entradas en '' categoría

¿Cómo podemos corregir el corazón de piedra?

thumbs_Laitman_167[1]Pregunta: ¿Por qué no podemos corregir el corazón de piedra?

Respuesta: Es imposible corregir el corazón de piedra, dado que ésta es la brecha entre la existencia de la existencia y la existencia de la ausencia. Yo sólo puedo asemejarme al Creador. Parecerme significa formar por encima de mí todas las formas que veo del Creador. Entonces el deseo de recibir adquiere diferentes formas de otorgamiento. Esto significa que yo puedo parecerme a Él como un actor, pero no puedo asemejarme a Él en toda mi interioridad.

Sólo al realizar todas mis correcciones, cuando todas las Luces que trazo se unan, ellas operarán el sistema e influirán en mí por medio de la Luz que corrige el corazón de piedra. Yo genero este proceso indirectamente.

(113961 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/04/13, El Libro del Zóhar, Introducción

Material Relacionado: 

El amor que rompe el “corazón de piedra”
¿Dónde pueden encontrar una garantía del amor eterno?
Cómo adherirse a la línea espiritual de ustedes

El amor es el camino hacia la felicidad

thumbs_laitman_527_03 (1)De las noticias (de Argumentos y Hechos): “El amor no muere. Las parejas que se aman muchos, incluso décadas después del matrimonio, sienten esa sensación de euforia (causada por la secreción de la hormona dopamina del placer),  como lo hacen las parejas recién enamoradas. La diferencia está en esto; con aquellos que no se han enamorado desde hace mucho tiempo se ha observado que existe una mayor actividad de las regiones del cerebro responsables de la pasión y la excitación. Y con las parejas que han estado enamoradas por mucho tiempo, las actividades en las áreas de calma y supresión del dolor se volvieron prominentes”.

Una mirada. El amor se despierta en una quinta  parte de segundo después del contacto visual, y llega a la expresión en fuerte estimulación en 12 áreas del cerebro. El número de hormonas que se segregan en la sangre es diferente, lo cual interrumpe la actividad normal del sistema nervioso. De aquí viene la expresión: “Perder la cabeza por amor”.

“Una droga que no es perjudicial. El amor influye en las personas de esta forma; ellas olvidan cosas obvias y pierden la habilidad de concentrarse, es decir que el amor influye en el cuerpo humano de la misma manera que las drogas. La memoria y la concentración se vuelven menos activas cuando la persona ve una imagen del objeto de su amor”.

Mi comentario: En el amor espiritual, (no el amor egoísta o natural, como el de la madre por su hijo o el amor de alguien del sexo opuesto, que llena el ego), el amor que se crea en nosotros “artificialmente” con la ayuda de la Luz superior (la Luz Circundante, Ohr Makif) de acuerdo al método particular (el método de educación integral), que en vez de nuestro ego, uno ama al otro, en un amor como este, se descubre la sensación de un poder más elevado porque la persona empieza a ver el mundo a través de otras personas, en sus deseos y características. De esta manera la persona “deja” su cuerpo (los sentidos) hasta  que la creación es comprendida como un campo eterno de poder y emoción.

(113274) 

Material Relacionado: 

La educación integral es un proceso rápido
El amor: ¿Un breve destello o un fuego que no se apaga?
Rodeen al mundo con un abrazo

Tras la cubierta del destino ciego

thumbs_Laitman_504Baal HaSulam, “Exilio y redención”: Con estas palabras, yo sólo pretendo mostrar que la Torá y la ley natural del desarrollo van de la mano en maravillosa unidad, incluso con un destino ciego.

Aunque parezca que mi vida es manejada por un destino ciego, de hecho es manejada por la ley natural de la evolución. Pareciera que mi destino depende de muchos incidentes accidentales, pero en realidad todos los eventos y acontecimientos de mi vida están predeterminados por la creación.

Sólo una cosa depende de mí y es cómo acepto yo estos eventos. Si me preparo correctamente, entonces puedo aceptarlos y sentirlos de una forma opuesta a la que los siento hoy en día. Hoy, yo tengo un “receptor” especial, un mecanismo con un sensor que puede cambiar totalmente la recepción, la sensación desde menos (-) cien por ciento hasta más (+) cien por ciento.

Pero la cadena completa de eventos no cambia y yo los experimento todos. El Creador inicia el proceso y maneja la creación pero de una manera en la que Él les da una oportunidad de que acepten Sus acciones si ustedes así lo quieren. Si no quieren, entonces Él hará que lo quieran.

Por eso es que no existe nadie más que Él. Todo está ya predeterminado e incluso si Él cambia las “letra” de esta “historia”, es decir si una letra no encaja, Él la reemplaza por otra letra, esto es sólo con respecto a mi sensación, de modo que yo siga trabajando mejor sobre esto.

De hecho, yo estoy en un proceso eterno y yo sólo puedo preguntarme a mí mismo acerca de mi percepción: “¿Hay realmente algún cambio? Y si es así ¿están dentro de mí o por fuera de mí?”

Pero si de mis impresiones se trata, entonces yo puedo cambiarlas con certeza. Si no puedo cambiarlas, ellas comenzarán a ser tan desagradables que con el tiempo trataré de cambiarlas y de corregir mi “recepción”.

(113964 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/04/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado: 

Una chispa viviente de creación
El esfuerzo más allá del poder humano
Ciegos guiando ciegos

Un pequeño sacrificio por una gran meta

thumbs_laitman_944En un grupo cabalístico, el amor por los demás se alcanza cuando nosotros dejamos de prestarle atención no sólo a la externalidad de los amigos, no sólo a su apariencia física, sino también a su potencial interno, porque todo esto se mezcla junto y cada uno trabaja dentro del otro.

Ya hemos hablamos de esto no sólo una vez, que yo no tengo esos deseos dentro de mí que pueda llenar a través de la Luz Superior, a través del Creador, a través de alcanzar el mundo superior. Todos ellos se encuentran en ti, mientras que en mí, no existen. Sólo hay un punto en mí y nada más que esto.

Según el grado en que yo adquiera tus deseos como míos, y que tú “ames a tu amigo como a ti mismo”, entonces yo adquiriré ese Kli espiritual, esos deseos, que puedo llenar. Y a través de su llenado, yo me lleno.

Junto con esto, nosotros nos transformamos en grandes egoístas, sólo que esto ya no es llamado “egoísmo” porque ven que yo supero mi pequeño ego físico con el fin de adquirir un deseo enorme que está lleno de la Luz a través de la presencia del Creador. ¡Y todo esto es mío!

Por lo tanto, no se separan de nada, no escapen nada, no sacrifiquen nada, ni finjan que son héroes. Por el contrario, ustedes están acercándose a la gran recepción de Ein Sof, por lo tanto, esta sabiduría es llamada la “ciencia de la recepción”.

Lo único, como dice Baal HaSulam, es que hay un pequeño truco psicológico aquí, donde debemos superar una barrera psicológica que yo “como si” lleno a los demás en relación a mi yo actual.

Pero tan pronto como empiezo a sentir gradualmente con el grupo lo que siente una madre hacia su hijo, que es suyo, entonces inmediatamente yo doy por sentado que realmente el grupo es mío. Esta es mi adquisición, son mis Kelim. ¡Y eso es todo! Este es mundo del infinito de ustedes. ¡Por favor, sean como el Creador, tomen el control de él, entiéndanlo, y disfruten de él!

Porque ¿qué es la meta de la creación? ¡Disfrutar! Por lo tanto, no traten de hacer de ustedes santos mártires. Nosotros sacrificamos el más pequeño ego para dejarlo y adquirir un Kli realmente ilimitado, lleno de placer infinito.

(113923 – De la Convención en St. Petersburgo “día dos” del 7/13/13, Lección 4)

Material Relacionado: 

Las olas de la convención van a llevarse toda la suciedad
El hilo conductor de las convenciones
El espíritu de unidad está llamando a nuestros corazones

Egoístas exquisitos

thumbs_laitman_259_01 (1)Baal HaSulam, “Paz en el mundo”: La verdad es que la raíz de todo este desorden que hay dentro de nosotros no es más que el atributo de singularidad mencionado anteriormente, el cual existe dentro de cada uno de nosotros, ya sea en mayor o menor medida.

Y aunque hemos aclarado que proviene de una razón sublime, que este atributo se extiende hacia nosotros directamente del Creador, quien es único en el mundo y la Raíz de todas las creaciones, aun así, la sensación de singularidad, cuando se encuentra dentro de nuestro estrecho egoísmo, ésta afecta, arruinan y destruyen hasta convertirse en la fuente de todas las ruinas que hubo y habrá en el mundo.

Nadie progresará hasta que nos demos cuenta del grado de singularidad que se nos dio por la naturaleza. Cada uno tiene que ver plenamente su egoísmo en su forma más auténtica. Es decir que en este plano material, en este mundo (como lo percibimos) antes que nada, debemos entender los conceptos básicos y darnos cuenta de la magnitud de nuestro deseo de actuar únicamente por nuestro propio bien.

Eventualmente, nos daremos cuenta de que somos los únicos a quienes nunca tomamos en cuenta y a quienes no dudamos en “ignorar” cuando se trata de los demás; nosotros siempre hacemos lo que queremos con los demás si esto nos proporciona incluso una pequeña gota de placer. Cuando analizamos nuestros cálculos, vemos que no nos importa nada, además de nosotros mismos, y que una mínima partícula de placer es igual ante nuestros ojos que las aflicciones del mundo entero. ¡Que este reino desaparezca, arda o continúe sufriendo para siempre!

A menos que descubramos esta condición interna, no nos “familiarizaremos” con nosotros mismos. En realidad, esta es una realización del atributo de singularidad, es decir, la realización de la inclinación al mal.

Es muy duro revelar esto dentro de nosotros mismos. Incluso si admitimos nuestra maldad, aun así internamente no estamos de acuerdo con eso. La inclinación al mal no nos permite atravesar el proceso de auto escrutinio, ni nos deja visualizar o sentir nuestra naturaleza, nuestro exquisito egoísmo, nuestro “yoísmo”, que oscurece ante nosotros toda la imagen del mundo, y no nos deja ningún espacio para nada más. Es como si los demás ni siquiera existieran; simplemente somos incapaces de tomarlos en cuenta. Ellos están por fuera de nuestro rango de percepción. Este tipo de conocimiento es un paso esencial en nuestro  camino hacia la corrección.

Pregunta: ¿Por qué nuestro egoísmo nos oculta la verdad?

Respuesta: Se trata de una defensa natural. Nuestro egoísmo no quiere que suframos. Si viéramos todo el grado de maldad que tenemos, nos esforzaríamos por deshacernos de él. Es por eso que nuestro egoísmo nos oculta la verdad: Nos muestra ligeramente algo desde el borde de la cubierta y lo vuelve a tapar. Este está organizado de esta manera que nos haga hundir cada vez más hasta que lleguemos al fondo, a la realización máxima. En ese momento estamos listos para la ayuda de la Luz.

Hasta entonces, no estamos “equipados” para eso; solo estaríamos resistiendo nuestro deseo de auto corrección, nos habríamos escapado en el último momento. Si nuestro egoísmo no nos protegió de las sensaciones negativas que experimentamos debido a la conciencia de nuestra esencia egoísta, no seríamos capaces de continuar nuestro trabajo.

Esto explica por qué un proceso cognitivo ocurre a los “empujones”. Hace un momento quedamos asombrados por nuestra maldad, pero cae el telón y una vez más nos sorprendemos pensando vilmente sobre los demás “¡Ojalá que estuviera muerto! ¿Para qué lo necesito? Él se interpone en mi camino…” Y una vez más estamos consternados por nuestra maldad, pero entonces nos olvidamos de ella una vez más. En general, cada atributo está aparejado con su opuesto. De lo contrario, no seríamos capaces de penetrar hasta lo más profundo.

En cualquier caso, si nosotros no aspiramos al bien, nunca reconoceremos nuestra maldad. Esta es una regla universal que funciona en todos los estados que atravesamos. Buscamos la benevolencia y el otorgamiento; queremos estar con nuestros amigos; perseguimos nuestra gran meta sin vacilación, sin mirar alrededor, sin “andarnos por las ramas”. Sin embargo, en vez de benevolencia, descubrimos soledad, destrucción y caos

Se nos dice: “Hagan lo que puedan”. Es decir que uno debe ser un “buen chico” y aspirar a la meta obstinadamente y de manera constante. En este camino, uno aprende muchas cosas y se vuelve más listo, pero lo más importante es continuar avanzando y de actuar.

Pregunta: ¿Podemos prepararnos de antemano para la revelación del mal, de modo que podamos corregirla inmediatamente?

Respuesta: No, nunca debemos prepararnos para el mal. Una persona que trabajaba en un circo, una vez me dijo que los acróbatas tienen una regla muy importante: antes de que comience su actuación, ellos revisan dónde podrían caer. Ellos saben de antemano que dónde aterrizar, y qué posición mantener si se caen.

En la espiritualidad, es un análogo a éste entrenamiento. Sin embargo, nosotros trabajamos no en aras de la caída. Siempre debemos aspirar hacia adelante. Sí, tenemos que preparar la “retaguardia”, pero nuestros ojos deben ver que la meta está adelante. No tenemos la intención de retirarnos.

(113201)

Material Relacionado: 

Las acciones prácticas determinan el resultado
Aprendiendo a trabajar sin tomar en cuenta los resultados
El mosaico de mi alma

La semilla podrida del viejo mundo

thumbs_laitman_575Con el fin de trascender a un nuevo nivel, tenemos que alcanzar un estado en el que no tienen idea de lo que les está ocurriendo a ustedes y todas las viejas formas desaparecen. Ya no pueden trabajar con ellas, ni aferrarse a ellos, y se siente desconcertados y confundidos tanto en su mente como en su corazón.

El mundo parece tan extraño y desconocido que no entienden en qué mundo viven. Ustedes son como una semilla que se pudrió totalmente en el suelo y perdió toda forma y dirección. Ya perdieron su vieja forma y todavía no han recibido la nueva. De esta manera ustedes pasan de un estado al siguiente.

Verán cuán diferente es esto en comparación con lo que ven en su corporalidad, en su mente y corazón sanos y egoístas. Un estado de desorientación, impotencia y confusión se convierte en el comienzo de un hombre nuevo en un nuevo nivel. Según la medida en que esto les parezca indeseable desde un punto de vista egoísta real, es verdaderamente deseable para el avance de la persona.

Hay una ley que nos dice que lo individual y lo general, son iguales. Así, hoy en día el mundo entero está en el mismo estado, sintiendo esta confusión, sin entender de dónde proviene. Todo el mundo se siente impotente y desesperado. Las personas no saben qué hacer a continuación: Todos los antiguos puntos de vista, todos los viejos paradigmas, toda la percepción de la vida están desapareciendo y cayendo en bancarrota.

Es la primera vez en la historia que estamos en esa posición. No hay líderes, ni dogmas, ni nada. Ya nadie sabe qué hacer. Dónde están los revolucionarios del pasado, como el Che Guevara, Marx, ellos se han ido. Esta es una señal de que todas las ideas y puntos de vista, todos los enfoques previos se han podrido, como la semilla que se pudre en la tierra, de la cual tiene que crecer ahora algo totalmente nuevo.

Nosotros hemos alcanzado un estado de Ibur (concepción) y de ahora en adelante, el nuevo mundo comenzará a crecer y a desarrollarse. La antigua forma se ha perdido y pronto se presentará una nueva forma. El mundo aún no lo sabe. Pero nosotros, los que nos dedicamos a la sabiduría de la Cabalá, somos la nueva Reshimo (gen espiritual) para el mundo, que transferimos al mundo del viejo estado al nuevo estado. El mundo necesita cada vez mayor orientación en este estado, y nosotros tenemos que cumplir con el papel de la Reshimo y revelarle al mundo la forma de avanzar y crecer en adelante.

En todos los demás estados lo que hay que hacer se revela por sí mismo de acuerdo a las leyes naturales. Es instintivamente claro para la naturaleza inanimada, vegetativa y animada qué hacer y cómo crecer. Pero en el nivel humano este crecimiento tiene que hacerse de manera consciente por medio de esfuerzos especiales. Es por esto que el hombre es diferente de un animal.

Nuestro cuerpo es un animal, pero la mente tiene que ser humana, como Adam, que significa “Domeh” (parecido al Creador). Así que tenemos que pasar al nuevo estado conscientemente, a sabiendas, por nuestras propias fuerzas. Aquí tenemos que despertar a las personas, organizarlas, guiarlas. Por lo tanto, Israel es llamado Li Rosh (tengo una cabeza). Uno sólo puede crecer al comprender, conscientemente y al hacer esfuerzos, y hacerlo de forma gradual. Nosotros crecemos al acercarnos cada vez más al cumplimiento de este rol, y el mundo se desespera cada vez más y se alista para que nosotros lo elevemos. Esto ocurrirá muy pronto.

(113817 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá 8/02/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado: 

¡El nuevo mundo depende de ustedes!
Cuando el corazón y la mente se unen
Si no se han desprendido de lo viejo, no obtendrán algo nuevo

Amigos que crecen hasta el infinito

thumbs_arava-convention_931-01Nosotros estamos en ocultamiento en nuestra relación con el Creador. No sentimos exactamente lo que nos viene de Él ni vemos que todo esto es para nuestro beneficio. Evaluamos el bien y el mal según cuánto y qué sienta nuestro nivel “animado”.

Este es el principal atributo del ocultamiento. Si sintiéramos que todo proviene del Creador, del Bien que hace el bien, veríamos el mundo de manera diferente. ¿Cómo podemos lograr esto?

El Creador nos envía Su actitud del Bien Quién Hace el Bien no aplicada a los deseos egoístas, sino en relación a la meta, al desear elevarnos por encima del “animado” al grado humano. Por lo tanto, su influencia siempre nos parece mala, dañina para el nivel “animado”.

De la misma manera se siente el niño bajo la constante presión de sus padres: “Tienes que comer bien, no te ensucies, aséate después, mantén tus cosas en orden, estudia esto, lea esto, y así sucesivamente”. Nosotros constantemente exigimos algo de él, deseando cuidar el grado humano en él, y esto se ve mal ante los ojos de los “nivel animado” que quiere crecer libremente.

Sin embargo, los niños de nuestro mundo se esfuerzan por parecerse a los adultos, por aprender de sus ejemplos. Para nosotros, el ejemplo es el entorno en el que creceremos como niños que se desarrollan con facilidad.

Vemos que el desarrollo ocurre debido a muchos esfuerzos. Y en consecuencia, cuantos más buenos ejemplos tenga yo ante mis ojos, menos esfuerzo que tendré que invertir. Mi naturaleza querrá ser como los demás.

Esto significa que si el entorno es importante y valioso ante mis ojos, si éste me atrae, si los amigos juegan delante de mí demostrándome que son grandes y que tienen conexión con el Creador, si una y otra vez me muestran ejemplos cada vez más cualitativos, entonces es fácil que yo me desarrolle y me eleve sin mucho esfuerzo.

Por el contrario, si el entorno no me da buenos ejemplos o si yo lo ignoro, si no elevamos juntos al Creador ante nuestros ojos, entonces es difícil avanzar. Este es un problema; yo no tengo buenos maestros.

Por lo tanto, con el fin de no ser un “animal” en el curso de su desarrollo, la persona tiene que participar por sí misma en este proceso. Junto con sus amigos ella construye el grupo, el entorno, para que siempre le parezca más elevada, al crecer cada vez más. Como resultado, los amigos están para él en el mundo del Infinito, y la grandeza y calidad del grupo se comparan con el Creador, y no menos. Si el grupo es más bajo ante sus ojos que el Creador, entonces ella no lo aprecia lo suficiente a fin de desarrollarse con su ayuda de manera óptima y lo más rápidamente posible. Esto es lo que debemos recordar.

(114047 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/6/13, Shamati # 8 “Cuál es la diferencia entre sombra de Kedushá y sombra de Sitra Ajra”)

 Material Relacionado: 

¿Me siento bien con los amigos, o con amigos entre los cuales habita el Creador?
Sometiéndonos voluntariamente a una operación
¿Me siento bien con los amigos, o con amigos entre los cuales habita el Creador?

Lección diaria de Cabalá – 08.04.13

Preparación para la Lección

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

Shamati # 121: “Es cual barcos mercantes”

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

El Libro del Zóhar, Introducción: “Cielo y Tierra”, ítem 154, Lección 56

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot vol. 6, parte 15

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

Escritos de Baal HaSulam “Exilio y redención”, Lección 3

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Calibrando el cerebro para la verdad

laitmanVerdad y mentira pueden cambiar de lugar en un momento. Oímos una cierta opinión y creemos que es la verdad. Entonces, de repente oímos una segunda opinión y nos aferramos a ella y creemos que es la verdad y lo que pensábamos antes ya parece como una mentira. Verdad y mentira cambian muy rápidamente e incluso la sensación de amargo y dulce cambian, pero no tan rápido.

Resulta que nada es absoluto en la realidad. Yo nunca puedo decir que algo es dulce, dado que mañana puede ser amargo, debido a mi mal humor. Puede que descubra que el azúcar es malo para mí, que simplemente me mata, y yo ni siquiera seré capaz de mirarla. Ya no me parecerá tan dulce, sino más bien amarga, puesto que tendré miedo de comer algo dañino. Este miedo cambiará todos los sabores que yo deguste.

Entonces, ¿cómo podemos determinar de manera absoluta qué es dulce o amargo, qué es la verdad o la mentira? La aclaración de verdad y mentira está en nuestro cerebro, y la aclaración de amargo y dulce está en el corazón, en el deseo. Así que tenemos que prestar atención mientras trabajamos con el corazón para que esto sea en aras de otorgar y no de recibir.

Este es ya un cierto estándar, un parámetro determinado, de acuerdo al cual yo puedo medirme. Ahora la verdad significa beneficiarnos cuanto más podamos, y donde perdemos lo llamamos una mentira. Esta es la forma en la que la persona ve la vida generalmente, desde una perspectiva sesgada. El ego, el soborno cubre los ojos de la persona y no la deja ver la verdad o la mentira. Todo lo que sea beneficioso es llamado verdad y lo que no, es llamado mentira.

Nosotros necesitamos un estándar objetivo externo a nosotros, es decir la medida de otorgamiento en comparación con la cual pueda yo medir mi verdad y mi mentira y calibrar mi cerebro correctamente. El entorno nos da esta oportunidad. Esta es la razón de la ruptura de las vasijas que nos dejó a cada uno separado de todo lo demás, encerrado dentro de su ego. Pero si yo me conecto con la sociedad de acuerdo a las reglas cabalísticas, ésta será la verdad para mí.

Cuanto más pueda anularme y conectarme con los amigos, más veré este estándar en ellos, la verdad. Yo mismo me veré en comparación con la verdad como viviendo en una mentira. Esta es en realidad la meta principal de nuestro trabajo en el grupo: calibrarnos a nosotros mismos con respecto a la verdad, para que la verdad y el otorgamiento se conviertan para nosotros en una sola cosa.

Otorgamiento es mi conexión con el grupo: cuanto más me entregue al grupo, más me acerco a la verdad, es decir al otorgamiento. Este es el primer estado que tengo que arreglar para mí. Entonces podemos estar seguros de que estamos calibrados con precisión, en la dirección correcta con respecto al cerebro.

(113469 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/30/13, Shamati # 148 “El escrutinio de amargo y dulce, verdad y mentira”)

El éxodo de Egipto es llamado nacimiento

thumbs_laitman_749_02 (1)Baal HaSulam: “El secreto de la concepción y el nacimiento”: La salida de Egipto es llamada nacimiento, pero el embrión nace muerto, dado que después del embarazo, que es el horno de hierro y la esclavitud en Egipto, se da el nacimiento y ellos aún no estaban preparados para respirar el espíritu de vida en el mundo aclarado, al cual se les había prometido llegar, hasta comenzar el recuento y la guerra con Amalek y los juicios de agua, etc., y llegar al desierto de Sinai. Sinai significa odio, es decir el sufrimiento que forma parte de cada una de las enfermedades.

Debemos entender que todo está determinado por el punto final, por la meta de la creación. Dice: “primero hay pensar, luego actuar”. Este último punto determina las faltas que deben revelarse en cada etapa con el fin de alcanzar la meta final.

La meta final se revela en cada etapa como defectuosa de acuerdo al número de niveles que la separan de ese nivel. Si estoy en el nivel cinco, por ejemplo, y hay un total de 125 niveles, yo tengo que revelar la necesidad de los 120 niveles que me faltan en el quinto nivel. Pero no puedo revelarlos y por eso ellos están en el estado en que yo me encuentro, en su forma oculta, preparando las futuras fallas que tengo que corregir y que están comenzando a revelarse gradualmente de este nivel en adelante.

Cada nivel incluye todos los estados futuros imperfectos hasta el final de la corrección. Así que incluso en el momento del éxodo de Egipto, se determinó que la corrección tiene que llegar a su final después de 6.000 años. Todo esto ya era conocido; Abraham también sabía acerca de este proceso y de Jacob quiso revelarles a sus hijos el secreto del futuro, pero no logró hacerlo.

Todo se deriva del hecho de que la meta final, el estado final, está incorporado en todos los niveles, dado que tiene un comienzo, el estado actual, y su conclusión. Así que el feto que nace durante el éxodo de Egipto ya oculta en él la corrupción futura. Lo mismo ocurrió en la participación de los puntos de SAG con NHY de Galgalta, en la que fue claro que el corazón de piedra se oculta en NHY. Por lo tanto, fue posible predecir la futura ruptura, puesto que el mal no revelado quedó en Bina y en Maljut. Ellos pensaron que podían corregirlo todo y alcanzar el final de la corrección, pero esto sólo empeoró.

El mal tiene que estar oculto en el camino y revelarse y corregirse en el futuro. Aquí también sucede lo mismo, con el feto que acaba de nacer. Los hijos de Israel salieron de Egipto cuando estaban totalmente separados unos de otros. Ellos construyeron el primer templo, pero fue destruido y tuvieron que exiliarse en Babilonia, donde se llevó a cabo toda la historia de Asuero, Mardoqueo y Hamán. Luego regresaron de nuevo a la tierra de Israel y construyeron el segundo Templo, pero éste también fue destruido.

Todos estos estados son el resultado del nacimiento erróneo, pero también tenía que ocurrir de esa manera, puesto que el corazón de piedra que se suponía que debía revelarse y morir, está oculto en el feto. Todo esto se deriva de la meta final y determina todos estos estados.

Era imposible cambiar algo de lo que hemos atravesado por el camino hasta hoy. Sólo ahora alcanzamos el estado del comienzo de la corrección y tenemos libre albedrío. Nosotros no tuvimos libre albedrío en ninguno de los estados anteriores, dado que todos fueron simplemente una preparación para el día de hoy.

(113663 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/28/13, Escritos de Baal HaSulam)