La preparación terminó, el ataque en la reunión ha comenzado

thumbs_laitman_935 (1)Rabash, “Hazte un Rav y cómprate un amigo-2”: Existe una famosa máxima de nuestros sabios, “Así como sus rostros difieren, sus puntos de vista difieren”. Así, aquellos que han acordado entre ellos unirse en un grupo, entendieron que no existe gran distancia entre ellos en el sentido de que ellos entienden la necesidad de trabajar en el amor de otros. Por lo tanto, cada uno de ellos será capaz de hacer concesiones a favor de los demás, y pueden unirse alrededor de eso.

Esto se debe a que todos tenemos una meta que está por encima de todos los desacuerdos y que puede unirnos. Entones sólo tenemos que dejarla operar en nosotros para unirnos lo más posible. Con el fin de hacer eso, nosotros tenemos que usar constantemente todas las acciones que pueden llevarnos a nuestra conexión de acuerdo al consejo de los cabalistas. Mediante eso elevamos la importancia de la meta de manera que influya en nosotros; atraemos la Luz que Reforma desde el mundo de Ein Sof (Infinito), la cual nos conecta. Somos diferentes, por supuesto, y no debemos cambiar en absoluto. Todo lo que tenemos que hacer es conectar las chispas que están ocultas en cada uno, de manera que se vuelvan una flama que arda por encima de todo los espacios de separación. Mientras más crecen esos espacios de separación, más combustible habrá para la flama.

Existe un cierto momento en el avance de cada persona en el cual ella es despertada desde arriba. Antes de eso es preparada, al darle diferentes preocupaciones y problemas, y su corazón es suavizado por los sufrimientos. Así se vuelve más refinada en su pensamiento y su deseo. Es llevada del fondo hasta medio nivel hacia arriba mediante los sufrimientos.

Esos sufrimientos la ayudan a ascender por encima de la mitad inferior del nivel, por encima del AHP. Así se le muestra que debe ascender incluso más alto y superar la mitad superior del nivel, GE. Esto significa que supera medio nivel mediante los sufrimientos y la otra mitad mediante sus esfuerzos.

Así la persona asciende al siguiente nivel, el cual es en realidad la fase en la que estamos ahora. Hemos pasado por una gran cantidad de búsqueda, trabajo, esfuerzos, y pláticas, y esto se ha acumulado en nosotros hasta una cierta medida, lo cual significa hasta la mitad del siguiente nivel. Ahora comenzamos a trabajar en la otra mitad al reunirnos en grupos de diez, lo cual es la fase de nuestro trabajo práctico.

No tenemos un impulso o un deseo de hacer eso, por supuesto, y nos sentimos confundidos por el momento, pero esta es ya la segunda mitad del nivel que tenemos que superar mediante nuestros propios poderes, mediante nuestro trabajo. En la primera mitad sólo nos preparamos para el verdadero trabajo, lo intentamos e hicimos esfuerzos durante el estudio, la diseminación, y los deberes.

Ahora, sin embargo, hemos alcanzado un nuevo estado en el cual el mundo también juega una gran parte. Estamos obligados a comenzar el trabajo práctico en el grupo, y entonces comenzamos a hablar acerca de ello y a asimilarlo entre nosotros. El trabajo principal en el grupo es conectar nuestras chispas, que son nuestro anhelo por una meta, sin importar nada excepto ello.

Debemos ser cuidadosos con todas las otras diferencias y contrastes y no dejar que interrumpan nuestra conexión. Lo principal es que el amor debe cubrir todos los problemas llamados “pecados”. Y que ese amor que nos une debe estar totalmente dirigido a darle contento al Creador, que es la meta definitiva que acordamos todos por adelantado.

(108026 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 5/22/13) 

Material Relacionado: 

El fundamento de la escalera espiritual
Sin preparación no hay convención
La realidad corporal es la mayor benevolencia del creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta