No se inclinarán ante la opinión de su ego

Dr.michael LaitmanLa Torá, “Éxodo”, 23:1: “No acepten un falso testimonio; no coloquen su mano con la del malvado para ser un testigo falso”

Esta ley de la Torá que trata de la lucha de la persona con su mal interno, se hizo eco en el espíritu del libro de los Salmos.

“No acepten un falso testimonio; no coloquen su mano con la del malvado” significa que no deben apoyar el ego que vive dentro de ustedes y que es su naturaleza. Por consiguiente yo distingo entre mi verdadero yo y mi mal, mi yo egoísta.

Mi yo real está basado en la oposición entre ellos, en la sensación del Creador, que empieza a identificar con el Creador, mientras que mi yo egoísta crece constantemente. La diferencia entre ellos crece en consecuencia: yo puedo determinar mis atributos negativos hacia el objeto espiritual (el Creador) de forma más clara, y así mi petición se hace más fuerte y más refinada.

“Ser un testigo falso” significa no inclinarme ante la opinión de mi ego, ya que cuando este crece, le presenta argumentos tan lógicos a la persona que es simplemente imposible refutarlos por nuestra mente simple.

En tal caso la conexión entre las personas se vuelve muy significativa, la conexión entre la persona y el entorno correcto, ya que de lo contrario este se desvía del trabajo espiritual.
(115104 )
Del Kab.TV “Secretos del Libro Eterno” del 6/24/13

 Material Relacionado:
La esencia de la Torá
Las difíciles reglas espirituales
Un contraste que revela la verdadera imagen del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: