La destrucción del Templo: No desprecien a los caídos

Dr.MichaellaitmanBaal HaSulam, “Exilio y Redención”: …ha llegado a nosotros un desarrollo mucho más rápido que en las otras naciones. Y dado que los miembros de la nación se desarrollaron así, siempre hubo la necesidad de ir hacia adelante y de ser meticulosos en extremo con todas las Mitzvot de la Torá. Y debido a que no lo haría, sino que desearían incluir su estrecho egoísmo, es decir  Lo Lishmá, esto desarrolló la ruina del Primer Templo, dado que deseaban exaltar la riqueza y el poder por encima de la justicia, como otras naciones.

Pero a causa de que la Torá lo prohíbe, ellos negaron la Torá y la profecía y adoptaron los usos de los vecinos para poder disfrutar de la vida tanto como su egoísmo se los exigía. Y debido a que ellos hicieron eso, los poderes de la nación se desintegraron: algunos siguieron a los reyes y a los oficiales egoístas, y algunos siguieron a los profetas. Y esa separación continuó hasta la ruina.

Durante el periodo de los Templos, el pueblo de Israel experimentó un florecimiento espiritual, alcanzando toda la realidad del universo. Sin embargo, la separación no tomó mucho tiempo. Si una parte de la nación quería observar el camino directo de alcance de la fuerza superior, la otra parte quería usar al menos un poco de alcance para las necesidades de la vida material.

La vida era muy difícil en esos días y las personas eran forzadas a trabajar para ganar lo necesario para sobrevivir. Aparte de eso, las guerras algunas veces costaban vidas, algunas veces varios cientos de vidas al día.

Como consecuencia, éste fue un momento delicado para que las personas decidieran cada vez si era posible usar las fuerzas espirituales que estaban disponibles. No fue fácil y es por eso que nosotros no debemos acusar falsamente a todos aquellos que se desviaron. Las personas, en ese entonces, no estaban en nuestra etapa, y afrontaron muchas situaciones internas con los problemas más duros, que estaban acordes a su conocimiento y por lo tanto los alineaban y balanceaban para hacer una libre elección.

No fueron incapaces de resistir, y en principio, no fue tanto su culpa sino del programa general de la creación en el cual está la inherente destrucción del Templo, y los cuatro exilios, la redención final completa, el comienzo de lo que ahora estamos experimentando. El programa está predeterminado. El final de la acción lo proporciona el plan original y los cabalistas lo conocen desde los tiempos antiguos.

Sin embargo, por otra parte, nosotros no sucumbimos al fatalismo.

En general, nosotros debemos tratar las descripciones de los eventos que ocurrieron en ese tiempo con mucho cuidado. No debemos dividir superficialmente a las personas en correctas y equivocadas, buenas y malas. Repito, estamos hablando de personas que tenían alcance espiritual y recibían la carga del corazón de la fuerza correspondiente.

Al comienzo del proceso, todo sucede en el nivel del Primer Templo, cuando la Luz de Jojma fue revelada en la comunidad de las personas. Parecería que si el Creador se reveló, ¿qué sigue? ¿De dónde vendrá lo profano en este estado? Pero, un potencial corresponde al otro, y siempre nos balanceamos sobre el punto del libre albedrío.

Baal HaSulam escribe acerca de “los reyes y los oficiales egoístas”. En esos días, un oficial no era sólo un miembro de la nobleza o un comandante de alto rango, sino un líder que manejaba a las personas con su espíritu, es decir, su alcance espiritual, no hablemos del rey.

En pocas palabras, hoy no entendemos esas contradicciones, y lo más importante para nosotros es no despreciar a los “caídos” que nos parecen unos villanos.

De cualquier manera, el programa general lleva a la liberación completa del mundo entero, pero primero se aplica a la pequeña parte que Abraham sacó de Babilonia. Por lo tanto, incluso si el pueblo de Israel hubiera hecho esfuerzos enormes, heroicos, increíbles, el Templo habría sido destruido. Las señales de esto comenzaron a aparecer setenta años antes del colapso. Era imposible detener el proceso porque el programa de desarrollo debe implementarse.

Al mismo tiempo, debemos hacer todos los esfuerzos en la lucha por el otorgamiento, contrarrestando la división y la falta de unidad. Lo uno no niega lo otro. Todo debe estar dirigido hacia el otorgamiento. Ni una pequeña cosa debe usarse en beneficio propio.

En los días del Templo, no se trataba del lujo que tenemos en el nivel de bienestar actual, sino de permitirles a las personas aminorar ligeramente las duras condiciones de vida, es decir, llevar alguna gota de auto amor hacia la aspiración altruista, para añadir un “postre” puramente simbólico y aparentemente merecido a la “dieta” mínima.

Sin embargo, esta gota lo echa a perder todo y altera el curso general. Como resultado, ya no lleva directamente hacia el Creador, sino que desvía hacia un lado, incluso sólo un poco, pero el resultado es el fracaso.

En el Segundo Templo, fue incluso más evidente, dado que el comienzo de la separación fue anunciado públicamente por discípulos no virtuosos, encabezados por Tzadok y Bytos.

El cálculo debe actualizarse constantemente y volverse más preciso. De otra manera, perdemos nuestro camino, buscando un punto de apoyo en el entorno externo y presentándolo para vencer a nuestros oponentes que quieren conservar el camino antiguo, original. Así, Israel fue capturado por el Imperio Romano porque algunas de las personas estuvieron de acuerdo en descender al egoísmo y tomar una fracción para sí mismas. Sin embargo, no hay ninguna porción para uno mismo en el altruismo, e incluso lo básico lo obtenemos sólo para vivir en otorgamiento puro.

Hoy, la nación está lejos de esos cálculos ¿Quién habla sinceramente hoy de amor y otorgamiento, unidad y apoyo, hermandad y garantía mutua? Por el contrario, un hombre está orgulloso de su superioridad sobre otros y alardea de su habilidad para hacer trampas a los demás. Lo principal es ser fuerte. El poder del puño, el poder del oficial es lo que reina sobre las personas hoy en día.
(113673)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 8/2/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Israel y las naciones del mundo
Los israelíes piensan que están esperando la recontracción del templo
Sobre la herencia de la tierra de Israel: el deseo de lo espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta