El Zóhar: El programa de manejo de la “computadora” de la creación

Dr. Michael laitmanEl Libro del Zóhar, “La noche de la novia”, ítem 145: La palabra HaVaYaH está escrito en seis ocasiones, y hay seis versos desde “Los cielos declaran” y hasta “La Torá del Creador es perfecta” (Tehilím [Salmos], 19:2-8). Y este es el secreto de la palabra BERESHIT, la cual consta de seis letras: “EL CREADOR CREÓ ET (LOS) CIELOS Y LA TIERRA”, seis palabras en total.

El Zóhar explica el programa: “Hay un programa ante ustedes. Léanlo, hablen acerca de él, y discútanlos. Aquellos que puedan, recuérdenlo, y aquellos que no, olvídenlo, no importa. Trabajen con él. En cualquier caso, no lo entenderán. Sin embargo, al involucrarse en este programa mediante la lectura de él y al desear conocer qué es y de qué se habla, lo juntan gradualmente dentro de ustedes en sus vasijas, en sus discernimientos”.

Es por eso que nosotros leemos acerca del programa operativo. Éste se inviste en nosotros según la medida en que queramos que se invista en nosotros. El texto en sí nos ayuda a estar conectados de alguna manera con ese programa.

Hay diferentes almas. Para la primera generación fue suficiente con un programa que estaba escrito en forma de Torá, las generaciones siguientes necesitaron adiciones, los profetas, la Mishná, Guemará, y luego más y más nuevos libros. En general, sin embargo, todos ellos explican el programa inicial, los cinco libros de la Torá, que nos ayudan a desear juntar este programa dentro de nosotros para que empezar realmente a funcionar de acuerdo a él.

Pregunta: Si seguimos la analogía de la computadora y el programa, entonces el hardware es nuestro deseo de recibir. ¿Qué hace el programa con el deseo de recibir, cómo opera éste de manera diferente?

Respuesta: En nuestro caso, el hardware, el deseo de recibir, no cambia. Sigue siendo el mismo. A juzgar por el hardware, el computador está perfecto. Toda la diferencia entre los programas está en las conexiones, en sus números, en su capacidad de conectar.

El software sólo conecta todas las partes del computador, dándole a cada celda de memoria un número, de acuerdo a su importancia, y conectando todas las celdas. En consecuencia, cada celda de memoria contiene cierta información y todas ellas están conectadas de acuerdo a un cierto orden. Este orden también puede cambiar, pero todas son parte del mismo software.

Esto es realmente todo lo que tenemos. Todas las celdas ahora contienen uno y cero, y todo depende de la relación entre estas celdas. Esta es la vida, este es el todo el software, todo el programa operativo, y todo lo que hay. No tomamos en cuenta las celdas de memoria reales, ni el cero ni el uno en cada celda. Lo importante y lo que determina las cosas es el orden de conexión entre ellas y la dinámica de las conexiones mutuas que cambian constantemente, dado que esto es lo que determina el flujo de información que sentimos en nosotros como el flujo de vida. Lo mismo sucede ahora en nuestro cuerpo.

(113298)
De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/29/13, El Libro del Zóhar, Introducción

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: