El ancho y la altura

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “El Shofar del Mesías“: Y no fue suficiente con que ellos pudieran salir por sí mismos. Ustedes deben entender a dónde llegarían las naciones del mundo por medio de ese deseo e idea. Sepan que es a través de la difusión de la verdadera sabiduría, que ellos evidentemente ven al verdadero Dios y la verdadera ley.

Estamos hablando de los procesos internos, las proyecciones de lo que son los acontecimientos externos. Y el significado es que hoy el “escenario egipcio” es imposible. Tiene que quedar claro que la persona tiene para salir de todos sus deseos y alcanzar el otorgamiento. Consecuentemente, la salvación es imposible en la proyección del mundo exterior hasta que el deseo de recibir, es decir el mundo entero reconozca la necesidad de esto.

Por lo tanto, estamos obligados a llevar a cabo la más amplia difusión de la Cabalá en el mundo entero. Es necesario que los países la obtengan de nosotros según la medida en que puedan comprenderla. Si no consiguen este método, si no lo reconoce ni están de acuerdo con él, entonces el pueblo de Israel, es decir, aquellos en quienes la chispa de anhelo por el Creador está ardiendo, no tienen la habilidad para elevarse y corregirse a sí mismos.

Es por eso que necesitamos realizar nuestro trabajo alrededor del mundo tan ampliamente como sea posible y con la máxima intensidad. Después de todo, no nos elevaremos sin diseminación hacia afuera en todas las direcciones. Esta es la ley espiritual: Las naciones del mundo son fuertes en cantidad, en ancho, y nosotros en calidad, en altura. Se nos dice que Israel es pequeño entre las naciones, pero que es capaz de elevarse.

Por lo tanto, todo nuestro éxito depende de las naciones del mundo. Nosotros salimos a difundir y a dirigir a una gran audiencia, deseando complacer al Creador por encima de todo. Acercamos a las personas hacia Él para que en ellas se revele la unidad, es decir esas pequeñas iluminación por medio de las que nosotros mismos, como un eslabón de transición, podemos agradar a Dios.

Es por eso que nosotros les traemos la sabiduría de la Cabalá y la educación integral a las masas, con la intención de acercar al mundo entero al Creador, a fin de complacerlo a Él. En nuestra dirigencia del mundo, tenemos el principio de amar al prójimo como a nosotros mismos, que es el amor por las criaturas que se esfuerzan por el amor del Creador. Ese es el enfoque en el que el éxito es inherente.

(115452De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de agosto del 2013, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado:

El suministro no debe exceder la demanda
Conocimiento es poder
La importancia de difusión de la ciencia de la cabalá, parte 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta