Algo grande y digno de publicitarse

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al estudio de las Diez Sefirot“, ítem 155: Por lo tanto, debemos preguntar, ¿por qué entonces, los cabalistas obligan a cada persona a estudiar la sabiduría de la Cabalá? En realidad, existe algo grande aquí, digno de publicitarse: Existe un maravilloso, invaluable remedio para aquellos que se ocupan de la sabiduría de la Cabalá. Aun cuando ellos no entienden lo que están estudiando, despiertan sobre sí las Luces que circundan sus almas.

Muchos preguntan por qué debemos estudiar. No todos son atraídos al estudio y a la mayoría de las personas ni siquiera les gusta estudiar. Es especialmente difícil cuando tienen que estudiar lo mismo todos los días sin ver ante ustedes el mundo espiritual, sin sentir este material. Todo esto es cierto pero nosotros estudiamos para atraer la Luz Circundante hacia nosotros.

Este es el único medio que ha sido preparado para nosotros por los sabios de la época del Talmud, quienes nos dieron el poder de la Torá en vez de los sufrimientos para que seamos capaces de corregir nuestro ego, la inclinación malvada. Gracias a esto nosotros debilitamos gradualmente los poderes de nuestro ego, una y otra vez, a través de ascensos y descensos, al descubrir cada vez estratos adicionales y neutralizar sus poderes.

Así avanzamos, gracias a la preparación correcta hasta que corregimos una cierta parte de nuestra naturaleza la cual está dispuesta a aceptar la Luz Circundante que ya llega como una Luz interna, gracias al Zivug de Haka’a (copulación de golpe) y la intención correcta, la Luz se esparce dentro de las vasijas espirituales. Una vasija en el mundo espiritual es la intención con el fin de otorgar, la Luz de Jassadim. Así ya comenzamos a recibir la Luz.

Los cabalistas escribieron libros para ellos, es decir para personas que entienden el significado espiritual y que pueden usar esos textos con el fin de atraer la Luz interna, para que descubran la conexión entre las almas corregidas de personas que vivieron en diferentes generaciones y en diferentes periodos y mediante eso trajeron más Luz, el despertar de todos los deseos corregidos. Ellos también pensaron en nosotros, en aquellos que anhelamos descubrir la Luz superior con el fin de otorgar pero que por el momento no podemos hacerlo por falta de la intención correcta y la organización correcta. Si la persona puede esforzarse con la intención correcta, pura, y anhela entender lo que no entiende por el momento, ella evoca sobre sí la influencia de la Luz Circundante.

No hay necesidad de la intención correcta y la superación correcta, de las restricciones del ego, de un Masaj (pantalla), y la Luz que retorna con el fin de otorgar de esta manera, dado que la Luz Circundante responde a cada ligero despertar de la persona hacia el otorgamiento. Entonces los cabalistas nos dan el consejo de conectarnos primero entre nosotros. Recibimos una vasija rota y primero tenemos que trabajar en conectarla, en alcanzar la garantía muta, la auto anulación, en incorporarnos unos en los otros, y en despertarnos, fortalecernos, y apoyarnos mutuamente sin caer o escapar de este trabajo que no parece llevar a ningún resultado.

Según el grado en el que llevemos a cabo las acciones físicas más simples, evocamos sobre nosotros la Luz Circundante. Esto se debe a que los mundos espirituales y los mundos corporales no existen por separado, y sólo hay una realidad. Entonces evocamos constantemente la Luz Circundante en cada acción que realizamos instintivamente o a propósito, ya sea en el nivel del animado para mejorar mi salud, o en un nivel más elevado con una intención.

Vivimos sólo gracias a la Luz Circundante. Incluso los mundos del inanimado, el vegetativo, y el animado viven gracias a la Luz Circundante, la cual automáticamente se convierte en la fuerza interna de vitalidad que le proporciona a la materia la energía para existir. Pero la persona vive sólo gracias a la Luz Circundante, la cual evoca mediante sus deseos. Entonces todo depende de la preparación.

(110674 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de Junio del 2013)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta