De la Convención en St. Petersburgo, “Día uno” del 7/12/13, Lección 1