De un nivel al siguiente

Dr. Michael LaitmanYa entendemos que nosotros podemos descubrir un nuevo estado espiritual sólo en la conexión y la unidad entre nosotros, y ahora estamos empezando a comprender cómo pasar de un nivel al siguiente. Por primera vez hemos alcanzado la comprensión de nuestra trayectoria, sus componentes y las acciones que esto supone: Primero un paso con el pie derecho, después de un paso con el pie izquierdo, y el cuerpo en el centro. Así que avanzamos por la línea media: pie derecho, pie izquierdo, y otro paso adelante, pie derecho primero y sólo entonces el pie izquierdo, esto es lo que realizamos por nuestra parte.

Siempre comenzamos desde la línea derecha, dado que siempre avanzamos hacia el otorgamiento, el amor, la conexión y la unidad en fe por encima de la razón. La línea izquierda, sin embargo, se revela de acuerdo a la forma en la que se nos revele la Luz. Así, que en cada niveles se nos dice: “He creado la inclinación al mal, He creado la Torá como una especia”, con el fin de corregirla. Esto se refiere al sistema de influencia de la Luz sobre la inclinación al mal, que ustedes corrigen con la ayuda de la Luz para que poder avanzar.

Este es el sistema en el que estamos. El lado derecho es el otorgamiento, el amor, la conexión y la unidad (Σ), es decir que todo proviene del lado de Jesed. La línea izquierda es el deseo de recibir, de conocer, la fuerza de la recepción, lo que significa el ego, mientras que yo estoy en medio de ellas. ¿A cuál de las dos me adscribo? Yo mismo me asigno al punto en el corazón y por eso soy aquel que se dirige y anhela al Creador.

La pregunta es ¿cómo puedo avanzar? Mi primera acción es comenzar con la línea derecha, es decir anhelar otorgamiento, el amor, la unidad y la máxima adhesión.

De un nivel al siguiente

Nuestra unidad se lleva a cabo por encima del ego, por supuesto, sin el cual no seríamos capaces de desenvolverse en el trabajo espiritual. Este está conectado con nosotros de antemano y es el estado antiguo inicial.

Resulta que el ego (1) es el corazón y en él se encuentra el punto en el corazón, en el que yo me dirijo a la conexión y a la unidad. En el momento en que lo hago, empiezo a recibir una cierta iluminación (3) en nuestra conexión y unidad (2). Tal vez nosotros aún nos sentimos al Creador en la sensación de unidad, pero en realidad esta ya es la sensación de Él.

Después de alcanzar este atributo, el ego empieza a conectarse de nuevo con él (1b). Una vez más lo dirigimos hacia adelante, hacia la unidad (2b) y, finalmente, recibimos el siguiente nivel que es mucho más elevado que el anterior. Así avanzamos.

(113156De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 21 de julio del 2013, Shamati # 59 “Acerca de la vara y la serpiente“)

Material Relacionado:

La línea media es el camino directo al creador
A través de el zohar avanzamos hacia la línea del infinito
Hasta que uno se transforme en un ser humano

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta