La criminal negligencia de la inactividad

Dr. Michael LaitmanNosotros no nos damos cuenta del daño que  hacemos a causa de nuestra falta de participación en el trabajo. El que no invierte los esfuerzos necesarios, ya es considerado un ladrón que les roba a todos y destruye el barco común. Hay reglas más estrictas en el mundo espiritual que en el mundo material.

Esto se debe al hecho de que nosotros estamos en una vasija colectiva y estamos conectados entre nosotros como ahora se revela en este mundo, el cual se manifiesta como integral y cerrado. Y si yo ahora ya estoy incluido en el sistema, pero no participo en su trabajo, esto significa que yo lo cierro y no dejo que los demás alcancen el nivel necesario de participación mutua. Resulta que yo les robo a todos.

Es como si hubiera un gran sistema en el cual un pequeño elemento se rompió y dejó de funcionar. Se entiende que esto deteriora a todo el sistema. No puede decirse que éste no tiene culpa porque falló en sumar su pequeña parte. Pero, dado que ya ha sido soldado dentro del sistema, debe funcionar de acuerdo a su lugar; no tiene forma de escapar. Es necesario ser conscientes de estas condiciones y entender que nosotros estamos en la misma red.

Entonces, ustedes no pueden decir que no quieren hacer nada o pedir que los dejen solos. Y si se separan completamente del sistema, se encontrarán bajo el poder de la mano de la corrección que es mucho más despiadada que su grupo.
(111969)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/5/13, Escritos de Rabash

Material Relacionado:
Un pequeño esfuerzo por una meta grande
Decadencia espiritual: disparidad de intenciones
100% trabajo espiritual encadenado al ego

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: