Otorgar a fin de recibir

Dr. Michael laitmanLa Torá, “Shemot (Éxodo) “, “Parashat Mishpatim (Leyes)”, 21:16: Aquel que secuestra a un hombre, ya sea que lo venda o que aún lo retenga, será castigado con la muerte.

A nivel espiritual, “secuestrar a alguien” simboliza que a través de su ego, secuestran al Adam (humano) que hay en ustedes, subyugándolo y vendiéndolo a su siguiente nivel egoísta. Asimismo siguen intentando sacar provecho de este Adam que hay en ustedes, es decir, tratan de incluirlo dentro de su ego en una forma tal que gane del nivel anterior del Adam en ustedes.

Esta es una actividad en la que fallamos muchas veces, llamándola “otorgar para recibir”, en la cual la persona está dispuesta a actuar bien, de la forma adecuada, con el objetivo de beneficiarse de manera egoísta. En este caso no hay nada que hacer.

Y esto es llamado, “y él lo vende”, en el que ustedes lo convierten en siervo y se benefician de él. Por lo tanto todo lo que aparentemente se ve como “actos de bondad” en nuestro nivel físico, se realiza sólo en aras del beneficio personal. Aquel que está más dispuesto que los demás a vender al Adam en sí mismo, es el más elevado de todos. Vemos un buen ejemplo de esto en la política, en la que lo más importante es ser emocionalmente distante; todo debe construirse sobre una decisión clara.

(111818)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/11/13

Material relacionado:
Un contraste que revela la verdadera imagen del mundo
En la prisión del egoísmo de uno mismo
Un retiro temporal para dar un salto hacia adelante una vez mas

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: