El final de los siete años de escasez

Dr.MichaellaitmanPregunta: El final del exilio debe significar el final de todo nuestro sufrimiento, entonces ¿por qué llegamos al vacío y la bancarrota totales?

Respuesta: Todos sabemos que el exilio comienza desde los siete años de la saciedad y luego hay siete años de escasez que terminan en la oscuridad en Egipto, en terribles golpes. ¿Quién recibe estos golpes? Es mi cuerpo, mi “Faraón”. Se llama bancarrota cuando, mientras en mis últimas diez Sefirot en las últimas diez plagas, yo siento la desesperación total, que me separa completamente de mi deseo de recibir.

Entonces estoy listo para salir de Egipto, para escapar de allí. ¡Se trata de la bancarrota, puesto que cuando llegué a Egipto había alimento y vida allí y que era bueno, podíamos encontrar todo lo que queríamos allí! Al principio Egipto era como la tierra de Israel para los hijos de José, la tierra de la que brota leche y miel; José era el gobernador de Egipto y todos los egipcios trabajaban para los judíos, para los hijos de Israel.

Yo estoy en un estado en el que el ego me proporciona diferentes placeres; me alegra haber encontrado la sabiduría de la Cabalá, es decir, haber encontrado un medio para recibir el placer superior y tener éxito en la vida. Antes no tenía nada y ahora espero recibir todo en este mundo y todos los mundos superiores, y conquistarlos todos. Esto es lo que siente la persona que viene a estudiar aquí, es como si hubiera encontrado un gran tesoro que puede llenar todos sus deseos de recibir. No es por casualidad que es llamada la sabiduría de la Cabalá (la sabiduría de “recepción” en hebreo).

Pero cuando avanzo y participo gradualmente en el trabajo colectivo, yo siento como si los siete años de escasez y bancarrota hubieran comenzado. ¿Dónde está el placer prometido? ¿Dónde está el alcance, la comprensión, las sensaciones, el control? ¡No hay nada! La persona se deteriora cada vez más. Así que vemos que “mil entran en un salón para aprender y sólo uno sale”, el único que puede soportarlo todo.

Los otros huyen puesto que afuera existen otros placeres. Pero ahora vemos que tampoco hay nada afuera, así que todos volverán eventualmente. Nosotros estamos dispuestos y complacidos para recibirlos a todos. Está claro que la persona huye dado que los siete años de hambruna han comenzado. Después de todo, ella no entiende que tiene que recibir el nuevo mundo en vasijas nuevas, y si no ha preparado las vasijas, entonces ¿qué puede sentir?

Los siete años de hambre llegan a su final en la bancarrota final, en las diez plagas de Egipto, cuando yo no veo que tenga éxito en nada. Me desespero por la impotencia que siento en todas las diez formas de mi relación con el mundo: en la educación, en la salud, en la seguridad, en la economía, en las finanzas, en los deseos por comida, sexo y familia.

No hay nada que pueda revivir mi alma, todas las fuentes de placer se han secado. Entonces llego a la conclusión de que tengo que huir de mi deseo egoísta y dejar el sistema que me obliga a pensar sólo cómo llenarme yo mismo. Después de todo, no hay manera de que algo pueda entrar en mi boca de acuerdo a este método, yo tengo que encontrar un nuevo método.

Entonces me escapo de Egipto, cruzo el Mar Rojo, que son las sensaciones internas, mi comprensión y mi conciencia. Me escapo de mi ego, me aparto de él; tengo miedo y estoy en oscuridad, pero ya entiendo que no hay nada más que yo pueda hacer en Egipto… entonces viene ayuda de lo alto y me saca de allí, pero yo estoy preparado para ello.

Entonces, de la fase del Monte Sinaí en adelante, yo comienzo a tomar otra forma. Este es el camino que tenemos que atravesar ahora con el mundo entero. Todo lo que hemos hecho antes era solo la preparación, es decir, la corrección de una pequeña parte del deseo: GE, Israel. Ahora tenemos que hacer lo mismo con el mundo entero.

Todo el mundo tendrá que pasar a través de esto y ya está atravesando por el mismo estado que Israel experimentó con el exilio en Egipto. El mundo entero desciende a Egipto. Los siete años de vacas gordas de prosperidad del sueño americano, en los que todos pensaban que toda la humanidad se desarrollaría, conquistaría el espacio, y cruzaría todas las fronteras, se han terminado. Ahora estamos plegando gradualmente todos nuestros programas y ya no queremos nada. Esto se conoce como los “siete años de hambruna”.

Las diez plagas de Egipto que golpearán al mundo están acercándose y nosotros ya vemos el comienzo de un desastre ecológico. Entonces habrá problemas con el suministro de petróleo y gas, con los virus y plagas, si no tenemos éxito en suavizar estos ataques. Los golpes llegan sin importa nada, pero nosotros podemos mitigarlos acercándolos a ellos hacia nosotros. Si nos funcionamos a sabiendas, de manera consciente, sí podemos suavizarlos.
(113967)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá del 8/02/13, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: