Las acciones prácticas determinan el resultado

Dr. Michael LaitmanPregunta: Cuándo oro sin desesperación, ¿debo pedir que yo cambie o que un amigo avance espiritualmente?

Pregunta: La oración es llamada un deseo en el corazón, el ansia incontrolable del corazón. Yo puedo decir cualquier cosa que quiera, nada ayudará y es sólo el movimiento de los labios. Yo puedo bailar, llorar o rodar por el piso, esto tampoco produce ningún resultado. Lo principal es qué estoy sintiendo en lo más profundo de mi corazón.

A un deseo se le llama corazón y la cuarta fase de mi deseo es la que está más oculta de mí. Algunas veces cuando se revela yo tiemblo por lo hay ahí. Y este aspecto lo siente, lo contacta la Luz, porque es como el nombre de la cuarta letra del Creador.

La última fase en realidad se encuentra en contacto con la fase superior Keter. Aparece en esta un anhelo por la conexión, que es opuesta a la característica de “Keter“: O bien quiere controlarla completamente (en cuyo caso a esta fase se la llama “Faraón” que quiere toda la Luz contenida dentro de sí misma) o lo opuesto, ésta quiere parecerse a “Keter“, a la característica de otorgamiento.

Nosotros no tenemos ningún control sobre esta fase, de hecho no la percibimos ni la sentimos. ¡Aquí se requieren toda clase de acciones prácticas! No se trata sólo de sentarse y meditar, ¡la sabiduría de la Cabalá no reconoce esto! ¡Nada de eso existe! Ustedes pueden ir profundamente dentro de sí mismos, pensar que podrían tener toda clase de intenciones pero todas estas son investigaciones internas que a la larga son determinadas por el trabajo preliminar y por el trabajo que continúa. Estas investigaciones son obligatorias, sólo con el fin de entender lo que yo he alcanzado, cuánto puedo sentir quién soy yo en el momento presente.

Por consiguiente, si queremos convocar verdaderamente sobre nosotros mismos a la Luz, se requieren acciones; como resultado la influencia de la Luz le da forma al correcto anhelo de nuestro deseo en su último aspecto. Como está escrito, “El Creador pone la plegaria en mi boca”. Incluso si la persona no está pensando en nada, sino que lleva a cabo mecánicamente lo necesario, al final, esto dará como resultado que sus pensamientos más normales se transformarán en los más maravillosos pensamientos.

Y lo opuesto es también verdad. Existe la advertencia: “Su sabiduría excede a sus acciones”. ¡Esto no está permitido! Se cree que cuando la sabiduría de una persona sobrepasa sus actos, ella se mata espiritualmente. Toda clase de filosofías, intenciones, pensamientos y estudiar de la mañana a la noche no es bueno. Nuestro mundo es un mundo de acción. Nosotros nos encontramos en la última fase del mundo de Assiya, traducido como “acción”.

(112797 – De la Convención en St. Petersburgo “día dos” del 13 de Julio del 2013, Lección 3)
Material Relacionado:

¿Cómo podemos verificar que nuestra petición es correcta?
Una oración que crece secretamente en el corazón
Desde lo más profundo del corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta