La crisis nos llevará de regreso a la teoría de Marx

Dr. Michael LaitmanNuestro estado depende de cómo lo evaluemos, de acuerdo a qué valoremos. La persona recibe una escala de valores del entorno. Nosotros empezamos a desarrollarnos debido al entorno cuando descendimos de los árboles. Todo l desarrollo humano ocurre debido a que la sociedad promueve que es necesario ser grande, fuerte y próspero. Así empezó el progreso de la humanidad.

El desarrollo es posible sólo gracias a la comunidad. Si la sociedad no hubiera instalado en nosotros nuevos valores en exceso a los requeridos para la simple existencia del cuerpo, hubiéramos permanecido como animales. No somos diferentes de ellos excepto por el elemento de competencia, en el que estamos involucrados entre nosotros mismos, un desarrollo debido al entorno.

El entorno está evolucionando y nosotros estamos desarrollándonos junto con este. Este desarrollo no es característico de los animales, sólo de los humanos. Un tipo especial de animal que puede crecer debido al entorno, es llamado ser humano en este mundo. Y el tipo de ser humano que es capaz de desarrollarse por medio del propósito del desarrollo de su entorno, es llamado un cabalista. Existen dos etapas que surgen por encima del nivel animal: una persona ordinaria y un cabalista.

Los cabalistas desarrollan especialmente su entorno para evolucionar debido a este, como si se jalaran entre ellos hacia arriba del cabello. Las personas comunes no hacen esto. La sociedad se desarrolla y los jala en distintas direcciones en el mismo plano de este mundo, pero no hacia nuevos valores cualitativos.

Por lo tanto, la humanidad evoluciona naturalmente hasta que llega a una crisis. El desarrollo basado en la competencia conduce a la situación en que una parte de la humanidad está increíblemente enriquecida y la otra completamente empobrecida. Esta situación llega a ser crítica, puesto que no queda ninguna capa intermedia. Ya hemos pasado la etapa en la que la sociedad esperaba alcanzar la prosperidad universal, la realización del sueño americano que les prometía a todos abundancia por su trabajo.

Pero esto es imposible; el egoísmo humano no permitirá que el rico sacrifique ni siquiera un poco. Esto los forzará a guardar el 100% de su riqueza. En el mejor de los casos, ellos arrancarán de sí mismos para los pobres el 0.1% sólo para que los pobres puedan sobrevivir de alguna manera y servirles a los ricos, pero no más.

Entonces, regresamos a la teoría de Marx, dado que nuestro ego nos separa hacia polos antagónicos entre los cuales es inevitable la guerra. El intento de construir una sociedad de bienestar pro industrial desarrollada ha fallado, debido a que en este caso alguien tiene que sacrificar su beneficio; el rico debería compartir con el pobre. Y ¿Por qué de pronto ellos debería estar de acuerdo con esto si es posible exprimir todo de los pobres y dejarles sólo un mínimo para que no mueran de hambre?

Nuestro egoísmo nos priva de la razón; ustedes miran al mundo y se asombran con lo que ocurre en él: Los ricos están matándose a sí mismos con sus acciones, arriesgando sus propias vidas. Pero no pueden detenerse.

El ego está creciendo y forzándolos a actuar de esta manera.

(112780De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de julio del 2013, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Acerca de la cabalá, marx y la gran mentira
Un ego que ha mutado y se mata a sí mismo
La era de acciones conscientes

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta