Juicio y misericordia en la cocina de la familia

Dr.Michael LaitmanRecomiendo los talleres, discusiones en conjunto, y ejercicios prácticos para las parejas casadas. Comiencen con la pregunta: “¿qué significa, ‘uno está incluido en el otro’ desde el aspecto de juicio y desde el aspecto de misericordia?”

Juicio significa actuar por el bien de mi ego y misericordia significa actuar por el bien del ego de mi esposa. Mi tarea ahora es aclarar qué significa la “línea media”, donde yo trato de mantener constantemente un equilibrio entre juicio y misericordia. Eso es todo, trato de otorgarle a mi esposa tanto como sea posible, pero hago esto con el fin de obtener un buen ejemplo de ella, de recibir una buena reacción, es decir una buena relación de su parte.

Si yo estoy preocupado por mí mismo esto es llamado la “línea izquierda”. Y si tomo en cuenta el ego de mi esposa y estoy dispuesto a satisfacer todo lo que ella me pida, esto es llamado la “línea derecha”. En otras palabras, la línea izquierda es juicio y la línea derecha es misericordia.

La línea izquierda o juicio son todas las demandas que presento a mi pareja y que quiero que ella cumpla. La línea derecha o misericordia son todas las demandas de mi esposa con respecto a mí. Por lo tanto, queda claro, que el juicio y la misericordia, la línea derecha y la línea izquierda, se contradicen una a la otra.

¿Y cuándo dejarán de pelear entre sí y serán capaces de recibir un llenado completo? Esto es posible si uno se vuelve el sirviente del otro. Es decir, con una decisión unilateral donde hago que mi esposa sea mi sirviente y la golpeo para que me obedezca o ella hace eso conmigo.

Pero existe una oportunidad para ambos de llenar al otro en una forma perfecta, muchas más veces mayor que a través de la servidumbre hacia la pareja. Para esto es necesario que cada uno se incluya en el ego del otro. Tiene sentido que tengamos que trabajar sólo en la conexión entre nosotros. Y entonces mientras más pueda llenar el ego de mi esposa y ella pueda llenar mi ego, más nos llenamos a nosotros mismos.

¿Cómo no perder el equilibrio? Con el fin de hacer esto necesitamos aferrarnos a una sensación compartida de conexión entre nosotros, en un punto particular de equilibrio, como si nos situáramos en la punta de una aguja. Requerimos de un punto de conexión como este, una gota de unidad, que requiere de reciprocidad para no salir por la borda y perder el equilibrio.

Aquí requerimos de una sensación compartida llamada “apareamiento” en la cual ambos estamos juntos en un solo deseo por el otorgamiento mutuo y en aras de una conexión recíproca. Aprehendemos el ego de cada uno como un medio a través de cuyo llenado construimos la conexión entre nosotros. Y entonces el punto compartido que nos conecta es llamado una “pantalla”.

Ambos estamos conectados juntos, con un deseo mutuo de llenarnos uno al otro y tratamos de no perder el equilibrio al sentirnos como un todo único todo el tiempo. Y esta sensación se renueva y se refuerza en nosotros todo el tiempo: Nuevos pensamientos y sensaciones siempre están apareciendo en nosotros, moviéndonos hacia adelante. Nunca nos quedamos en el mismo lugar.
(110511)
Del Kab.TV “Una nueva vida # 46” del 8/1/12

Material Relacionado:
Aprendan a hacer felices a los demás
El amor un breve destello o un fuego que no se apaga
El espacio compartido en el que nace una familia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta