La delgada línea entre el trabajo masculino y el femenino

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo pueden las mujeres sentir el descenso colectivo y la unidad? Yo no siento ningún descenso; vengo al grupo con gran alegría y me dedico a él. Entonces, ¿dónde está mi desarrollo espiritual?

Respuesta: Hay algo único entre las mujeres en comparación con los hombres. No es necesario que ellas superen la barrera natural que hay entre ellas. Pero en el trabajo espiritual, deben ser como los hombres.

Nadie las obliga, nadie les exige el mismo método de conexión que tenemos con los hombres. Sin embargo, en el fondo, ellas están listas para esto y deben trabajar en ello especialmente entre ellas.

Y después, se crea tanto un desapego especial, el ascenso, como la desaparición de la sensación de que ésta es una mujer y éste es un hombre, en la cual esta envoltura externa desaparece y pierde la importancia, entonces, por un lado, lo que quedará será el mundo físico, y por otro lado, el mundo espiritual; podremos diferenciarlos a ambos de manera precisa: esta es nuestra naturaleza animal y aquella es el alma, entonces ellas serán capaces de trabajar como los hombres.

Pero hasta que no llegue ese momento, hay una diferencia entre hombres y mujeres y, por lo tanto, tenemos que elevarnos y desear el alcance espiritual por separado. Ciertamente, tenemos que ayudarnos unos a otros en todo, pero si empezamos a trabajar juntos, entonces sólo nos confundimos. Confundimos las imágenes del mundo físico con el trabajo espiritual y el resultado es muy malo.

Por lo tanto, de ninguna manera debemos intersectarnos de manera seria. La ayuda mutua, el apoyo al centro, la difusión y todo lo demás, se hace en conjunto, excepto el trabajo espiritual. A veces, incluso los talleres pueden organizarse en forma conjunta. Pero, en general, la conexión tiene que diferenciarse en función del género.

Ustedes mismas entienden y sienten que esto puede llegar a confundirse fácilmente. Además las mujeres se confunden más que los hombres. El hombre entiende qué necesita, mientras que la mujer confunde la espiritualidad con la materialidad, para ella es como si fuera la misma cosa. Y esto no es así en absoluto. Ella simplemente está mintiéndose a sí misma al no entenderlo y sentirlo.

Cuando ustedes crucen el Majsom y comiencen a sentir realmente el mundo superior, entonces, entenderán cuán erróneo era esto. Pero hasta entonces, no lo comprenderán. Y por lo tanto, con nosotros todo está estrictamente dividido en partes masculinas y femeninas.

No interfieran con los hombres, esta es la primera condición. La segunda, aprendan entre ustedes. Nadie las insta a que se abracen. Hagan todo lo que sea beneficioso para su conexión.
(112631)
De la Convención en St. Petersburgo “día uno” del 7/12/13, Lección 2

Material Relacionado:
Creciendo en contra de nuestra voluntad
Una vista desde arriba
La integralidad endereza las diferencias de opinión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: