Los cabalistas acerca de la nación de Israel y las naciones del mundo, parte 2

Directo al Creador

Baal HaSulam “Arvut” (Garantía mutua): Rabí Elazar, hijo de Rashbi (Rabí Shimon Bar Yojai), aclara aún más este concepto de Arvut. Para él no es suficiente con que todo Israel sean responsables unos de otros, sino que todo el mundo esté incluido en esa Arvut (Garantía mutua). De hecho, no hay discusión aquí, porque todos admiten que, para empezar, es suficiente comenzar con una nación que observara la Torá para comenzar la corrección del mundo. Era imposible comenzar con todas las naciones a la vez, puesto que se nos dijo que el Creador fue con la Torá a todas las naciones y lenguas, y ellas no quisieron recibirla. En otras palabras, ellas estaban inmersas hasta el cuello en la suciedad del amor propio, algunas en adulterio, algunas en robo y asesinato, y así sucesivamente, hasta que fue imposible en aquellos días, concebir siquiera el preguntarles si aceptaban el retirarse del amor propio.

Por lo tanto, el Creador no encontró una nación o lengua calificado para recibir la Torá, a excepción de los hijos de Abraham, Isaac y Jacob, cuyo mérito ancestral se reflejaba en ellos, como dijeron nuestros sabios: “Los Patriarcas observaron toda la Torá, incluso antes de que les fuera dada. “Esto significa que debido a la exaltación de sus almas, ellos tenían la capacidad de alcanzar todos los caminos del Creador con respecto a la espiritualidad de la Torá, lo cual se deriva de su Dvekut, sin tener primero la necesidad de la escalera de la parte práctica de la Torá, la cual no tuvieron posibilidad alguna de observar, como está escrito en “Matan Torá”, ítem 16.
(105035)

Material Relacionado:
Los Cabalistas acerca de la Cabala hoy parte 6
De la entrega de la Torá al Dador de la Torá
Combustible egoista para un proposito altruista

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta