La corona de la Convención

thumbs_laitman_936Pregunta: En El Libro del Zóhar, “La noche de la novia”, leemos acerca de cómo la novia (la Divinidad) se adorna a sí misma antes de la reunión con el novio (el Creador). ¿Qué joyas hemos preparado para nosotros en el grupo con el fin de decorarnos a nosotros mismos antes de la convención que viene?

Respuesta: La decoración de la novia es la corona de la boda, Keter. Eta es la Sefira superior, que no tiene nada que ver con las demás Sefirot, y que en realidad es el origen de ellas. El término Keter (corona) significa otorgamiento y no tiene forma concreta ni atributos. Esto es todo lo que debemos saber acerca del otorgamiento, y todo lo demás son expresiones de la Sefirá de Keter que Maljut recibe.

Una corona es el otorgamiento sin una forma definida. En realidad, es lo que debemos anhelar, como se nos dice: “una corona sobre la cabeza del justo”. “Un justo es la Sefira de Yesod (fundamento), que conecta en ella las otras Sefirot. Si nosotros queremos conectarnos, sentimos la necesidad de una corona en la cabeza del justo”, en sus pensamientos, en sus deseos y sus planes. Aquí es donde debe estar y dónde está la corona.

Un justo, la Sefira de Yesod es el lugar de acoplamiento con la Luz. Después de la segunda restricción que no hay lugar para el acoplamiento en Maljut mismo, sino sólo en Yesod. (Esto se debe a que los hijos de Israel no querían que el acoplamiento de la Sefirá de Yesod, en José, y así bajaron a Egipto). Los justos son aquellos que reúnen dentro de ellos todos los discernimientos con los que pueden trabajar, con excepción de Maljut. Todos estos discernimientos se conectan en Yesod. Maljut que asciende a Bina es llamada Yesod.

Todo nuestro trabajo es estar incorporados en el grupo de todas las formas posibles, con todo nuestro corazón. Antes de la convención yo me preparo para anularme yo mismo por completo, es decir para sentir que mis movimientos son conjuntos con todos los demás, con todos los pensamientos y los deseos.

¡Debo recordar que no puedo volverme hacia el Creador con una oración personal! La persona que eleva una oración personal destruye su alma. En realidad ella lo destruye todo a pesar de que quiera darle contento al Creador. Así que la incorporación en el grupo precede a cualquier otra acción. Esto es llamado Yesod, puesto que es la base para el trabajo y porque es con la Sefira de Yesod que trabajamos, en vez de Maljut.

(111789 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/08/13, El Zóhar)

Material Relacionado: 

Oren por todos

Una chispa viviente de creación

El esfuerzo más allá del poder humano

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: