“Busquen al Creador donde Él está”

Dr. Michael LaitmanPor una parte, el Creador siempre es el primero en despertarnos y cualquier ascenso que sentimos es una inevitable respuesta a Su iluminación. Por otra parte, ¿cuál es el trabajo de la persona?

Aun cuando la persona sabe que “No existe nadie más aparte de Él”, ella debe recordar el principio de “si no lo hago por mi propia cuenta, ¿quién podrá hacerlo por mí?” Aun cuando el Creador la despierta, mientras la persona está en ocultamiento ella debe sentir que se despierta a sí misma. Ella no debe relajarse y esperar que el Creador la despierte.

No, nosotros debemos actuar. Yo tengo que organizar un entorno y usar todos los medios que tengo para no caer dormido, sino para permanecer despierto y lo más alerta posible para tomar atributos que son cercanos al otorgamiento y amor. Con la ayuda del entorno y otros medios, me preparo de manera que incluso si el Creador me despierta yo sienta un ascenso más grande y poderoso.

El despertar final es que nosotros estamos trabajando junto con el Creador, como un caballo y su jinete que se han fusionado y el caballo incluso quiere adelantarse a los deseos de su jinete como un fiel sirviente. Entonces en cualquier momento yo debo recordar que el Creador sin duda me despertará, pero en realidad todo depende de las oportunidades que yo tome.

No conocemos ni vemos las oportunidades. Tal vez mis esfuerzos acumulados impulsarán el despertar desde arriba después de un tiempo; tal vez existen otras condiciones, como esos estados espirituales que pertenecen al “Shabbat”, al “comienzo del mes”, al “comienzo del año” o a otras festividades que están conectadas con el trabajo en el “día” y la “noche”, etc. El despertar especial desde arriba también está oculto en ellos, pero tenemos que estar más preparados para el despertar desde abajo y ser sensibles constantemente a este.

Si la persona desarrolla un anhelo, una necesidad, por no olvidar a la Providencia superior por un momento, descubre que esta Providencia es permanente y surge del Creador que es bueno y benevolente y aparte de Quien no existe nadie más. La persona descubre la verdad: que la imagen de la fuerza superior traza para ella del mundo entero de la persona, incluyendo a la persona misma y su entorno, que todo esto, es hecho para incrementar la sensibilidad de la persona hacia ella. El Creador, la única fuerza, tiene sólo una meta, que la persona sienta siempre que el Creador es bueno y benevolente y que no existe nadie más aparte de Él. Entonces la persona tiene que corregir sus vasijas de percepción y eso es lo que importa.

Está escrito: “Busquen al Señor donde Él está”. Uno piensa que el despertar y los cambios vienen del Creador, trayéndole constantemente estados cambiantes, Pero cuando yo alcanzo un estado de Jafetz Jesed, descubro que no hay cambios de parte del Creador. Detrás de todo lo que se me envía, de todo lo que siento en un momento dado, de los ocultamientos y las revelaciones en diferentes niveles, de las confusiones e incluso de la separación del Creador y más tarde de la recuperación de la consciencia, es decir al ser consciente de la Providencia superior, detrás de todo este “escenario”, yo descubro que no hay separaciones y que el Creador nunca debilita Sus relaciones con nosotros. Por el contrario, Él despierta una y otra vez deseos y atributos en mí más fuertes y corruptos, es decir opuestos a Él, para que mediante este contraste entre la Luz y la oscuridad yo descubra al Creador más claramente, al bueno y benevolente, aparte de Quien no existe nadie más.

Entonces nosotros tenemos que reforzar la disposición interna de la persona hacia la correcta percepción mediante diversos medios. No existe la fe ciega o una naturaleza mecánica que juega un juego casual con nosotros. No importa cuáles deseos o pensamientos se despierten y vengan a nuestra mente de la nada, todo proviene de la fuerza superior. Sólo tenemos que hacer una cosa, y es reforzarnos por diferentes medios y responder correctamente a todo lo que sucede.

De todas las cosas que pasan en mi corazón y mente, dentro de mí, y en el mundo (dado que se trata de un sistema), yo quiero descubrir sólo una cosa, que todo es operado por una “maquinaria”. Los pensamientos y los deseos que se despiertan en mí y los pensamientos acerca de los pensamientos y los deseos que fueron causados por los deseos, todo surge de una fuente que opera de tal manera que yo me conecte con ella y sea separado de ella una y otra vez y así establezcamos una conexión estable, de muchos estratos, multifacética. Así, clarificamos y buscamos al Creador, “buscando al Señor donde Él está” y descubriendo que Él está realmente cerca, que Él está dentro de la persona.

Esto significa que no hay pensamientos inapropiados ni hay deseos bajos, sino que todo estaba destinado a ayudarle a la persona a entender que nada la separa del Creador; el Creador está con ella, y el mundo entero, incluyendo el inanimado, vegetativo, animado, y el hombre, son elementos que construyen la conexión entre ellos.

(114073De la lección diaria de Cabalá del 7 de agosto del 2013, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado:

El significado de fusionarnos con el creador
¿Qué hacer cuando el creador está en todas partes?
Agradecidos por el despertar desde arriba

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: