Conexión con Dios: ¡No cuelgues!

thumbs_laitman_921Pregunta: En mí se despiertan todo tipo de pensamientos y deseos y yo me encuentro en todo tipo de estados en la vida. Si sé que todos vienen del Creador, ¿cómo debo reaccionar ante ellos? ¿Cómo puedo reforzar el vínculo con el Creador a través de ellos?

Respuesta: Primero, si estoy separado del Creador, debo lamentar esto. Después de todo, en nuestro mundo no puede haber nada peor que la separación de la conexión con Él.

Por lo tanto, necesito permanecer yo mismo “en la línea”, y no olvidar que es el Creador quien construye toda la realidad para mí. Él despliega en mi imaginación esta “imagen de la existencia” que atraen los cinco sentidos: Estoy yo, el mundo en el que existo, y hay cierto tipo de fuerza externa que causa esta sensación para mí. Entonces no quiero desviar mi vista de esta “imagen” con los tres componentes: el mundo, el Creador y yo. Según el grado en que yo relacione la sensación de mí mismo y la del mundo que hay dentro de mí con el Creador, en ese grado me encuentro en una conexión con Él.

Mientras tanto este vínculo no es evidente, no es claro, pero ya lo siento internamente. Para reforzarlo, necesito un grupo, estudio, y un maestro, la parte única de la realidad que puedo usar. Todo el resto de la realidad es opuesta al Creador y lo oculta de mí. Sólo me confunde, aunque sea por mi propio bien. En contraste con esto, el maestro, el grupo, y el estudio me ayudan en el camino si me relaciono con ellos correctamente, sin tomarlos a la ligera, sino valorándolos y respetándolos. Cuando yo quiero acercarme a ellos, ellos se acercan a mí, están listos para influirme más fuertemente. Por lo tanto, yo también trato de ir junto con el poder superior en cada momento de mi vida.

Y la imagen de la realidad es el divisor entre nosotros hasta que descubrimos su actividad en todo lo que sucede entre el poder superior y yo. Entonces el mundo entero se transforma en un puente que nos enlaza entre nosotros.

Cuando observo todo lo que me sucede, en pensamientos y deseos, y lo que sucede en el mundo exterior, yo quiero ver el pensamiento de la creación detrás de todo esto: ¿Por qué el Creador actúa así? Según como lo entiendo, Él actúa por mi propio bien y me ayuda a construir la conexión correcta. Y yo estoy emocionado todo el tiempo y de la mañana a la noche paso por un incesante número de ejercicios.

En otras palabras, debo mantenerme en dirección hacia la unidad de Israel, la Torá, y el Creador. “Israel”, soy yo tratando de descubrir al Creador, y específicamente al descubrir al Creador, veo mi meta, la “Torá”, es todo mi mundo que debo conectar en un Kli, un deseo. Gradualmente descubro mi parte y mi Kli hacia el cual me relaciono ya sin odio, sino con amor y empatía. Después de todo, sé que detrás de ellos está el Creador, y por lo tanto esas partes pierden su carácter negativo. Ahora las veo como veo al Creador quien las activa con el fin de cambiar mi actitud.

De esta forma, yo comienzo a amar las peores cosas en el mundo, y ellas se transforman para mí en las mejores maneras de avance. Aquí hablamos del odio, de  los eventos más horribles, las guerras, etc. De pronto se transforman en estados que me acercan al Creador, y mediante ellas, en contraste con un trasfondo de amenazas y dolor, yo siento cómo la negatividad se transforma en bien, una maravillosa sensación, en absoluto amor de parte del Creador. El mal se transforma en bien.

En el ensayo, “Ocultamiento y revelación del Creador”, Baal HaSulam  explica esta transformación. El ocultamiento añade un menos (-) a todo, entonces ante mis ojos todo es dañino, todas las personas son malvadas, el salario no es suficiente, y la familia soporta enfermedades, etc. Y de pronto veo una imagen opuesta: Todos están sanos, el salario es suficiente, no hay enemigos, no hay personas malas y desagradables, etc.

Todo depende del hecho de descubrir la supervisión superior. No es necesario corregir nada externamente; sólo hay una tarea: descubrir la guía del Creador.

Esto cambia nuestra relación hacia la corrección desde la raíz. Queda claro que sólo el trabajo entre nosotros, con cuya ayuda somos reforzados a fin de descubrir la supervisión superior, puede cambiar el mundo. Y por lo tanto, si avanzamos en un grupo grande que haga una diseminación amplia y masiva al grado de que el Creador revele su potencial, con esto transformamos todas las partes de la realidad en partes activas dirigidas hacia el descubrimiento del Creador.

Después de todo, con mi deseo yo siento al mundo y a mí mismo como si se tratara de dos partes: un Kli interno y un Kli externo. Es decir que simplemente me conecto conmigo mismo, me atribuyo a mí más y más partes, en particular aquellas que no están relacionadas con la naturaleza humana en la cual existe libre elección, y después de eso, de acuerdo al grado de corrección, también las partes de la naturaleza del inanimado, vegetativo, y animado.

Esto sucede así. Primero atraemos hacia nosotros los componentes del inanimado, vegetativo, y animado que relacionados con la naturaleza humana, y después sus contrapartes que se presentan ante nosotros como lo animado, vegetativo, e inanimado de este mundo que también están combinadas con nosotros. Así toda la realidad se transforma para ser un único Kli corregido.

Lo que se deriva de todo eso es que nosotros carecemos sólo de una cosa, de la máxima conexión, de manera que con la ayuda del maestro, el grupo, y el estudio, será posible hacer de todos nosotros una parte lo más activa posible, dirigida todo el día a descubrir la unidad de Israel, la Torá, y el Creador.

En adición a esto, el Creador nos señala que corrijamos al mundo entero externo: nuestras partes externas, los deseos, los Kelim externos. Y nosotros estamos obligados a combinarlos también, a descubrir en ellos la guía del Creador que es bueno y hace el bien, aparte de quien no existe nadie más.

Por lo tanto, la persona debe buscar al Creador en cada momento cuando sostiene el extremo de la cuerda, el pensamiento, o el deseo que es un recordatorio de la guía superior que es necesario que él descubra. 

(114131 – De la lección diaria de Cabalá del 8/07/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado: 

Comprando un lugar junto al creador
Vistiendo las palabras con emoción
“Busquen al Creador donde Él está”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: