¡Buscando a alguien a quien hacer feliz!

Dr. Michael LaitmanPregunta: Tras finalizar una etapa en particular con el grupo, ¿existe una etapa en la que yo trabaje con un socio en particular?

Respuesta: Si, nosotros llegamos a esto gradualmente tras descubrir cuánto requerimos de una conexión recíproca y cuanto queremos amar a alguien. Amar, es llenar a alguien a nivel personal. Mi espacio interno comienza a indicar que  yo quiero otorgarle, hacerle bien a alguien. Esto es llamado el impulso del amor.

Esto es exactamente lo que sienten todos los jóvenes cuando se enamoran por primera vez. Primero quiere llegar a una conexión con alguien, otorgarle y recibir de ella. La conexión sólo puede ser una conexión mutua; yo le transmito algo a ella y recibo algo de ella. Entonces no lo entendía, ya que aún no era un buen psicólogo. Y ahora, a través de “pelar” el yo y el trabajo en un grupo, comienzo a aclarar cuál era mi verdadero deseo. Por lo tanto, cuando se nos da el estado natural de estar enamorados por primera vez, este no ha sido realizado. Pero la segunda vez que llegamos a una deficiencia como esta, esto ya se realizará.

Como resultado de la aclaración interna de mi verdadero deseo, yo necesitaré descubrir ese profundo deseo dentro de mí; anhelaba encontrar a alguien para entregarle. Esto se debe a que soy feliz si tengo éxito en hacer feliz a alguien en particular. Y él sabe esto, y me da a cambio la misma relación. Cada uno de nosotros llena al otro.

Pregunta: ¿Entonces comienzo a buscar a alguien a quien yo sea capaz de otorgarle?

Respuesta: Esto se vuelve claro porque nosotros comenzamos a cantar en la misma frecuencia, y yo siento esto. Nos hemos separado de una visión mutua externa y no buscamos una atracción externa, en su lugar observamos más las reacciones del otro, y esas reacciones se vuelven cada vez más internas.

De pronto comienzo a sentir que una persona en particular cumple con mis requisitos internos de diferentes formas. Revisamos todo esto, hablamos entre nosotros dentro del grupo, y comenzamos a entender con quién podemos conectarnos más y más claramente. Este es un trabajo continuo y muy preciso. De esa forma construimos nuevos Kelim, vasijas, dentro de nosotros para el otorgamiento mutuo, un medio para la conexión entre nosotros.
(111977)
De una Charla sobre formación integral del 6/20/13

Material Relacionado:
Vayan junto con  todos o tendrán que hacerlo en otra ronda
¡Ay del orgulloso que aboga por su vida!
Incorporados en un solo deseo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta