“Las estanterías de la creación”

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo conectamos los mundos con las almas?

Respuesta: Toda la creación es como una estantería diseñada para libros. Y nosotros ponemos libros en esta. La estantería es llamada “estantería de libros”. Esta estructura debe estar compuesta de diez Sefirot. Y cada inanimado, vegetativo, animado y “hablante” debe llenar esos “estantes”, esas diez Sefirot. Los niveles del inanimado, vegetativo, y animado llenan esos “estantes” de acuerdo a su estructura y son llamados un “mundo” con respecto a la persona.

¿Se identifica la persona con esta estructura, con la “estantería” en sí? No. Ella sólo siente los niveles del inanimado, vegetativo, y animado. No ve la estructura interna del mundo que debe estar organizada de acuerdo a  HaVaYaH, ella sólo ve lo que la llena. Yo veo los libros pero no los estantes. Los estantes son una estructura que viene y se extiende desde arriba. Si yo fuera a llenar esos estantes de la manera correcta, entonces descubriría que existe un orden particular ahí. Y hasta entonces yo no había descubierto esto.

Lo mismo sucede con nosotros en nuestro mundo. Evolucionamos y descubrimos todo tipo de fenómenos. De pronto, se descubre que las notas musicales deben estar organizadas en un orden particular, que incluso los colores están organizados en un orden único, también las ondas de sonido están organizadas con longitudes de onda particulares, y así con todo. Porque con cada fenómeno desconocido que yo investigo, comienzo a descubrir en este un orden único, particular, leyes únicas. Descubro cómo este fenómeno llena la HaVaYaH original, los estantes. Pero no descubro los estantes desde el principio.

Imaginen a una persona que no entiende nada de música incluso miles de años antes del desarrollo de la posibilidad de escuchar música y de la creación de los instrumentos y composiciones musicales. Ella comienza a componer una melodía. No sabe qué es esto y  comienza simplemente a jugar de una forma natural.

Es lo mismo con los idiomas ¿De dónde podría saber que el hebreo está compuesto de 22 letras y otras cinco letras finales y que sus estructuras deben organizarse de esta forma? No lo sé.  Sin embargo, yo existo dentro de la naturaleza y entonces desarrollo el lenguaje a partir de ella, lleno los estantes. Entonces los estantes mismos son llamados un “mundo”. La HaVaYaH fue preparada para nosotros; se extiende de arriba hacia abajo. Y con nuestros esfuerzos, necesitamos llenar esos “estantes” de abajo hacia arriba con libros que nosotros escribimos. Esto es llamado nuestra necesidad de escribir el libro de la Torá en el pizarrón de nuestros corazones, en el deseo.

Pregunta: ¿Son los “mundos” algo vivo y cambiante?

Respuesta: No. Esta es una estructura permanente, 125 niveles.

Pregunta: ¿Y las almas?

Respuesta: Las almas tampoco existen; necesitamos causar la formación de las almas. Existen 125 estantes vacíos y existen chispas rotas, vasijas, Kelim. Ustedes deben organizar y llenar todo esto.

Deben dividir su deseo en “Moja”, “Atzamot”, “Guidín”, “Bassar”, y “Or” (médula, huesos, tendones, carne y piel). Necesitan “desmembrarse” a sí mismos, remover la “Or” (piel) de ustedes mismos, separar su capa interna (recubrimiento) del exterior, y comenzar a escribir en el pergamino, en el interior de la “Or” (piel) exterior que es la parte interior de nuestra “Or” (piel). Y escribir la Torá ahí, pero no en la parte externa en sí, sino en la parte interna de la parte externa. Y al escribir esto, comienzan a llenar todos esos estantes de los primeros mundos, “En el principio Dios creó…” hasta “Israel”, al final. Con esto ustedes llenan todos los 125 niveles.
(110740)
De la 2º parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/24/13, El Zóhar

Material Relacionado:
El conductor de mi burro
En los brazos de los Cabalistas
Inanimado, vegetativo, animado y hablante

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta