Estructura y principios de una nueva sociedad

thumbs_laitman_229¿Cómo será la futura sociedad?

No hay mucho escrito acerca de esto. Lo descubriremos gradualmente, por nuestra cuenta, en el proceso de construirla y darle forma. Los principios descritos por Baal HaSulam aclaran que será una sociedad de personas iguales, de acuerdo al mismo principio que opera en el grupo, todos son iguales, todos son amigos.

Amigo (Javer חבר) se deriva de la palabra “conexión” (Jibur חיבור). Literalmente significa “entrar” unos dentro de otros, complementándose entre sí al contribuir con nuestros deseos y pensamientos. En esta condición, nosotros estamos unidos. Es por eso que nuestra única preocupación debe ser la manera de “reabastecer” a otros.

Cuando nos reunimos en “decenas” para los talleres, nosotros tratamos de implementar este principio. Debemos sólo complementarnos unos a otros, nunca discutir, y de ninguna manera “pasarse de listos”. Lo único que debemos hacer es llenar a nuestros amigos y proporcionarnos apoyo mutuo. No hay espacio para nada más.

Esto aclara los principios de una vida en comunidad de los que habla Rabash. Este es un principio que tiene que ser puesto en el núcleo del grupo que estamos construyendo. No es aceptable cuando un amigo lastima o daña a otros. Con el fin de construir la sociedad futura, debemos construirla primero entre nosotros de manera que se vuelva un ejemplo para otros. Debe estar basada sólo en la asistencia mutua; de ninguna manera puede haber ningún “truco sucio” del uno hacia el otro. El reglamento del grupo debe reflejar esto.

Sin embargo, Baal HaSulam escribe que  la sociedad futura, no un grupo, sino la sociedad como un todo, puede construirse sólo después que las personas se eleven de este nivel de desarrollo, estén listas para renunciar a su egoísmo, y creer un nuevo tipo de relaciones sociales. Necesitamos llevarlos hacia esta condición. Entonces antes que nada, es muy importante que nosotros actuemos de forma extensiva y abramos cursos de educación integral en cualquier lugar que sea posible.

Al hacer eso, crearemos una sociedad de iguales, una sociedad en la cual todos obtendrán lo necesario y trabajarán para el bien de todos. Cada uno recibirá tanto como él o ella necesiten para la existencia normal y el resto será redirigido a crear las mismas condiciones para todos en el mundo.

No se producirá nada más allá de lo necesario. Sin embargo, ¡no se trata de contraer o reducir al mínimo la manufacturación o compra de los bienes de consumo! No, estamos hablando de condiciones humanas, normales de vida, las cuales no debemos exceder. No es un secreto, si perdemos el equilibrio con la naturaleza, comenzamos a destruirla y eventualmente, en la práctica, destruimos la casa en la que todos vivimos.

Los principios para construir la sociedad futura son muy simples. Físicamente los sentimos y los tocamos cuando estamos con nuestros grupos. Gradualmente, según el grado de avance de los grupos y de sus “satélites” (grupos no cabalísticos de personas involucradas en la educación integral), surgirán nuevas comunidades extendidas. Gradualmente, expandirán sus “territorios”, establecerán reglas propias, comenzarán escuelas y otros establecimientos. Gradualmente, estos  llegarán a estar más conectados.

Por otra parte, este proceso también puede ser dirigido desde arriba. Hacemos intentos desde la cima, dado que la crisis comienza de la cima y va hacia la base; todo está entrando en descomposición a partir de la cabeza. Vemos que muchos países están en situaciones totalmente desesperadas y creemos que tarde o temprano sus gobiernos entenderán que existe un sistema de conocimiento que puede corregir a las personas, permitiéndonos así corregir a la civilización.

Esperemos que esto quede claro antes de que se derrame demasiada sangre.

En resumen: si queremos avanzar personalmente, es posible sólo si nos expandimos. Si un grupo deja de expandirse, deja de “ampliarse”, deja de avanzar. Y no es debido a que no haya más personas que se unan a este; simplemente tenemos que trabajar con el resto de la población al máximo de nuestras capacidades. Para eso, antes que nada, tenemos que organizarnos y prepararnos. Por eso es tan importante ocuparnos en el método de la educación integral.

Algunos de ustedes lo consideran una carga, útil o inútil, o incluso algo dañino. Pero este no es una carga; es la misma Cabalá, el mismo tipo de organización de la sociedad, o más bien fragmentos del alma, en una sola alma de acuerdo al principio de “ama a tu prójimo”. No hay nada nuevo aquí; este es sólo una explicación de todas las leyes de conexión que existen entre nosotros. Esas leyes se aclaran en un lenguaje plano, normal, humano y son obvias para todos, no sólo para los cabalistas. Eso es todo, nada más.

Incluso nuestros grupos están seriamente involucrados en estudiar y concentrarse en las partes de la sabiduría de la Cabalá que son más fáciles de implementar. Similarmente, les enseñamos a otros las reglas que para ellos son más fáciles de aplicar en la realidad.

(110302 – De la Convención en Krasnoyarsk del 6/14/13, Lección 4)

Material Relacionado:

El mundo a través de los anteojos de la garantía mutua

La educación integral es un proceso rápido

Partes separadas en un sistema integral

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta