Cargando el aire de la Convención

Dr.Michael LaitmanRabash “Shlavei HaSulam”, artículo 17, “La Orden de la Asamblea”: En la multitud del pueblo está la gloria del rey, se deduce que cuanto mayor sea el número del colectivo, más eficaz es el poder del colectivo. En otras palabras, ellos producen una fuerte atmósfera de grandeza e importancia del Creador. En ese momento, el cuerpo de cada persona siente que considera cualquier cosa que quiera hacer por la santidad, es decir otorgarle al Creador, como una gran fortuna, que ha tenido el privilegio de estar entre personas que han sido premiadas con el servicio del rey. En ese momento, cada pequeña cosa que hace la llena de alegría y placer, que ahora ella tiene algo con que servirle al rey.

Esta debería ser la atmósfera de la Convención en San Petersburgo. Y nosotros debemos prepararnos para ello. Ningún “mecanismo” trabajará para nosotros. Son las personas que se reúnen en la convención las que se deben formar, generar el estado deseado, “calentar el aire”, y sentir que está “cargado” con nuestras intenciones. La realización de la grandeza y la importancia del trabajo, el foco de los esfuerzos conjuntos dependen de nosotros.

Nosotros somos especiales; estamos haciendo una acción especial de establecer un contacto, incluso el más pequeño con la Fuerza superior. Éste nos estructura, nos ayuda, nos acerca por medio de obstáculos, y con el tiempo nos empuja hacia la meta.
(111457)
De la 3º parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/3/13, “No existe nadie más aparte de Él”

Material Relacionado:
Los contornos de la oscuridad y de la luz
Antes del amanecer
Hacia el congreso con un ladrillo en la maleta

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: