“Hasta que surja en nosotros un espíritu”

Dr.MichaellaitmanBaal HaSulam escribe que incluso si la persona tiene un anhelo por el Creador, por  entender el significado, la fuente de la vida, y la conexión con esta, ella misma no puede estar consciente del Creador hasta que un espíritu no descienda desde arriba sobre ella, hasta que la Luz no haya descendido sobre ella.

Mientras tanto nosotros sentimos esto como una fuente de inspiración, comprensión, llenado, y elevación. Si la persona siente una revelación desde arriba, sólo entonces puede comenzar a escuchar aquello de lo que están hablando los sabios en sus libros. Y junto con esto, cuando ve de qué están hablando realmente, ella comienza a creer en ellos.

Fe significa que la persona está conectada con sus palabras a través de sus sensaciones internas. Es decir, ella ya vive en esto y comienza a sentir, a entender, a tocar, y a estar consciente de que siempre en todos sus estados, en absolutamente todo, es manejada desde arriba. Y no hay nada en su vida que no fuera enviado desde arriba y a lo que ella reaccionara desde abajo, todas sus reacciones también descendieron de arriba. Así fue conducida a través de una variedad de estados que causaron diversas sensaciones.

Es como si ella hubiera hecho algo, ido a algún  lugar, corrido por ahí, como si por sí misma hubiera tenido éxito en algo, en algo no, etc. Sus esfuerzos internos, sensaciones morales, acciones físicas, sufrimientos, y éxitos, simplemente se la hizo pasar por esos estados para crear dentro de ella la posibilidad de sentir estados cada vez más sutiles que la llevan a sentir quién los maneja, con qué objetivo se los enviaron, etc.

La persona comienza a sentir que no tiene libertad absolutamente en nada, que todas sus acciones las realiza de acuerdo a los movimientos del Creador (la Luz) y que depende completamente de ellos. Si estos le dan una gran porción de consciencia así, entonces ella se disuelve en estos, y si le dan una porción pequeña, entonces se queda con la consciencia de que esto es lo que está sucediendo.

Pero ella se encuentra en algún lugar en el medio, entonces es arrojado a un estado dividido y no entiende cómo debe actuar. En cada momento ella condena al Creador o está de acuerdo con Él y así es todo el tiempo. Estos le dan una sensación de completa falta de habilidad para permanecer en un estado como este.

Es como si fuera cortada en dos y no supiera qué hacer con su vida. De pronto es arrojada hacia la crítica y la condena en el análisis de lo que está sucediendo con ella, con sus familiares, con sus amigos. Por ejemplo, ella alterna esto con uno de sus familiares que la vuelve loca, y condena el manejo superior, reprochándose por su pasado, como si se rehusara a aceptar que en el pasado el Creador la manejaba.

Al contrario, ella lo acepta y entiende que todo esto se hace con la ayuda del Creador y sólo con el fin de agudizar sus sentidos, de manera que con esas sensaciones pueda entender y sentir la guía superior.

Esos estados pasan a través de ella por algún tiempo, regresando y enfriándose gradualmente, yendo hacia la “línea derecha” o hacia la “línea izquierda”. Cuando ella se inclina hacia la izquierda, comienza a sentir como si el pasado dependiera de ella, y se reprende a sí misma a causa de todos sus problemas, o porque no puede justificar esto, dado que esto lo hace el Creador.

Y lo opuesto, cuando se encuentra en la “línea derecha” con consciencia plena de que todo esto se realiza desde arriba, ¿entonces qué le queda? ¿Dónde está ella en todo el proceso? ¿Existe el libre albedrío? En un estado como este, esto seguramente no existe: ni en la acción, ni en la intención, ni en los resultados, ni en nada.

Así sucede, hasta que ella queda completamente limpia. Es decir, todas sus observaciones y todas sus dudas pasan a través de cierto tipo de trabajo interno hasta que llega a la conclusión de que aquí existe un sistema muy sutil de cooperación entre ella y el Creador, el Creador la anhela a ella y viceversa.

Ahora es necesario reforzar este anhelo mutuo hasta que llegue al máximo. En el momento en que esto suceda, la persona comenzará a descubrir la verdadera cooperación con el Creador.
(114249)
De la Convención en St. Petersburgo “día tres” 7/14/13, Lección 5

Material Relacionado:
El calido abrazo de la luz
La manera de revelar al Creador es el deseo correcto
El sistema con un grado de libertad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta