La diferencia entre el descenso espiritual y el no espiritual

Dr. Michael LaitmanLo más importante no es movernos de este punto: “Hoy nos hemos reunido aquí”. Hoy es el momento en el que tenemos que trabajar en no perder lo que hemos conseguido antes, sino sólo expandirlo. Esta es exactamente la situación que ha surgido ahora, después de la convención. Tenemos que cuidar de continuar y agregar nuestros logros, en vez de esperar el momento de ser arrojados hacia abajo una vez más, y quién sabe cuándo seamos capaces de elevarnos de nuevo.

Nuestro grupo mundo de Bnei Baruj debe mantenerse al menos en el mismo nivel. Queremos preservar lo que hemos logrado, y si ustedes no son capaces de mantenerse a la misma altura, entonces no están en los deseos de otorgamiento, incluso en el más mínimo grado.

Nosotros debemos permanecer por todos los medios en el estado alcanzado y no caer. ¡El descenso debe estar en el hecho de darnos cuenta de que no es necesario añadir al ascenso previo; esto no es suficiente para nosotros! Tenemos que elevarnos a un nuevo ascenso. Y si descendemos, nunca ascenderemos al palacio del Rey.

Es necesario distinguir cada ascenso que está en mayor otorgamiento, al cual se le añade gota a gota: cada vez un poco más de otorgamiento, conexión y sensación de unidad. Y después de alcanzar esta adición en otorgamiento, obtenemos un descenso basado en la sensación de la oportunidad de elevarnos aún más alto. Es decir, nos mismos despertamos al amanecer y así avanzamos.

Todos los descensos que recibimos hasta la fecha nos arrojaron del nivel alcanzado, haciendo que nos cayéramos. Estos fueron descensos incorrectos, no eran espirituales. El descenso espiritual debe producirse en relación a los valores anteriores. Si en el pasado de alguna manera nos imaginamos el otorgamiento, ahora vemos que el otorgamiento es mucho más. Por lo tanto, el estado que hemos logrado nos parece como un descenso.

Por supuesto, esto es posible sólo con el apoyo del grupo. Digamos, yo gané $ 1.000 y estoy muy contento. De repente veo que alguien ganó $ 2.000, entonces ya no me siento en ascenso, sino en descenso. Del mismo modo, nosotros tenemos que tratar lo que hemos logrado: ¡Cada uno debe ver que en su entorno es posible alcanzar más, incluso un mayor otorgamiento! No debería haber ningún descenso; siempre hay una oportunidad de agregar.

(112390)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/17/13, Escritos de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: