entradas en '' categoría

Preguntas después de la Convención, Parte 4

thumbs_laitman_546_03Pregunta: ¿Por qué no tengo deseos?

Respuesta: ¡Si los tienes, pero no son grandes, no vale la pena hacer un esfuerzo por ellos!

Pregunta: ¿Qué debo hacer si me parece que estoy atascado en un estado y que la gente a mi alrededor también está atascada?

Respuesta: No busques cambios, ellos están dentro de ti, el movimiento está adentro.

Pregunta: ¿Cómo debo trabajar con una observación interna?

Respuesta: ¡Basta con llevar todo hacia el bien!

Pregunta: ¿Si siento un deseo insatisfecho, es esto una señal de que es materialista?

Respuesta: Egoísta.

Pregunta: ¿Hay un deseo espiritual que no se llene?

Respuesta: Sí, porque no necesita llenarse.

Pregunta: ¿Puede un Kli (vasija) de otorgamiento no estar completo?

Respuesta: No.

Pregunta: No hay Tzimtzum (restricción) en Jassadim. Es decir, si no hay alegría, el trabajo no se hace con el fin de otorgar, ¿más bien es egoísta? Después de todo, no hay Tzimtzum en el otorgamiento.

Respuesta: ¡Eso es correcto!

(112992)

Material relacionado: 

Ningún esfuerzo se pierde sin dejar rastro
El esfuerzo más allá del poder humano
El trabajo preparatorio de las generaciones previas

Los “más” y los “menos” de la Convención

thumbs_laitman_236_02Pregunta: Después del congreso, estamos tratando constantemente de mantenernos en el nivel que alcanzamos allí a pesar de la adición de Aviut (espesor) que descubrimos ahora dentro de nosotros. ¿Cómo es el estado que se nos revela ahora en relación al proceso que estamos atravesando?

Respuesta: No podemos ascender como quisiéramos, ya que no valoramos nuestro esfuerzo, lo cual es nuestra recompensa. Ahora, después de la convención, debemos estar felices de haber perdido el sabor de la unidad y de que no sintamos ningún deseo de conectarnos. Nuestras relaciones han llegado a ser aburridas, sin sabor y obscuras. Pero esto en realidad es bueno, puesto que ¡ahora podemos tratar de sentir la vacuidad que nosotros mismos revelamos!

Debemos ver esta oportunidad como un regalo. Esto es de hecho un gran regalo de arriba. ¡Nosotros queríamos otorgar y ahora tenemos un vacío que podemos llenar! ¿Cuándo sentiremos tal vacío otra vez?

 The-Pluses-And-The-Minuses-Of-The-Convention

 El estado de unidad en la convención se nos dio como un ejemplo para que ahora seamos capaces de hacer lo mismo por nosotros mismos. En la convención se nos dio el “más” (+) para que ahora, cuando el “menos” (+) aparezca, hagamos lo mismo. El más es el ejemplo que viene del Creador. Ahora tenemos una oportunidad de repetir Sus acciones y alcanzar el mismo resultado.

El más significa un ascenso y el menos un descenso. El Creador nos ha dado un ejemplo, Él nos ha revelado la sensación, la forma, y ahora ustedes deben hacer lo mismo. Nosotros, sin embargo, no valoramos este esfuerzo y no nos sentimos agradecidos por esto, más bien maldecimos al Creador, y nos resentimos de lo que Él ha hecho con nosotros. Nosotros descuidamos la oportunidad de volvernos como Él.

Es durante un descenso que podemos provocar y atraer hacia nosotros la Luz que Reforma. Todo el problema es que debemos hacerlo pero no lo hacemos.

(113192 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/25/13, Escritos de Baal HaSulam) 

Material relacionado: 

Palabras de despedida tras la convención
Ascendiendo gracias a nuestra humildad
La verdadera gratitud hacia el Creador

Un problema de demanda

thumbs_laitman_220 (3)En las noticias (de Reuters): “El G20 por fin ha reconocido el problema de consumo como una de las causas más importantes de la crisis. Resulta que lo más importante para los gobiernos de Occidente es el aumento de la demanda. Esto es lo que ellos desean de sus pueblos y de otros países, porque en este caso ellos podrán satisfacer su demanda. Resulta que el aumento del consumo les preocupa más que el problema del desempleo”.

“Los EE.UU. decidieron aplicar políticas macroeconómicas que estimulaban el crecimiento económico y el empleo, con la corrección fiscal una vez que la demanda privada fuera lo suficientemente fuerte para ser autosuficiente. El G-20 ha reconocido la importancia de conseguir este equilibrio”.

Mi comentario: No habrá un aumento en la demanda, porque tal es el proceso de la crisis, es decir esa la tendencia que nos mueve hacia una nueva formación y además, los “gustos” de la sociedad está cambiando hacia un aumento de la apatía por los excesos.

(113318)

Material relacionado: 
Un acercamiento a la cumbre del G-20
Estamos enfrentando de nuevo al G-20
El final de la era del consumo desenfrenado

La democracia, un jardín infantil

thumbs_laitman_228Una vez, los autócratas reinaron en el mundo. Ellos tuvieron el poder absoluto y gobernaron a las personas durante mucho tiempo.

Luego vino la era industrial, la burguesía se fortaleció y algunos monarcas permanecieron como símbolos especiales, como hermosos accesorios que adornaron la vida del país. En vez de los monarcas, surgió un sistema estatal más bien “vago” no un gobierno de un solo hombre, sino el poder del dinero, es decir, de las personas que lo poseen.

Ellos dominan el mundo, al final, fueron sólo unas pocas familias las que comenzaron a administrar el flujo de efectivo hace tres, cuatro o incluso cinco siglos atrás. Por cierto, aún en ese entonces, ellos “manejaban” un poco a los monarcas, derribando a algunos y entronizando a otros.

Así, el mundo es conducido por medio de grandes cantidades de dinero y sus dueños están por encima de países y fronteras. Ellos tienen su propio mapa del mundo y los gobiernos democráticos les sirven como “fachada”. En esencia, la democracia es el “jardín infantil” del mundo con niñeras que calman “pupilos” y obtienen de ellos todo lo que necesitan. “Niños” calmados y cómodos eso es la democracia.

Para mí, este es el régimen más hermético y engañoso. El rey es otra cosa, él abiertamente, sin esconderse, declara su soberanía sobre todos. Todo es claro con él: Él es el Señor, él decide, y está rodeado de gente poderosa y rica. Por otro lado, en la democracia nadie tiene el poder real y la responsabilidad real. Hoy en día un político dice una cosa, mañana dice otra. Nosotros estamos muy orgullosos de esta forma de gobierno, pero en esencia, es más despreciable que todas las demás debido a su falsedad y cada día lo vemos más claramente.

Los líderes democráticamente electos no tienen poder efectivo en el marco del sistema, ni son capaces de resolver los problemas. Al darse cuenta de esto hoy en día, las masas los tratan en consecuencia. Dado que las masas no tienen poder real, entonces tampoco el gobierno no tiene poder. Sus miembros solo acaban de “encontrar un buen lugar”, con un alto salario, bonificaciones, vacaciones, etc. Además, ellos saben cómo discutir con los demás y gastar mucho tiempo en dicha actividad productiva. Con el tiempo, todos verán esto. En un estado de la realización del mal, esto nos ayudará a cambiar la situación.

Por otro lado, con una monarquía real, un rey inteligente y adecuado se preocupaba por su pueblo más que los actuales miembros del parlamento y ministros, con todas sus bonitas palabras. El rey sentía: “Es mi país, mi tesoro, mi propiedad”. Por el contrario, los líderes de hoy no ven a su gente. Ellos perciben a las personas como si no fueran nada, de manera tan efímera como si no estuvieran allí en absoluto…

Por supuesto, esto no quiere decir que las tendencias autoritarias modernas sean positivas. Aquí el punto es que los diferentes países tienen diferentes fórmulas de poder. Debemos considerar el carácter de las personas y su educación, así como otros factores. Por ejemplo, Rusia tiende a tener un gobierno de un solo hombre: La gente quiere tener la oportunidad de organizar sus vidas, y prefieren ver a una persona en la cima, para mayor claridad. Por otra parte, la anticuada oposición de los republicanos y los demócratas es una maraña tal que los propios americanos no pueden entender qué procesos hay en el poder.

Rusia no difiere fundamentalmente de la tendencia de los Estados Unidos. Después de todo, los estadounidenses, aunque de forma velada, son mucho más estrictos que los rusos. Externamente, los EE.UU. es un país libre, pero en realidad, no hay mucha libertad en él.

Esto no es ni bueno ni malo, la élite simplemente no tienen otra opción. El Estado es el poder y necesita herramientas para su aplicación. Las personas deben ser mantenidas constantemente dentro de unos límites. Si ustedes abren una puerta ante ellas, debe cerrar la otra, y esto requiere de los medios adecuados.

El problema hoy en día es el sistema de educación, que está por debajo de la crítica tanto en Rusia como en los EE.UU. Y es por eso que nada puede ayudarles a los gobernantes a permanecer en el poder. Todos los temas se escurren por entre sus dedos, porque hoy no son capaces de acercarse a la nueva generación. Ellos no saben cómo acercarse a los jóvenes y los grandes de este mundo, a los gobernantes y a los ricos, ni tienen ningún poder aquí. Esto no está dentro del poder humano, ya es un programa interno de desarrollo humano, que se muda a una nueva fase y llevándonos a un nuevo estado. Es por eso que hoy en día no hay que comparar a Rusia y a Estados Unidos, y en general, a nadie más. Todo se cae a pedazos.

La única pregunta es cómo termina esto. Y depende de nuestra elección. De todos modos, por medio del reconocimiento del mal, nosotros entendemos que tenemos que cambiar nuestra naturaleza, porque no hay posibilidad de resolver los problemas, ni en la sociedad, ni en la industria, ni en el comercio, y tampoco en el poder. Todo ha sido causado por la naturaleza humana. Este es el único factor que podemos cambiar, y entonces todo cambiará.

Eso es lo que la humanidad necesita comprender. Cuando llegue esa comprensión, las personas perderán la fe en todo lo demás y admitirá para sí mismas: “No es necesario nada además de  trabajar en la naturaleza humana”.

Esta solución no se realizará de la manera habitual, sino por los medios de automatización en las diversas áreas. Crear una nueva industria en la que los robots se harán cargo de casi todas las funciones. Cambiar hacia éste, incluso en otros ámbitos, como la medicina y el comercio. Que las máquinas automatizadas trabajen en todas partes y las personas sólo gestionen los procesos, provean el mantenimiento y desarrollen nuevas tecnologías. En todo lo demás, además de proveer para suplir las necesidades básicas, la persona se dedicará a una sola cosa: los estudios, la educación, y la formación que les garantice a todos la unidad en este mundo.

(113378 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/29/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado: 

La educación integral es un proceso rápido
¿Monarquía o democracia?
La respiración del próximo nivel

Una cálida cena

thumbs_laitman_549_01Baal HaSulam, “La Paz”… cuando todos los problemas, afanes y angustias que nos acontecen a través del tiempo nos parezcan como un anfitrión que en gran medida se esfuerza por preparar una gran fiesta para los invitados. Y él compara la meta prevista, que finalmente debe revelarse en la fiesta, cuyos invitados asisten con gran deleite. Por eso, él dice, “y el juicio es verdadero, y todo está listo para la fiesta”.

Por lo tanto, hay una comida y a los invitados se los debe invitar. Los invitados deben tener buen apetito, es decir que deben tener hambre y una deficiencia lo suficientemente grande como para que coincida con el deseo del huésped. Él ha preparado todo para ellos, pero el problema es que los invitados no pueden ser indiferentes a la comida, sino que en realidad deberían querer este llenado. Su deseo debe revelarse en ellos en forma independiente, de acuerdo con su libre albedrío.

Nosotros sabemos cuán desagradable puede ser el tener hambre si no hay comida a la vista. Sin embargo, no debemos ver la comida con antelación ya que, si la vemos, con ellos disminuimos nuestro apetito y podríamos llegar a la mesa sin la preparación adecuada, sin un anhelo real, lo cual es lo más importante.

Por lo tanto, el inferior tiene que hacer algo con el fin de prepararse para la comida. Se trata de una preparación muy minuciosa y “astuta”. No es el anfitrión, quien despierta al huésped, sino que es el propio huésped quien prepara todas las deficiencias necesarias con el fin de saborear con gusto todas las delicias que el anfitrión ha preparado para él. Es más, él debe comer sólo en aras del anfitrión y no por su propio bien.

Nosotros no debemos usar nuestro apetito de manera natural. No debemos llenarnos con los placeres a los cuales está acostumbrado nuestro ego. En primer lugar, debemos pasar a través de toda una serie de correcciones graduales, hasta que el invitado se eleve al mismo nivel del anfitrión. Allí, ya no se trata de una comida. Ésta ya no está en el primer lugar, sino que desaparece. El espíritu de ustedes está por encima de la comida y es independiente de la comida que se sirve.

El ser creado debe pasar por una serie de cambios graduales en su deficiencia. En primer lugar, él anhelaba placeres materiales menores sólo para su propio bien, totalmente separado del anfitrión. Durante la primera fase, hubo una necesidad por los más simples modelos de placer y sufrimiento, a fin de empezar y experimentar esta sensación.

Más tarde, sin embargo, la aclaración se dirige a un nivel más elevado y no sólo con el fin de recibir los refrescos del anfitrión que los sirve. Nuestra relación se vuelve más personal y surgen nuevas preguntas por encima de la cuenta de tomar y recibir, y se revelan las nuevas capas.

Sólo son los huéspedes quienes se desarrollan, por supuesto, hasta que la persona siente que simplemente debe devolverle el favor al anfitrión, puesto que de lo contrario, arderá de vergüenza.

Luego, resulta que el problema no es anular vergüenza en absoluto, aunque está muy bien que la sienta, dado que, gracias a ella, yo puedo sentir mi otorgamiento al anfitrión y disfrutar de ella mucho más que cualquiera platillo que esté sobre la mesa. Sin importar cuanto haya, esto es sólo en el nivel de Nefesh, y la oportunidad de darle contento al anfitrión ya está en el nivel de Ruaj.

Posteriormente, yo recibo los refrescos de él, pero sólo por su bien, y esto ya es el nivel de Neshama.

Sin embargo, aun así yo siento el resultado dentro de mí, mientras que el verdadero otorgamiento tiene que ser incondicional, puro y sin ninguna demanda de una recompensa. Simplemente quiero otorgar, elevarme por encima de cualquier resultado proveniente de los esfuerzos que haya hecho. He atravesado todo el camino, y ahora ni siquiera quiero saber que mi otorgamiento llegó hasta el Creador. Lo más importante es que Él se sentirá bien y no importa si Él no sabe de quien recibe esta bondad, si se trata de mí o de los demás. Este es el nivel de la Luz de Jaya.

Así, nosotros alcanzamos esto, independiente de las cuentas entre el huésped y el anfitrión en la mesa con los refrescos. Esta es la Luz del Yejida.

Al ascender el nivel de otorgamiento, la persona alcanza al Creador.

En este proceso sólo el invitado cambia y la deficiencia que adquiere se convierte en su propia deficiencia genuina. Él debe separarse del anfitrión con el fin de encontrar por sí mismo un nuevo déficit cada vez, a pesar de la revelación del Creador.

Nuestro problema es mantener el punto de separación, el “algo a partir de la nada”. El invitado confía y enfatiza en éste punto cada vez más, dado que sin él, no tiene derecho a existir.

La comida y todas las Luces y vasijas que están relacionados con Él, permanecen sólo hasta el final de la corrección, cuando nosotros revelamos el anfitrión y estemos en adhesión con Él.

(112572 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/19/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado:

La libertad y el pan diario
Causa y efecto cambian de lugar
Los gozosos invitados le agradecen al anfitrión

La Luz lo pondrá todo en su lugar Publicado en agosto 1, 2013

thumbs_laitman_749_02Baal HaSulam escribe que existe sólo un alma, que sólo un deseo fue creado. La espiritualidad no está dividida en partes, por lo tanto ésta se encuentra completamente en cada uno de nosotros y en todos juntos.

“En cada uno de nosotros” significa que si yo puedo incluirme en todos, entonces descubro el alma colectiva, es decir no sólo esos miles de millones que están vivos ahora, sino además aquellos que aún no han nacido y nacerán en el futuro. Esta no es la imagen que imaginamos.

En otras palabras, este es un volumen, un alma, una substancia.  Esta se nos revela sólo según la medida en que podamos existir adecuadamente y el nivel de intensidad en que podamos interactuar.

De acuerdo con eso se determinan las propiedades de cada persona, y de cada partícula en cada uno de nosotros. Existen personas que se caracterizan por la diseminación, es decir por el contacto con un gran número de personas, y existen aquellos que son lo opuesto, que se caracterizan por la conexión con un círculo estrecho de personas, pero con un alto nivel de intensidad de conexión entre ellas. Es decir, esto ocurre de acuerdo a la cualidad o de acuerdo a la cantidad; en cada uno de nosotros existen tanto una como la otra, de acuerdo a las características de su alma.

Por ejemplo, el corazón, aun cuando claramente está involucrado en su trabajo estrechamente enfocado, se conecta con multitud de órganos. Mientras que, otros sistemas, como los vasos sanguíneos, el sistema linfático, el sistema nervioso, y otros, por otra parte, se extienden por todos lados, llegando a todas las partes del cuerpo. Nuestras conexiones también son así. Es posible ver esto en relación a lo que anhela la persona. Veo esto en relación a mis estudiantes, por ejemplo, cuán capaces son, en mayor o menor medida, de encontrarse a sí mismos (hasta donde yo veo).

Pero en general esto no tiene importancia, porque la Luz aparentemente nos pone donde estamos. No hay nada nuevo, sólo aceleramos nuestro desarrollo al atraer la Luz Circundante. Por otra parte, ésta nos hará avanzar de cualquier manera, de acuerdo al plan de la naturaleza. Pero este programa se encuentra sólo en la Luz de Nefesh (de la palabra “Nefishá”), que significa el estado inanimado.

Es decir, la Luz nos empuja todo el tiempo y nosotros huimos de ella porque esta presión la percibimos como negativa; siempre estamos desarrollándonos de esta manera. Pero este tipo de desarrollo no es bueno, porque puede llevar a grandes desastres naturales, guerras, y cosas así. Y si no hacemos nada, entonces esto es lo que nos espera.

Y por el contrario, si nosotros invitamos el apresuramiento de la Luz Superior, su iluminación aumentada sobre nosotros, entonces avanzaremos más rápidamente.

Baal HaSulam en la “Carta 13”, escribe acerca del trabajo en un grupo: Deben saber que hay muchas chispas de santidad en cada uno en el grupo [entre los amigos], cuando ustedes reúnen todas las chispas de santidad en un lugar [en un deseo], como hermanos, con amor y amistad, ciertamente tendrán [es decir, alcanzarán] un muy alto nivel de santidad por un momento, proveniente de la luz de vida [del nivel de otorgamiento].

(112771 – De la Convención en St. Petersburgo “día dos” del 07/13/13, Lección 3) 

Material relacionado: 

Un préstamo en términos espirituales
Ustedes no compran la espiritualidad ni la toman por la fuerza
Una raíz, una fuerza para todos

Superando el primer nivel

thumbs_laitman_231_04Pregunta: Nosotros hemos estado trabajando durante muchos años en la reacciones directas del Aviut (espesor), al percibirlas como verdad y hay conflictos entre los amigos en los grupos en lo que se refiere a esta verdad cuando se toman decisiones acerca de la forma en la que el grupo debería avanzar, la prioridad del propio avance personal, etc.

Pero con ello no examinamos ni aclaramos las cosas ni entendemos cuán importante es y en qué medida es imposible avanzar hacia la meta sin clarificar el estado, las Reshimot (genes espirituales). En consecuencia, se malgastan años en lo que nosotros podríamos hacer en unos meses.

Respuesta: Por un lado, por supuesto que tienen razón. Por otro lado, la idea de que podrían avanzar en meses es ilusoria. Los primeros pasos toman mucho tiempo.

Es como la evolución de la naturaleza: Después de que fue creado nuestro mundo por la fuerza del Big Bang, la naturaleza inanimada evolucionó durante 15 mil millones de años, la vida vegetal evolucionó en mil millones y medio de años, los animales evolucionaron en menos de mil millones de años y el hombre en alrededor de unos 200.000 a 300.000 años.

De acuerdo a los niveles de la evolución natural, nosotros ahora estamos en el nivel inanimado de la evolución espiritual y éste es el más largo. Estas etapas pasan muy rápido y yo incluso las llamaría “temporales”. La persona comienza a sentir y entender de forma rápida y todo empieza inmediatamente a aclararse. Las aclaraciones, los escrutinios unen los diferentes estados y el cambio sucede muy rápido.

En el pasado usábamos tableros y hoy en día usamos computadoras que realizan miles de millones de acciones por segundo. Yo recuerdo que cuando éramos estudiantes, nosotros ensamblábamos computadoras y teníamos en cuenta la distancia entre los cables. Incluso entonces nos dábamos cuenta que la distancia entre los cables afectaba la velocidad. Hoy en día todo se lleva a cabo en un solo cuerpo, en un solo bloque, es decir que todo se acelera.

Entonces, el rol del grupo global, es ¡superar nuestro primer nivel de conciencia! ¡Esto es muy importante! 

(113159 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/21/13, Shamati # 59 “Acerca de la vara y la serpiente”) 

Material relacionado: 

El esfuerzo más allá del poder humano
Una chispa viviente de creación
La Cabalá explica el Big Bang

¿Quién está proyectando la película de nuestra vida?

thumbs_laitman_423_02A cada uno de nosotros se le dio un punto en el corazón, Reshimo (gen espiritual) del siguiente nivel, y entonces nosotros comenzamos a realizarla. ¿Pero cómo podemos realizarla? Después de todo, por una parte, existe un deseo que se enfoca en el Creador, pero por otra parte, parece haber muchas fuerzas y factores, y somos atraídos hacia un cierto lugar, sin saber qué hacer y cómo hacerlo.

En cada nivel tomamos decisiones sin saber hacia dónde somos atraídos, qué nos está sucediendo, o de dónde vienen todos los atributos y los nuevos deseos que hay en mí, etc.

El resultado es que yo tengo un problema para unirme con la fuerza superior. El mundo que hay a mi alrededor, es decir los diferentes factores, personas, animales, la naturaleza vegetativa e inanimada que influyen en mí, no son objetos corporales sino fuerzas que nos influyen. Yo tengo que atribuírselas al Creador y entender que Él es el único que está detrás de ellas, el comandante en jefe, el director, y el operador. Así es en cada nivel y en cada estado.

Pero hay un problema: ¿Cómo alcanzo la revelación del Creador? Revelar al Creador significa determinar que sólo Él maneja al mundo.

Él ha creado un Masaj (pantalla) a mi alrededor en forma de una esfera sobre la cual Él proyecta una película perpetua llamada “nuestro mundo”, “mi mundo”. Yo tengo que llegar a saber quién está proyectando esta película para mí. Es con este propósito que se me muestra en la pantalla la película en la que estoy. Cada vez me proyectan diferentes personas, eventos, y sensaciones y todo ocurre con el único fin de que yo revele al que manejada detrás de ellos, y que me enfoque sólo en Él, a través de todos los problemas. No existe nadie más aparte de Él.

 Quién es la proyección de la película de nuestra vida

Pero todo lo que me influye niega la unidad con el Creador y me proporciona sensaciones e información que son totalmente opuestas a Él. Por lo tanto me siento disociado. Por una parte, tengo la sensación de este mundo, de una multitud de causas y dioses (sin importar como lo llamen). Por otra parte, sólo hay una fuerza.

Mi meta es salir del estado de múltiples causas, del estado de sentirme disociado, dado que no entiendo por qué encuentro tantos problemas por todos lados. Es más, de pronto me encuentro en un estado de crisis. No sentía eso antes, no se trataba de la revelación de este sistema, dado que no había nadie a quien revelarlo.

La crisis me empuja a cuestionarme acerca de las múltiples causas: ¡¿Qué está sucediendo en este mundo?!  Soy asolado por un miedo animal hacia el futuro: ¿Cómo vivir y qué hacer?

El problema incrementa. Las preguntas que vienen y la crisis, se complementan entre sí y me ponen en un dilema (Δ): “¿Qué debo hacer en este mundo? ¿Cuál es la razón por la que todo sucede?” Yo tengo que entender la razón de la crisis.

En el momento en que sepa qué es, yo seré capaz de lidiar con ella de alguna manera. Ésta me impulsa a buscar; puede tomar años, y puede pasar por una tercera y cuarta guerra mundial. Todos esos son procesos históricos y pueden ser muy largos y durar por décadas.

Finalmente tras una larga búsqueda, me doy cuenta de que existe un Creador, la fuerza que evoca todo esto, que lo maneja y lo determina todo. La persona comienza a preguntarse por qué el Creador lo hace todo. Pero se pregunta como nosotros, como personas con un punto en el corazón. En el momento en que la persona siente que existe una cierta causa que debe descubrir, eso ya es el punto en el corazón.

Entonces la persona llega a un grupo de cabalistas, y se involucra en el estudio y la educación integral y gradualmente alcanza la corrección. Nosotros ya estamos en el estado, en el que, después de haber logrado la conexión correcta en el grupo (es decir la educación y formación integral, también para nosotros), realizamos la metodología espiritual (“la realización del grupo”) y alcanzamos la corrección.

Así que, la meta principal es como dice Baal HaSulam en el artículo “No existe nadie más aparte de Él“, que aun cuando sentimos una multitud de causas, debemos determinar que sólo hay una causa para todo lo que sucede. Este es nuestro trabajo, nuestra aclaración, y lo es todo.

El Creador nos envía muchos problemas que nos hacen pedazos, y nosotros tenemos que enfocarlos sólo en la causa. Esto se debe a que los muchos problemas que vemos, en realidad todos son un solo problema, nuestra falta de entendimiento, nuestra oposición. Dado que estamos hechos de diferentes atributos, nuestra oposición a Él se revela en forma de diferentes contradicciones.

(113265 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/21/13, Shamati # 59 “Acerca de la vara y la serpiente”)

Material relacionado: 

Cumpliendo con tu destino
Equipados con la fuerza de la luz
Construyendo un “firmamento celestial” por encima de nosotros