¿Por qué nuestro tiempo es tan especial?

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué la difusión en nuestro tiempo se nos cuenta como verdadero trabajo espiritual?

Respuesta: El mundo ha cambiado y se ha preparado para ello. Nosotros estábamos preparándonos para este momento y podríamos seguir estudiando simplemente y sin salir al público, permaneciendo en un estado de expectación como un motor en neutro. Es decir, el motor está en marcha, pero a una velocidad muy baja y está detenido. Hay apenas una chispa de vida en él.

En este estado, nosotros podríamos existir hasta el final de nuestras vidas como lo hicieron los cabalistas del pasado, pero ellos vivieron en otra época, en la que podían revelar todas estas propiedades, sin relación con el inferior. Sin embargo, nos encontramos en una situación en la que no podemos realizar nuestra vasija espiritual sin conexión con las personas, dado que ésta necesita comunicarse con los deseos del público en general.

Por lo tanto, sin difusión, no lograremos nada, además de lo que ya tenemos. Podríamos pasar otros cinco a diez años, con pocos avances. Nosotros estamos desarrollándonos, añadiendo nuevos grupos, pero esto nos agrega muy pocos deseos con los que podamos trabajar y con los que seamos capaces de alcanzar al Creador. Para ello, necesitamos el deseo del inferior en relación a nosotros, que no viene del punto en el corazón: El deseo proveniente de la conexión integral.

Si la conexión no hubiera revelado que ahora se ve entre todas las partes de la humanidad, rota y terrible, proteccionista, lleno de odio y rechazo por los demás con el deseo de utilizarse unos a otros, no habríamos podido obtener el deseo de las personas. La humanidad ha sufrido a lo largo de toda milenios no menos que en la actualidad, e incluso mucho más. Sin embargo, hoy en día, su deseo adquirió una nueva calidad que proviene de la red de conexión corrupta entre las personas.

Es por ello que podemos tomar su deseo y elevarlo al Creador. ¡Ellos ya tienen lo que debe ser corregido! No hay necesidad de corregir el deseo de ninguna persona. Es necesario para corregir sólo la conexión entre ellas, la red global. Ésta no fue revelada en el pasado, y por eso los cabalistas no podían estar más cerca de las personas. En nuestros días, la crisis se manifiesta como una consecuencia de la red de conexiones rota que se ha revelado a causa de la crisis. Por lo tanto, nosotros podemos tomar las conexiones dañadas entre las personas y corregirlas.

Trabajamos solamente con estas conexiones, y no con los deseos provocados por la falta de dinero, salud, problemas familiares, niños y trabajo. Sin importar qué deseos individuales existan en todos, lo más importante es que, en nuestros días, estos se revelan de forma tal que no se pueden resolver por métodos convencionales. Esto era posible en el pasado, pero no hoy.

Vemos que la ciencia, la psicología, la medicina, las relaciones humanas, la paternidad y la actitud hacia el trabajo, todo se desmorona debido a que se descubrió que existe una red de corrupción de las conexiones entre nosotros. Ésta se revela como la causa de todos los males. Los cabalistas son conscientes de esto, pero, según los estudios, la ciencia ordinaria también está empezando a llegar a tales conclusiones.

Es por eso que nosotros podemos aprovechar esta red de corrupción y pedir su corrección. Eso es lo que debe ser corregido debido a que durante la ruptura, ninguna vasija se rompió. Se rompieron sus conexiones con los demás. Por lo tanto, todas las correcciones se hacen en las relaciones de ustedes con los demás. Como está escrito: “No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, y “amarás a tu Hacedor”. Todas las correcciones se aplican sólo a las conexiones.
(114737)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 8/15/13

Material Relacionado:
Regresando al amor
No en aras del éxito en este mundo
El trabajo práctico deja espacio para la revelación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta