El mundo es un niño en nuestros brazos

thumbs_laitman_594Nosotros no engañamos a las personas; ellas realmente conseguirán lo que quieren de la Luz superior, que revelará. Después de todo, esta es la misma fuente. El Creador despierta en ellos una carencia y les parece que tienen problemas en la educación, en la seguridad y la salud de los niños. Y nosotros les prometemos que todo esto mejorará y que cumpliremos con ellos. Es decir, trabajamos juntos y llenamos todas estas necesidades, porque revelamos el poder del entorno, el poder de la sociedad y con la ayuda de este nuevo poder, corregimos todos los problemas.

Tendremos éxito en esto; no estamos mintiéndoles. El mundo realmente mejorará. Y junto con esto, ellos sentirán que están adquiriendo un método que hace posible atraer el poder de la sociedad, el poder de la conexión, de la unidad, es decir, en esencia, atraer al Creador hacia nosotros, sólo de una forma oculta. Después de todo, mientras tanto ellos no tienen los Kelim para descubrirlo a Él de forma explícita.

Y así ellos sentirán cómo conseguir el poder como resultado de la conexión. Y también entenderán que nos necesitan para estar conectados, de otra manera no tendrán éxito. Por lo tanto, ellos serán cada vez más dependientes de ustedes. Así que trabajaremos juntos. Ellos obtendrán gradualmente un nuevo concepto de lo que debe ser el llenado deseado, de cuál es la verdadera seguridad, la educación verdadera y la verdadera salud. Todos estos conceptos cambiarán, como lo hace en la persona que avanza y evoluciona, pero nosotros estamos hablándoles de cosas totalmente terrenales.

El propósito y el programa del Creador es ser revelado en las criaturas hasta el punto final de este mundo y no sólo en humanos, sino también en los niveles animados, vegetativo, e inanimado de la naturaleza. Así, todos los niveles de la creación estarán completamente llenos de Luz.

El Creador disfruta al ser descubierto por las criaturas, porque ellas disfrutan de esto; sienten más seguridad, salud, etc. Y ellas consiguen todo esto a través de nosotros, porque a través de nosotros, la Luz superior hace todos los cambios en ellos. Ellos comenzarán a cambiar de manera fundamental, a evolucionar, a ser más consciente. Pero esta conciencia incrementará la deficiencia en ellos, tanto cuantitativa como cualitativamente. Sus deficiencias (AHP) se desarrollarán cada vez más, aparecerán en ellos nuevas demandas, y al final llegarán a una necesidad de contacto con el Creador.

Las personas nos necesitarán cada vez más, dependerán, y exigir más de nosotros. Ellas ya están empezando a comprender que somos sus guías y requerirán de nosotros un trabajo más cualitativo. Ellas sienten que son totalmente dependientes de nosotros, como un niño depende de su madre, y se adherirán a nosotros. Esta conexión crecerá y se manifestar aún más; porque cada uno de nosotros aferrará a millones de personas, como los niños que se aferran a su madre y no dejan que ella se vaya. Esto se debe a que ellas sienten que no sólo sus vidas dependen de nosotros, sino mucho más allá de esto.

Ellas no sabrán exactamente de dónde proviene y qué es este poder; porque mientras tanto no obtendrán una clara sensación de la Luz. Pero sentirán que dependen de nosotros al cien por cien: cuestión de vida o muerte. Es como un niño que empieza a gritar cuando su madre lo deja por un momento, como si para él fuera el fin del mundo.

Darles satisfacción a las personas o al Creador es la misma cosa. Veremos cómo se revela en ellas el Creador y sentiremos que a través de la satisfacción que nosotros les damos a ellas, le damos contento al Creador. El deseo del Creador es hacer el bien a Sus criaturas y ser descubierto por Sus criaturas. El método de la Cabalá es el método para revelarle el Creador a Sus criaturas en este mundo. Nosotros sólo somos el conducto, el Creador se revelará dentro de las personas. Sólo presionamos el botón y encendemos el motor. Ante nosotros tenemos un sistema, y ​ depende de nosotros el activarlo, hacer posible que la Luz entre en él. El encendido está en nuestras manos.

Este sistema se llama Maljut de Ein Sof, dentro del cual se encuentra la Luz y el Kli, los cuales están dispuestos en dos niveles: la sustancia y el llenado, y la relación entre ellos. Todo se encuentra dentro de ese sistema y no existe nada por fuera de él. Y nosotros no pertenecemos a este mundo, somos algo extraño y poco común en este mundo. El Creador nos dio la oportunidad de preocuparnos por este mundo, como seres de otros mundos. Después de todo, nuestro punto en el corazón es una “parte Divina de lo alto” (Job 31:2).

(115640)

Material Relacionado: 

Todos aquellos que sienten las penas del público merecen consuelo
Todo comienza a partir del grupo
Hormigas bajo la carga del otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta