Jueces y príncipes

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Éxodo” 22:27: “No maldecirán a un juez, ni maldecirán a un príncipe de entre su pueblo”.

La persona que está en un estado interno de libre albedrío tiene una línea derecha y una línea izquierda, una opuesta a la otra, y ella tiene que conectar las dos sin anular de ninguna manera la línea izquierda, puesto que la línea de la izquierda es el juicio (Din), mientras que la línea derecha es misericordia (Jesed).

La persona tiene que entender que el juez y todo aquel que se ocupa de las restricciones, lo hacen por su propio bien y para su progreso. Por lo tanto ella debe aceptar cada juicio, entendiendo que así es cómo debe comportarse y avanzar.

Al mismo tiempo, ella no debería tener pensamientos críticos ni pensar que el juicio es injusto. El juez siempre tiene la razón. Esto se debe probablemente a que en el pasado los jueces no eran tan corruptos como lo son hoy.

Un príncipe es el gobernador del Creador: Es la fuerza que se revela y los mueve a ustedes hacia adelante y es la mayor fuerza en su estado actual, para que bajo ninguna circunstancia piensen que no se trata del representante del Creador quien los maneja desde dentro de ustedes. Siempre es el Creador quien se oculta de esta manera (en este caso en la imagen de Moisés). Entonces, cada vez deben imaginar que ustedes están solos con él.

Pregunta: Entonces, ¿por qué las personas maldicen a Moisés todo el tiempo?

Respuesta: La Torá nos habla acerca de la forma en la que la persona corrige su ego y cómo en el proceso de corrección hay constantes descensos, ascensos, desacuerdos y maldiciones. Así, la historia de la Torá parece muy aburrida.

A pesar de que se describen diferentes eventos, todos ellos son muy similares y concuerdan con el mismo patrón, los héroes de cada historia en realidad pasan por las mismas situaciones. Ellos tratan de hacer algo, pero no lo logran, y hay argumentos, problemas y ciertas explosiones, entonces viene el castigo, y luego todo desaparece y nosotros proseguimos al siguiente evento, entonces todo se repite. Toda la Torá habla acerca de estos estados específicos.(114941)
Del Kab.TV “Secretos del Libro Eterno” del 5/27/13

Material relacionado:
Se tu propio fiscal y juez
Los servidores del pueblo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta