¿Cómo podemos medir la devoción: Por medio de la cantidad o de la calidad?

Dr. Michael LaitmanPregunta: Se nos dice que la altura de la persona se mide de acuerdo a su responsabilidad, ya sea que se dedique sólo a su pueblo o a su país, o incluso el mundo entero. ¿Qué se entiende por “dedicada a su ciudad, a su estado, y al mundo?”

Respuesta: Devoción significa que nos atribuimos a nosotros mismos todas las partes de nuestra alma que parecen ajenas. Hacemos esto a pesar de que estén separadas de nosotros por un gran deseo egoísta, por la indiferencia y por el deseo de obtener ganancias a expensas de los demás, de ser más importantes que otros, para evitar el sufrimiento al causarles dolor a otros.

Si me convierto todo mi ego en un medio para alcanzar la adhesión con los demás para que cada uno y todos juntos sean más importantes para mí que yo mismo, esto quiere decir que soy devoto a ellos como si se trata de mis propios hijos y que estoy listo para darles todo. Yo convierto mi ego, el cual me separa de los demás, en otorgamiento de acuerdo a mi altura.

Si puedo relacionarme de esta manera tan sólo con aquellos que están cerca de mí o con los vecinos que viven en la misma ciudad en que vivo, eso no quiere decir que yo sea muy alto. Sin embargo, requiere un gran esfuerzo el hecho de percibir al mundo entero como si fueran mis parientes. Después de todo, para empezar, estas personas son lejanas a mí. Hay un gran ego entre nosotros, en una cantidad mucho mayor. Por lo tanto, se requiere de una intensidad mucho mayor, de una mayor altura, con el fin de superar el ego.

Parece que sólo es cuestión de cantidad, pero la cantidad está relacionada con la calidad. El concepto de cantidad no existe en la espiritualidad, sólo la calidad. Sin embargo, la calidad se hace de la cantidad, es igual que el software del computador que, gracias a la capacidad de la memoria, pueden ofrecer opciones totalmente diferentes. La diferencia está en realidad en la cantidad de células de memoria que operan, pero esta cantidad hace la diferencia cualitativa. Gracias a esta diferencia, yo puedo entender, sentir y percibir más.

Gracias a esta cantidad adicional, yo comienzan a entender al Creador. El número de neuronas en el cerebro y las conexiones entre ellas determinar nuestra capacidad cognitiva, es decir que la cantidad está relacionada con la calidad. Aun así, no es como nos imaginamos. Nosotros no podemos calcular en qué medida debemos ampliar el ancho con el fin de alcanzar algo de altura. Estos conceptos están relacionados, pero todavía no podemos trabajar con esta fórmula.

Nosotros no vemos la fórmula correcta puesto que nuestra percepción no es integral, no es analógica. Es digital, discreta. Todo está segmentado 1, 2, 3, mientras que en la espiritualidad, todo va de acuerdo a un cálculo circular y no a un cálculo cuadrado como en nuestro mundo. Es por ello que simplemente no podemos contar la cantidad del ancho y de la altura, y decir cómo debe ser algo.

Todo nuestro esfuerzo es cuantitativo, como si fuera posible medirlo en kilogramos, pero, más tarde, éste se eleva a Ein Sof (Infinito) y se incorpora en Maljut de Ein Sof, en nuestro MAN, y en respuesta recibimos MAD. Por lo tanto, todo nuestro esfuerzo vuelve a nosotros de manera integral analógica, y ya no es digital. Nuestra conexión constante con Ein Sof se agrega a esta conexión, y esto altera nuestro cálculo.

Sin embargo, es gracias a la conexión con Ein Sof, desde el cual todo vuelve a nosotros, que tenemos la oportunidad de llevar nuestro esfuerzo en Ein Sof cada vez y guardarlo en el en compartimiento correcto. ¡Entonces, nos sanamos todo el sistema por medio de nuestro esfuerzo personal, incluso por medio de la más pequeña acción! Nuestro esfuerzo no es insertado en un pequeño cubo en la estructura general, sino que se funde en todos Ein Sof.

Entonces, cuando el otorgamiento desde Ein Sof regresa a nosotros, éste hace cambios reales en nosotros y nos eleva a un nivel superior. Aunque vemos nuestras acciones como digitales y limitadas, cuando alcanzan Ein Sof, y regresan a nosotros, ellas construyen en nosotros una forma analógica, integral que es similar a Ein Sof.

(113659)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/26/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
La calidad por la cantidad, igual al poder
La necesidad de formar conexiones
Por encima de Ein Sof (infinito) existe el dador de Ein Sof

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: