Penetrando en el nuevo mundo a través del ojo de una aguja

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, Carta 17: Porque el camino de la verdad es una línea muy fina que uno camina hasta que llegar al palacio del Rey.

Aquel que comienza a caminar al principio de la línea, necesita gran cuidado para no desviarse hacia la derecha o hacia la izquierda de la línea, incluso tanto como del grosor de un cabello. Esto es así porque si al principio la desviación es como del grosor de un cabello, incluso si uno continúa completamente en línea recta, lo cierto es que ya no llegará al palacio del Rey, dado que no está pisando la línea verdadera.

No está claro cómo puede uno mantener la dirección correcta, si se ha desviado de ella una vez. Así que esta es una advertencia muy seria. ¿Cómo sé que nunca antes he estado equivocado? ¿Es posible elegir correctamente si ahora estoy en cierto punto, después de haber cometido un error? ¿Puedo encontrar la dirección correcta y avanzar si estoy en el punto equivocado?

Es una situación muy incierta y aterradora. De igual manera que todos ustedes, yo he dado muchas vueltas a lo largo de mi vida. He estado confundido y he tomado la dirección equivocada. Entonces, ¿cómo puedo yo encontrar la dirección correcta después de todo esto? Incluso si la encuentro, ¿corregirá ésta todas mis corrupciones previas?

Tales preguntas hacen que nuestro estado sea muy incierto. ¿Cómo puedo avanzar si no sé a ciencia cierta que he estado siguiendo el camino correcto? ¿Cuántas veces he ido en la dirección equivocada?

Por lo tanto, aquel que camina sobre la verdadera línea de preparación para el trabajo de Dios (Israel, la Torá, y el Creador son uno), siempre tiene que probarse a sí mismo para ver si quiere por igual los tres aspectos anteriores, puesto que el final del acto es igual a su comienzo. Si la persona quiere uno de ellos más que el segundo o el tercero, entonces se desvía del camino de la verdad, y entiende esto.

Este es el significado de “Abran para Mí una abertura de arrepentimiento, como el ojo de una aguja, y Yo abriré para ustedes las puertas donde entran los carretas y coches”. Interpretación: la apertura no es para entrar y salir, sino para insertar el hilo para coser y para trabajar.

Del mismo modo, ustedes desean solo el mandamiento del superior, trabajar, y entonces Yo abriré para ustedes la puerta, como una entrada a un pasillo. Este es el significado del Nombre Explícito en el verso, “pero en cada acto (deletreado como pasillo en hebreo), porque Yo vivo y toda la tierra será llena de la gloria del Señor”.

Un ojo de una aguja, significa preocuparnos por unir Israel, la Torá, y el Creador en un punto. Preocuparnos constantemente sólo de eso y este punto se vuelve más pequeño y más centrado. Para alcanzarlo nosotros tenemos que unir constantemente todos los 613 atributos, es decir, los deseos que se despiertan en nosotros y que son opuestos unos de otros y presentan condiciones diferentes: los de Israel, los de la Torá, y las del Creador. Nosotros necesitamos unir todo esto en un todo, en la unidad.

Si podemos llevarlos todos a esa unidad, significa que lo recolectamos todo en un punto en el ojo de una aguja. Cuando nos enfocamos en un punto a través de un instrumento óptico, podemos ver en él una abertura que lleva hacia un nuevo mundo.

(112981)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/24/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Una carta sin remitente
El comandante general en la guerra del Creador contra Alalek
Como pasar a través del ojo de una aguja (avanzando)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: